oficinadeprensaobispado.jpg

Página principal                               


- Un hito en comunicación a nivel nacional

- Caminos de santidad en tiempos del Bicentenario
-
Concierto de Guitarra en Haedo
- Foro en Morón: Frente a las realidades de pobreza con que convivimos ¿Qué estamos haciendo?




Delegación para la Comunicación Social

Un hito en comunicación a nivel nacional

 

Colaborando con nuestro Delegado, el Pbro. Mauricio Larrosa, quien se encuentra en Italia en un viaje de estudios, el pasado sábado 23 de octubre participamos del Encuentro Nacional de Delegados de Comunicación Social que tuvo como particularidad, que este año se desarrolló a través de internet.
Tal vez se extrañó la calidez del abrazo, pero por primera vez en un encuentro de este tipo, los representantes de las distintas Diócesis del país no tuvieron que viajar más allá de sus Regiones para compartir la realidad, logros y necesidades de cada Delegación con sus connacionales y con la Comisión Episcopal de Comunicación Social.

 

La experiencia, que fue documentada por Canal 21, será presentada a los Obispos en la próxima Asamblea Plenaria por el Secretario de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, Pbro. Jorge Oesterheld, quien coordinó la actividad.

cid:image002.jpg@01CB7456.3FBAB040

 

A las 10.00 hs, tuvo lugar el saludo de la Comisión Episcopal a las regiones y posteriormente, Mons. Agustín Radrizzani, Presidente de dicha Comisión, brindó una reflexión sobre la comunicación en el Documento de Aparecida de la que transcribimos un extracto, que resulta de interés también para quienes han asumido en la Diócesis la Misión Permanente:

 

La “comunicación” atraviesa el
Documento de Aparecida
(DA)

 

Mons. Radrizzani hizo una lectura del Documento no fundada en el apartado sobre la comunicación específicamente, sino a través de una lectura del mismo a los efectos de poder comprender en qué medida en Aparecida se concibe la Iglesia como sujeto comunicado y comunicador, y cómo la comunicación atraviesa el documento y la Iglesia misma en todas sus dimensiones.

cid:image003.jpg@01CB7456.3FBAB040


“La expresión comunicación como tal aparece 31 veces en el DA, mientras es importante registrar una batería de términos que tienen que ver directamente con la comunicación y a los cuales se apela constantemente. Por ejemplo, algunos de ellos son: anunciar, testimonio, comunicar, reflejar, contemplar, transmitir, salir al encuentro.


Aparecida da un paso fundamental por el cual entrama constantemente vinculaciones existenciales entre tres dimensiones: Ser comunicadores, vivir en la comunidad comunicadora y comunicar a todos y para todos. Da pistas y fundamentos sobre dónde y cómo centrar nuestra vida, profesión y misión.

Se trata de arraigar, confirmar y renovar la elección del Evangelio. Fundado en el encuentro personal y comunitario con Jesucristo. Encuentro con un acontecimiento, con una Persona.

¿Quiénes son los nuevos sujetos? Los discípulos misioneros, donde se trata de responder a la vocación recibida y comunicar por doquier, con gratitud y alegría, el encuentro con Jesucristo.


¿Comunicar a quién?
A todos, afirma Aparecida. ¿Y comunicar con quién? Con el Padre en primera instancia, llamándolo Abbà Padre. ¿Comunicar cómo? Contemplando la luz de Jesucristo en los ojos. ¿Y qué debemos contemplar? El mundo, la historia, nuestros pueblos, las personas.



La vida de nuestros pueblos hoy

¿Cómo comunicar, por lo tanto, cómo mirar la realidad?


La primera propuesta comunicativa es la dimensión de discípulos misioneros, caracterizados por una evangelización unida a la promoción humana y la liberación, dando a conocer a Jesucristo con las palabras y las obras. Siendo portadores de la Buena Noticia, no profetas de desventuras. Y se subraya que requiere anunciar sin poner la confianza en el dinero y el poder.

Como discípulos misioneros Aparecida se pregunta: ¿Cómo mirar la realidad?

Y se responde: interpelados en el discernir los signos y en el reconocer a Cristo.

A esta altura emerge una autocrítica, reconociendo el ser pecador de la Iglesia, mendicante de misericordia y al mismo tiempo, unida y enviada.



Vida de Jesucristo en discípulos y misioneros

Vivir y proclamar


Dos inquietudes evangélicas comunicativas se encuentran: Vivir y proclamar el Evangelio. Es interesante constatar como el DA vincula dimensiones divinas y humanas en toda su trayectoria. No hay una división de esferas temáticas, todas las dimensiones se atraviesan entre sí.

Para anunciar y proclamar el Evangelio son necesarias: la Buena Noticia de la dignidad humana; la Buena Noticia de la vida; Jesús que revela la comunión trinitaria, donde uno es el Maestro y todos  somos hermanos; y el ser humano es imagen viviente de Jesús.


La explicitación de la Buena Nueva llega en cuatro expresiones: la Buena Noticia de la familia, de la actividad humana, del destino universal de los bienes y la ecología, y del continente como espacio de comunión y comunicación de los pueblos y culturas.


