Menú Principal | Guía Eclesiástica | Página inicial de SC

Santos del mes
Por Francisco D. Zazzu

San Antonio María Claret
“El incansable misionero”

"Con una fuerte vocación misionera dedicó su vida a la prédica y la caridad".

Solemnidad: 24 de octubre

Biografía

Un 23 de Diciembre de 1807 nacía en Sallent, cerca de Barcelona, Antonio María Claret. Su padre tenía una pequeña fábrica de tejidos y desde joven empezó a trabajar allí, demostrando una capacidad precoz en este ramo. Ya desde sus primeros años, Antonio dio muestras de una inteligencia despejada y de buen corazón. A los cinco años, Toñín (como era llamado cariñosamente por sus padres) pensaba en la eternidad: Por la noche, sentado en la cama, quedaba impresionado por aquel "siempre, siempre, siempre".

A los 18 años, Antonio fue enviado por sus padres a Barcelona para que se perfeccionase en la fabricación, allí ganó tres premios en dibujo y los empresarios se lo disputaban para trabajar con el pero a Toñin esta forma de vida no le complacía, el ya tenía una ilusión: llegar a ser sacerdote y apóstol.

Las palabras del Evangelio: "¿De qué le vale al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma?" (Mt 16,26), le impresionaron profundamente, y así abandonó los telares y se encaminó a consultar a los oratorianos de San Felipe Neri. Por fin tomó la decisión de hacerse sacerdote y se lo comunicó a su padre. Su decisión de ser cura llegó a oídos del Obispo de Vic, D. Pablo de Jesús Corcuera, que quiso conocerle. Antonio salía de Barcelona a principios de septiembre de 1829 camino de Sallent y Vic. Tenía 21 años y estaba decidido a ser un servidor de Dios.

En 1835 es ordenado sacerdote y se dirige a Roma con la idea de ingresar en la Congregación de la Propagación de la Fe , pero cuando llega a la capital italiana, se encuentra con que el prefecto de la orden no lo puede recibir hasta el dentro de un mes, entonces comenzó a acercarse a los padres jesuitas y se transformó en uno de ellos, pero enfermo de una pierna y viendo que no podía sanarse, regreso a España donde vuelve a predicar y a curar enfermos con medicinas naturales que el mismo preparaba.

Poco a poco, Antonio se fue dando cuenta de que para predicar y evangelizar, necesitaba otros medios y decidió fundar en 1849, la Editorial Librería Religiosa (hoy Editorial Claret) y al poco tiempo funda los Misioneros del Corazón de María (hoy llamados Hermanos Claretianos).

Ese mismo año, Antonio fue nombrado Arzobispo de Santiago de Cuba y aceptó el cargo, después de todos los intentos de renuncia, el 4 de octubre de 1849; y el día 6 de octubre de 1850, era consagrado obispo en la catedral de Vic. Tenía 42 años. El lema que eligió para su escudo arzobispal fue todo un proyecto de vida: "Charitas Christi urget nos" (el amor de Cristo nos apremia). Antes de embarcarse para Cuba y después de ir a Madrid a recibir el palio y la gran cruz de Isabel la Católica, efectuó tres visitas: a la Virgen del Pilar, en Zaragoza, a la Virgen de Montserrat y a la Virgen de Fusimaña, en Sallent, su patria chica. Y aún le dio tiempo, antes de partir, para concebir una nueva fundación, las Religiosas en sus Casas o las Hijas del Inmaculado Corazón de María, actual Filiación Cordimariana. En el puerto de Barcelona un inmenso gentío despidió al Arzobispo Claret con una entusiasta manifestación.

Años después, Antonio es llamado desde España para que vuelva rápidamente a ser guía moral y espiritual de la Reina Isabel II y de su corte. Funda la Academia de San Miguel en la cual se juntan escritores, artistas y personas comprometidas con los valores evangélicos y comienza a trabajar en un proyecto de bibliotecas populares parroquiales.

Con el paso del tiempo, Antonio comienza a tener perseguidores que lo acusan de timador y falso, y es presa de varios intentos de asesinato de los que milagrosamente se salva gracias a su devoción por la Virgen María, que siempre lo protegía.

Ya con un delicado estado de salud, los últimos años de su vida los paso en el Monasterio Cisterciense de Fontfreda, en el sur de Francia. Allí, fallece el 24 de Octubre de 1870. Su cuerpo fue trasladado a Vic, donde descansa en el Templo de la comunidad claretiana.

Finalmente, en 1950 es declarado Santo por el Papa Pió XII.

 

Datos:

1807: Nace en Sallent, España, el 23 de diciembre.

1829: Es admitido en el Seminario de Vic.

1835: Es ordenado sacerdote el 13 de Junio.

1839: Viaja a Roma.

1847: Surgen los Seglares Claretianos.

1848: Misionero Apostólico en las Islas Canarias.

1849: Funda los “Misioneros Claretianos”.

1850: Arzobispo misionero de Cuba.

1856: Sufre un atentado en Cuba.

1869: Participa en las sesiones del Concilio Vaticano I

1870: Muere el 24 de Octubre.

1950: Es canonizado por el Papa Pío XII, el 7 de Mayo.

 

Bibliografía recomendada:

- San Antonio María Claret. Escritos Aut obiográficos. Editorial Agapea.1981. Madrid.

- Vida Admirable del Siervo de Dios P. Antonio María Claret. Mariano Aguilar. Editorial Madrid. 1894. Madrid.

 

Reflexiones:

Podría resumirse la vida de San Antonio Claret en una frase, fue un alma grande, llena de amor y de alegría que siempre tuvo a la Virgen María de su lado y nunca se rindió ante las adversidades.

Antonio demostró un gran sentido y una gran devoción por Dios y esa devoción lo llevó a evangelizar pueblos, regiones y países de todo el mundo.

Gracias San Antonio por tu sabiduría eterna y tus enseñanzas que aún hoy, son escuchadas.


Pbro. Martín Ernesto Bernal Alonso
Delegado del Obispo para la Pastoral de Comunicación Social

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN
Sr. Fabián Parodi.
De lunes a viernes de 9 a 12 horas.
Teléfono: 4629-3143  E-mail: encuentrodiocesano2005@gmail.com
Buen Viaje 936 - Morón     
Sitios WEB: www.diocesisdemoron.org.ar
Periódico Seguimos Caminando: www.seguimoscaminando.org.ar