Menú Principal | Guía Eclesiástica | Página inicial de SC

GRÁVIDA, Centro de Asistencia a Mujeres Embarazadas con Dificultades

Tel.: 15 5944 4038, email: gravidamoron@gmail.com

Sede: Julián Balbín 4574, Villa Udaondo, Parroquia Nuestra Señora de Lourdes.

Esperanza en la Buena Noticia de la Vida

Una invitación a la reflexión y a un compromiso activo

El pasado 25 de marzo, Solemnidad de la Anunciación a María y la Encarnación del Señor, se conmemoró una vez más en todo el país el “Día del Niño por Nacer”.

Este hecho es una ocasión propicia para interrogarnos sobre nuestro crecimiento en el amor y, en este amor, sobre nuestra adhesión incondicional a la vida como don sagrado. Vida que sabemos creada por Dios por amor a imagen y semejanza suya; y que el asumirla es el camino que el mismo Dios elige, en la persona de su Hijo Jesús, para realizar así la Salvación de la humanidad. Un camino de encuentro entre Dios y el hombre que comienza en el seno de María Virgen por el cual quiso humanizar su divinidad y divinizar la humanidad.

Dirigir hoy nuestra mirada a la Virgen, a quien Dios le revela su amor predilecto en su elección para hacerla Su Madre, nos conduce, como siempre lo hace nuestra Madre, a mirar a su Hijo Jesús recién concebido en su seno, a contemplar el Misterio del Dios hecho Hombre. Un Dios que elige hacerse Hombre desde el mismísimo momento de la concepción. Un Dios que se hace blastocito, cigoto, embrión… para nacer y vivir como hombre” y así encontrarse con el hombre, con cada hombre y para que el hombre se reencuentre con Dios. Ello también nos invita a mirar en María en “su situación” ante el embarazo de Dios y, por lo tanto, en “la situación humana” de Dios.

¿Qué tiene de particular “la situación de la Virgen”? ¿Qué tiene de particular la “situación humana” recién concebida de Dios? ¿Cómo leernos en Ellos, Madre y Dios Hijo, desde “nuestra situación”?

La Anunciación nos muestra a una mujer joven sola, “sola” humanamente hablando según las tradiciones de la época, sorprendida por un embarazo, que no es ni más ni menos que el “embarazo” de Dios. Todo se mostraba difícil para Ella. Sin embargo, María cree, María acepta, María obedece a Dios…y ¡PUEDE! Crece, se fortalece superando situaciones y haciéndose Madre “en relación con su Hijo”, “en relación con Dios”.

La realidad circundante nos muestra un mundo en crisis, el hombre sumergido en la desesperanza, la vida humana desvalorizada y descuidada. Son tantas las formas en que se ataca al hombre en su dignidad. Hoy queremos dirigir particularmente nuestra mirada a los ataques a la vida en su estado inicial, el niño concebido en el seno de su mamá. Niños concebidos que son condenados a la muerte, por un futuro que humanamente se prevé como imposible de vivir. Mujeres, adolescentes, jóvenes que son prejuzgadas en su situación para ser madres. Vidas que llegan y se conciben en las situaciones más complejas, más duras, más injustas. Muertes que se naturalizan, muertes que se justifican en la situación y nos llevan a soluciones de situaciones hostiles, rápidas, inmediatas…el aborto socialmente aceptado en “situaciones particulares”.

Mirar a la Virgen Embarazada y mirar nuestro hoy nos permite descubrir que, como Ella, nos encontramos en “dificultad” . ¿Cómo leernos en esta dificultad? ¿Como interpretarnos en “nuestra dificultad” de hoy? ¿No es acaso este un camino para interpretar “el clamor de Dios” desde todos los tiempos que, desde las dificultades, desde la misma muerte, se vale para “clamar por la vida y dar Vida” invitándonos a un amor mayor, a un amor superior? Este camino es el que nos lleva a la convicción de que hoy, más que despotricar y renegar de cómo se vive, hay que lanzarse a la aventura de amar. Un amor que nos pone al lado de quien sufre, está en dificultad y nos necesita.

Si bien podemos convenir que las amenazas contra la vida naciente crecen y son noticia, la voz que queremos elevar es la de la esperanza en la Buena Noticia de la Vida. Desde hace veinte años en Grávida venimos transitando un camino de dificultades en el acompañamiento de las situaciones difíciles y dolorosas que atraviesan las mujeres embarazadas en riesgo. Sumidas en un crisol de situaciones que se complejizan y agravan. Un camino que permanentemente nos invita a recorrer y superar junto a ellas dificultades cada vez mayores.

Los Centros Grávida que se multiplican en distintas comunidades diocesanas del país, viven esta experiencia en la Anunciación de María, para, como Ella, hacer “nuestra Visitación” a cada embarazada, a cada bebé en riesgo de no nacer, a cada hombre y a cada mujer . Y en esa visitación que es salida al encuentro poniéndonos al “servicio” , transmitir la alegría y la esperanza de que “no tememos” , porque Dios está haciendo su obra en una Iglesia que mira a María Virgen como Maestra de una Evangelización “Nueva”. Una Iglesia que mira en lo profundo, sale y abraza para amar, ayudar y transformar desde el amor y la misericordia al hombre y la cultura de hoy.

Así es que al volver nuestra mirada a la Virgen en la Anunciación y a la Encarnación del Hijo de Dios leemos también la revelación del amor que Dios nos expresa en cada vida. Y en cada vida nueva, difícil, por momentos desgarradora, leemos su confianza, su elección, su invitación a que mediemos como instrumentos puestos en sus manos, para despertar desde el amor práctico “la cultura de la vida y del amor” .

Mirando a la Virgen en su hacer silencioso, aprendemos que muchas acciones de Dios se van tejiendo en el silencio y nos muestran en vidas concretas que cambian y se transforman desde una experiencia de amor, que Dios está haciendo su obra. Aún, en medio de una sociedad que nos desconcierta.

Diana F. de Castillo
Directora de Grávida Central

Pbro. Bernardo Ruiz Moreno
Asesor

 

Para mayores informes:

Tel.: 15 5944 4038, email: gravidamoron@gmail.com
Sede: Julián Balbín 4574, Villa Udaondo, Parroquia Nuestra Señora de Lourdes.



OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN
Sr. Fabián Parodi.
De lunes a viernes de 9 a 12 horas.
Teléfono: 4629-3143  E-mail: encuentrodiocesano2005@gmail.com
Buen Viaje 936 - Morón     
Sitios WEB: www.diocesisdemoron.org.ar
Periódico Seguimos Caminando: www.seguimoscaminando.org.ar