Un nuevo giro de profundización se produce en la vocación de los discípulos misioneros a la santidad, nuevamente se regresa al encuentro con Jesucristo y se habla de los descubrimientos que se producen al encontrarnos con Él y vincularnos con Él.

Los discípulos misioneros, explicita el DA, no fueron convocados para algo, sino para Alguien. Para ser de Él, para formar parte de los Suyos.


Discípulos que experimentan la participación a la vida del Padre, formándose en un estilo de vida y motivación que está dispuesta a correr la misma suerte, haciéndose cargo de su misión, haciendo nuevas todas las cosas.


La vinculación ofrecida por Jesús no es como siervos, es como amigos, como hermano, como familiares, vincula a la vida del Padre en la unión íntima
.


El llamado de Jesús conlleva: la dinámica del buen samaritano, ser prójimos, una sociedad sin excluidos, viviendo la práctica de Jesús, comiendo con publicanos y pecadores. Se trata de estar configurados con el Maestro en la admiración de su Persona, su llamado y su mirada de amor.


El aspecto interesante del anuncio es el mandamiento del Amor, amor con la medida de Jesús, con fuertes elementos que lo caracterizan comunicacionalmente. El don de sí es distintivo, es característico de la Iglesia, comunidad de discípulos de Cristo cuyo testimonio de caridad fraterna es primero y principal anuncio: “…de esto los reconocerán”.


Discípulos misioneros enviados a anunciar el Evangelio con palabras y acciones, con el misterio Pascual que quiere decir muerte y resurrección, no se trata de un simple encargo, es vocación cristiana.


En Aparecida es la conciencia de la pertenencia a Cristo de donde nace el ímpetu de comunicar. Por este motivo la misión no se limita a programas o proyectos, es compartir la experiencia del acontecimiento del encuentro con Jesucristo, es testimoniarlo, anunciarlo partiendo de las personas, pasando por las comunidades, llegando a los últimos confines del mundo. Tarea que incluye: opción preferencial, promoción humana integral, liberación cristina. Donde Jesús salió al encuentro de personas en situaciones diversas especialmente pobres y pecadores. Donde la misión no es fuga espiritual, no es abandono de los problemas económicos, políticos y sociales. En el Espíritu Santo, Dios asegura en todos los tiempos la transformación de la historia y todas sus dimensiones.


Discípulos misioneros entramos, hacemos parte de la comunión trinitaria: así llamados a vivir en comunión. Siendo la Trinidad la fuente, el modelo, la meta, allí se encuentra el sentido de unidad del género humano.


No hay discípulos sin comunión. Todos llamados a vivir y transmitir la comunión de la Trinidad. La Iglesia es llamada a vivir en comunión, a reflejar comunión trinitaria. La Iglesia no crece en el proselitismo, crece por atracción, cuando hay comunión hay reconocimiento de los discípulos. El nuevo mandamiento es comunión, es lo que une a los discípulos, es esencia y signo para ser reconocidos. En el DA se señala la capacidad de articular comunión en tres direcciones: carismas, ministerios y servicios, es el reconocimiento de la unidad que organiza.

La comunión es misionera y la misión es para la comunión.

Aparecida traza una línea de comunión nuevamente, que va desde la comunión con Roma, entre las Iglesias particulares, diócesis, parroquias, comunidades, movimientos. Señala la importancia de los obispos unidos entre sí, con Cristo presente entre los hermanos que están reunidos en Su nombre. Lleva a acrecentar vínculos de colegialidad entre conferencias, Colegio Episcopal, la Iglesia y la misma fraternidad generada por el CELAM.

 

Vida de Jesucristo para nuestros pueblos

Ardor incontenible y atractivo testimonial


La misión de discípulos al servicio de la vida plena quiere decir vivir y comunicar la vida trinitaria y la vida nueva en Cristo para nuestros pueblos.

Se trata de participar de la vida trinitaria, que quiere decir primero anunciar, segundo escuchar. Jesús, Buen Pastor, nos lleva comunicarnos con su vida y ponernos al servicio.

Donde se entiende por vida: comunión fraterna y justa, y la misión es concebida para comunicar la vida.

Con fuerza el DA dice: para comunicar la vida es necesario dejar la seguridad en la orilla y sentir la pasión por comunicar a los demás, dando todo. Por lo tanto para comunicar es necesario impedir instalarse, estancarse. Para comunicar es necesario el ardor incontenible y el atractivo testimonial de la unidad para que el mundo crea.


Y allí se va a la búsqueda de las características del Maestro para vivir según su ser.

Y allí emerge el testimonio, la proximidad, la cercanía afectuosa, la escucha, la humildad, la solidaridad, la compasión, el diálogo, la reconciliación, el compromiso con la justicia social y la capacidad de compartir.


Se trata de vivir procesos constantes de renovación, y de abandonar estructuras caducas. Lo cual supone asumir permanente conversión pastoral.

Aparecida a esta altura se pregunta: ¿Cómo renovar la comunidad?

