oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Solemnidad de la Inmaculada Concepción – Ordenación Sacerdotal de Pablo Aguilar
MC900431561[1]
- Primera Misa de Pablo como sacerdote
MC900431561[1]
- Retiros en Adviento – Parroquias San José, Santa Mónica y San Francisco de Paula
MC900431561[1]
- Misa de Alabanza y Sanación MC900431561[1]

       

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 


Nuestra Diócesis
 
Solemnidad de la
Inmaculada Concepción

Ordenación Sacerdotal
de Pablo Aguilar

 

 



“Vio una gran multitud y se compadeció
porque eran como ovejas sin pastor”
Mc 6,34

 

 

El 7 de diciembre, vísperas de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, por la oración e imposición de sus manos, Mons. Luis Guillermo Eichhorn ordenó Sacerdote a Pablo Aguilar, quien continuará sirviendo en la comunidad parroquial de Sagrada Familia de Morón Sur, ahora como vicario parroquial.

 

La ceremonia de ordenación tuvo lugar en la Catedral y al término de la misma, hubo un brindis de honor en el Colegio María Auxiliadora.

 

El 8 de diciembre, Pablo celebró su primera Misa en la Parroquia San José, su comunidad de origen.

 

 

Un proyecto

 

 

La Solemnidad de la Inmaculada Concepción es también Fiesta Patronal para la Diócesis, porque se celebra a María Santísima en la Purísima Concepción del Buen Viaje. Y en medio de la alegría de esta Fiesta, Morón tuvo el regalo de lo que significa una Ordenación Sacerdotal, un Sacerdote más para la Iglesia.

 

 

 

Mons. Eichhorn invitó a mirar lo que la Palabra de Dios enseña sobre este misterio tan profundo, uniendo varias miradas: Una, es al primer hombre y a la primera mujer en el momento de la creación y del primer pecado. “Ellos, que habían sido creados a imagen y semejanza de Dios, no quisieron responder al Señor con el amor, la entrega y la fidelidad que significa la vida entera en las manos de Dios, en un signo de obediencia, caridad, reconocimiento y adoración”.

 

En el otro extremo, se ve la figura de María Santísima, expresada en el texto del Evangelio de Lucas, con las palabras que le dirige el Ángel Gabriel: ‘Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo. Dios te ha favorecido’.

 

 

 

 

Y hay que observar, también, el comentario de la carta del Apóstol San Pablo a los Efesios: ‘Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante Él por el amor’.

 

 

“Somos predestinados a ser sus hijos, a vivir en la gloria de su gracia, en alabanza suya. Es el proyecto de Dios que ha hecho todo por amor: Realizar la creación, darnos la vida y la existencia a nosotros los hombres creados a su imagen y semejanza, para que podamos participar en plenitud de su presencia, de su bondad, de su amor. Esto es lo que Él quiere.

 

Pablo manifiesta delante de la comunidad su propósito
de recibir el Orden del Presbiterado.

 

En Adán y Eva vemos el proyecto frustrado, y en María, lo vemos logrado, siendo lo que Dios desea para nosotros, para toda la humanidad. Que seamos como María en Jesús, santos e irreprochables en su presencia, para poder gozar plenamente de su gracia y de su amor.

 

“Escúchanos, Señor, Dios nuestro, derrama sobre este, tu servidor,
la bendición del Espíritu Santo y la virtud de la gracia sacerdotal,
para que la abundancia de tus dones lo acompañe siempre".

 

Así como creó a Adán y Eva, creó a María, Madre Inmaculada en quien comienza una nueva creación, una nueva historia. Con el Hijo que va a dar a luz, Dios está manifestando la Vida Nueva a la que todos aspiramos.

Con la muerte y resurrección de Cristo, el Señor nos ha hecho nuevas criaturas, siendo elegidos por Dios para ser santos e inmaculados. Y es Él quien eligió profesamente a Pablo, configurándolo completamente a Jesucristo para que sea santo e inmaculado en presencia de Dios, ya desde ahora.

 

 

 

 

En silencio, los Presbíteros presentes imponen sus manos sobre Pablo,
repitiendo el gesto del Sr. Obispo.

 

 

Los Presbíteros Rodrigo Vega, Mariano Del Río y Silvio Rocha revisten
al nuevo Sacerdote con la casulla y le colocan la estola.

 

El Sr. Obispo unge con el Santo Crisma las manos del P. Aguilar.

 

Los padres de Pablo, quienes le dieron la vida, acercan el cáliz y la patena con la que
su hijo consagrará todos los días la Eucaristía. Ahora, él les dará el Pan de Vida.

 

Con un abrazo, Mons. Eichhorn le da el saludo de la paz
y lo recibe con alegría en su Presbiterio.

