Menú Principal | Guía Eclesiástica | Página inicial de SC



12 de diciembre, Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de Latinoamérica
9 de diciembre, San Juan Diego


Hacia el encuentro

Vestida de Sol
(P. Guillermo Ortiz SJ, Radio Vaticana)

-Mi pobre tío esta viejo y enfermo. Me ha dicho: ‘Juan Diego, por favor, camina al pueblo y busca alguna medicina que me alivie estos males. Los indios somos pobres y despreciados, pero siempre alguno se compadece y ayuda’. Por este lado del cerro Tepeyac, el camino es más corto… Pero, ¿Qué sucede?, ¿Cómo puede abajarse y acercarse tanto el sol? ¡Me encandila! … ¡Pero no! No es el sol, es una hermosa Señora vestida de sol, con un manto de estrellas y la luna bajo sus pies! ¿Quién eres Señora tan bella y hermosa por estas soledades de los indios desamparados?

- ‘¡Porque te preocupas Juanito; Juan Dieguito, hijito mío, no estoy acaso yo aquí que soy tu madre!, ¡Soy tu Madre!’

- Hermosa Señora superior a la luna, a las estrellas y al mismo sol que nuestros ancestros adoraban, eres tan grande y sin embargo no eres diosa, porque veo que con tus manos juntas rezas al crucificado en tu pecho. Ese Jesús muerto y resucitado que predican los misioneros llegados de lejos en los grandes barcos.

- Le pido a Jesús, Hijo de Dios, por todos mis hijos y por ti Juanito, Juan Dieguito.

-¿Quién soy yo mi Señora, un indio pobre, para gozar de la presencia y la ternura luminosa y cálida de tan bella y bondadosa Madre?

- Juan Diego, hijo mío. Soy tu madre y te envío para que digas al obispo que el deseo de la Virgen Madre de Dios, es que se me construya un templo en este monte.

… … …

 

-Soy yo el obispo, Fray de Zumárraga, al cuidado de la fe de la comunidad de esta tierra inmensa y poblada. Soy yo el que decide dónde construir los templos para dar culto a Jesucristo y a su Madre. ¿Debo creer que un indio me trae un mensaje de la Madre de Dios?, ¿Cuál es el signo de que tu palabra es verdadera y que tu encuentro con Ella no es fruto de una loca fantasía, de una desmesurada imaginación?

- Señor obispo, con todo respeto, después de su duda y desconfianza de la primera vez, esta bella y bondadosísima Señora y Madre nuestra María, llena de ternura, me encargó que le trajera rosas de castilla. Le dije que en este tiempo del año son imposibles las rosas, pero ella me indico dónde encontrarlas en el mismo monte donde quiere su templo. Están aquí señor obispo, las envolví en mi poncho.

 

Pueblo: -¡Es verdad, son rosas verdaderas, imposibles en este tiempo!

- ¡Es un milagro! Es realmente la Virgen Madre de Jesús!

- ¡Sí, es un milagro!

- ¡!!Miren, en el poncho del indio, en la rustica tilma en la que recogió las rosas esta Ella pintada, María Santísima!!! Pero, ¡!!es más que una pintura, es ella misma, mirándonos !!!

- ¡Sí, y está vestida de sol, tiene un manto de estrellas y la luna bajo sus pies!

- ¡Es ella sí! ¡Miren, lo tiene a Juan Diego en la pupila de sus ojos y reza con las manos juntas por todos nosotros!

- Dicen que el tío de Juan Diego, tan enfermo se ha curado y se escuchan muchos milagros en estos días.

-El obispo se ha quedado mudo. Y ahora, se pone de rodillas frente al indio que sostiene la imagen de la Virgen. Escuchemos al obispo, parece que quiere decirnos algo.

- Si, amados hijos, es un milagro de la madre de Dios. Es verdaderamente una visita de nuestra Señora a sus hijos más pobres y desamparados. Construiremos ese templo a la Madre de Dios y Madre nuestra. Ahora, arrodillados ante nuestra Señora recemos juntos y unidos. Agradezcamos a Jesús y su madre la ternura misericordiosa de su amor por nosotros: “Dios te salve María…”


 
Por estas visitas de la Madre de Dios al indio Juan Diego, en el año 1531 «inicio de los continuos milagros y de la presencia orante de María de Nazaret entre nosotros» se construyó el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en México.


Es la patrona de América Latina. Su celebración principal es el 12 de diciembre, y el 9 de diciembre se honra la memoria de San Juan Diego, el indio que ofreció su poncho pobre para un milagro extraordinario de esta imagen de la Virgen “no pintada por manos humanas”.


Nuestra Señora de Guadalupe ¡Ruega por nosotros!

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón





OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: encuentrodiocesano2005@gmail.com / obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente
desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección: obmoronprensa@speedy.com.ar
Pedimos por favor, sobretodo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