El modelo paradigmático, dice Aparecida, son las primeras comunidades cristianas. Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.


Y emerge una nueva pregunta en el DA: ¿Qué Iglesia ser y comunicar?

Donde exista ardor comunitario, una Iglesia que tenga una actitud de ser madre que sale al encuentro, que es casa acogedora y escuela permanente de comunión. A la Buena Noticia nada de lo humano le puede resultar extraño. Es necesario orientar la vida a la realidad transformadora del Reino. ¿Cómo? Trabajando con todos, teniendo misericordia de vida, organizando estructuras justas nacionales e internacionales, y no siendo funcional a los sistemas económicos inicuos, afirma el DA. A través de la dignidad humana, la opción preferencial por los pobres en forma transversal, que llegue a todas las estructuras y prioridades, es necesario reconocer que todo proceso evangélico requiere autentica promoción y liberación, con planes sobre la DSI, donde se re-habilite la política, el bien común y la observación de los tratados intergubernamentales.


En las conclusiones se retoma la dimensión comunicativa, al señalar nuevamente la necesidad de salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades. Se vuelve a subrayar la importancia del encuentro con Jesucristo, no esperando pasivamente en los templos, ser nuevamente evangelizados, para entrar en estado de misión permanente.

Aparecida, nos centra en la actitud y aptitud comunicadora, nos centra en las comunidades comunicativas que debemos construir, nos sitúa en el contexto de la Iglesia comunidad por excelencia comunicadora, y nos proyecta a un nuevo estilo de misión".

 

 

up

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

refrigeracionmoronb.jpg

 

 

 

 

 

 


1º de noviembre de 2010


santosargentinos2.jpg

Caminos de santidad en tiempos del Bicentenario


Jornada Nacional de Oración por la Santificación
del Pueblo Argentino y la Glorificación de sus
Siervos de Dios.


El 1º de noviembre, tal como lo ha decretado la Conferencia Episcopal Argentina, se realizará la Jornada Nacional de Oración por la Santificación del Pueblo Argentino y la Glorificación de sus Siervos de Dios. Este año, se retoma el envío de afiches y de estampas con una oración para acompañar esta Jornada.

“Presentar en tiempos del Bicentenario a los hombres y mujeres que han hecho caminos de santidad, nos impulsa y anima a responder también a la propia vocación, ya que la santidad es una vocación a la que todos estamos llamados.


Los Obispos en Aparecida nos recuerdan que ‘Hoy más que nunca, el testimonio de comunión eclesial y la santidad son una urgencia pastoral’, por eso presentar tantos hombres y mujeres, obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos, todos juntos nos hablan de la comunión y de la alegría por la vida de ellos como un don para cada uno de nosotros, un don para nuestra Patria, invitándonos a transitar en esta situación histórica concreta del País el camino de la santidad, como fidelidad a la vocación que nos une”, expresa Mons. Santiago Olivera, Delegado Episcopal para la Causa de los Santos.

 
santosargentinos1.jpg

up

 

 

 



Parroquia Santiago Apóstol y San Carlos Borromeo

América 795, Haedo, - 4443‑1339


Concierto de Guitarra

Música Clásica Moderna

 

La comunidad parroquial de Santiago Apóstol y San Carlos Borromeo invita al Concierto de Guitarra que tendrá lugar el domingo 31 de octubre, a las 20.00 hs, en el Templo Parroquial (América 795, esquina Igualdad – HAEDO).

aficheconciertoguitarras.jpg

 

 

 

Pastoral Social – Caritas Diocesana

caritasnaranja.jpg

MES DE LA JUSTICIA SOCIAL

pastoralsocial2

Foro: Frente a las realidades de pobreza con que convivimos
¿Qué estamos haciendo?


 cid:image014.jpg@01CB7456.3FBAB040

Continuando con lo realizado el año pasado, oportunidad en que se presentó la idea de generar “un espacio de encuentro, abierto, respetuoso, fraterno y solidario”, en el marco del mes de la Justicia Social, denominado: “Foro: Frente a las realidades de pobreza con que convivimos ¿Qué estamos haciendo? Caritas Diocesana y la Pastoral Social de la Diócesis convocan para este año, a encuentros regionales organizados en cada uno de los municipios que conforman el territorio del Obispado.

Hoy, lunes 25 de octubre, se realizará el foro en Morón.

 

A partir de las 19.00 hs.

Lugar: Hogar de Ciegas Felisa Dorrego de Miró, Almirante Brown 362, esq. Yatay – Morón.

 

El tema que las Cáritas Parroquiales presentarán para recibir información sobre lo actuado, proyectos a futuro y posibilidades de trabajar en común será:

 

Problemática de las personas en situación de calle.

 

Están invitadas todas las personas que quieran aportar ideas, sugerencias y reflexiones, para poder abordar con responsabilidad estas situaciones que afectan a tantos hermanos, especialmente en este tiempo providencial que nos toca vivir, y comprometernos a encontrar caminos de encuentro solidarios.

 

Para más información comunicarse con:
Cáritas Diocesana, García Silva 823 – Morón. TE 4483-3154

 

up

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