 

Y como a María, le dio una misión: María fue llamada para engendrar y concebir en su seno a Jesús, para darlo a luz y entregarlo al mundo. Pablo será ordenado sacerdote, Presbítero del Señor, para hacer presente a Jesús. Hacerlo presente en cada sacramento que celebre, en cada palabra que predique, en cada gesto de caridad”, subrayó el Sr. Obispo, poniendo de relieve el paralelo entre la figura de María, la mujer elegida por Dios, hecha santa y llena de gracia para ser Madre de Jesús, y el sacerdocio, el hombre transformado por Dios, hecho santo por el misterio de la Pascua, transformado en otro Cristo, en Cristo sacerdote que salva entregando la vida. “Esto es precisamente la vida de un sacerdote. Una vida entregada al Señor quien llama, elige y quiere encomendar una misión. Le entregamos la vida y Dios es el que obra y hace las maravillas de la gracia, haciendo que Jesús con toda su fuerza creadora aparezca, se realice, se proyecte entre nosotros.

Un sacerdote no obra nunca por sus simples fuerzas personales y humanas, siempre es la gracia de Dios, el poder del Espíritu, la acción de Dios que actúa por medio de él. Así, Jesucristo actúa entre nosotros por medio del ministerio sacerdotal”.

 

“Ven y sígueme,

mar adentro echa ya tus redes.

Ven y yo te haré

pescador de hombres

En tus palabras echaré mis redes,

dejo mi barca y donde quieras iré.

Tú me llamaste Señor por mi nombre,

y solo a Ti Señor, te seguiré”.

 

Mons. Eichhorn concluyó llamando a rezar para que Pablo pueda ser siempre fiel a la misión que el Señor le encomienda. Para que la gracia de Dios se manifieste en él y nunca pierda esa alegría, entusiasmo y generosidad en su entrega a Cristo.

Y para que la Diócesis sea bendecida con más sacerdotes, quienes a través de su acción pastoral y ministerio, descubran al pueblo la presencia misericordiosa de Dios que va recreando y santificando todas las cosas.

 

 

Todos  estamos llamados a ser felices

 

“Tuve muchas posibilidades, pero en el sacerdocio encontré la respuesta que me hacía feliz”, manifestó el nuevo Presbítero.

 

Recordamos que hace unos diez años, sin muchas ganas de asistir, Pablo participó de un retiro. Allí, empezó a sentir que Dios buscaba algo de él. No imaginaba que iba a ser un llamado al sacerdocio, pero sentía que algo le estaba pidiendo.

“Comencé a preguntarme: ¿Qué quiere Dios de mi vida? Faltaría mucho para tomar la decisión de ingresar al seminario, pero me puso en un camino que empecé a recorrer acompañado por un sacerdote, para ir descubriendo la voluntad de Dios.

 

En aquella época realizaba muchas actividades, entre ellas estudiaba y jugaba al fútbol, tenía novia, tenía sueños, ideas que, de a poquito, fueron indagándose por la mirada de Dios en mi vida. En este sentido, encontraba cómo Jesús obraba, cómo movía los hilos para que pudiera descubrir en qué lugares me sentía profundamente feliz”.

 

 

 “Vio una gran multitud y se compadeció,
porque eran como ovejas sin pastor”.

Lo que más le simboliza al P. Pablo de este lema tomado del Evangelio de Marcos, es la imagen de la multitud, la Iglesia unida, el Pueblo de Dios necesitado de Jesús, de una experiencia de amor; y él, invitado a ser Pastor en esa Iglesia.

“Esta invitación especial que me hace el Señor me queda grande, pero a la vez, con este paso, siento que Dios me confirma en este camino.

La ordenación ha sido uno de los momentos de mayor gozo en mi vida. Siento esa expresión de cariño, de amor y misericordia que Dios tiene para mí, para mi vida, y que no es algo para guardar, sino para ofrecerlo, para entregarlo a la gente que el Señor me pone en el camino”, expresó.

 

Jesús presente en el pueblo, en la comunidad

“Y a Jesús lo fui encontrando presente en la Iglesia. La gente misma me mostró a este Jesús resucitado, vivo, que se hace presente en el pueblo que camina hacia Dios. En las múltiples experiencias de los grupos de jóvenes, en los encuentros masivos, hasta la oración, fui experimentando este llamado de Dios de entregar mi vida, sobre todo a ellos”.

 

Recientemente, un estudio realizado por la Organización Nacional de Investigación de la Universidad de Chicago y publicado por la revista Forbes arrojó como resultado al Sacerdocio como el empleo más feliz del mundo, seguido por otros, como el de Bombero.

Pensando en esto y en su felicidad por su ordenación, el P. Aguilar sostuvo que todos estamos llamados a ser felices, no sólo los Sacerdotes. “Los consagrados dedican mucho tiempo a mirar en su corazón, para poder dar una respuesta al llamado que Dios les hace. Todos tendríamos que tener una mirada hacia el interior nuestro, hacia el interior de nuestra vida, y descubrir allí la palabra que Dios tiene para cada uno. Es en la contemplación y en la respuesta a esa palabra, donde se encontrará la felicidad”.

 

¿De dónde viene la felicidad que brota del corazón?

De la respuesta a lo que Dios plantea para tu vida. Todos estamos invitados desde la vocación que cada uno tenga.

Las otras profesiones que están en la lista publicada por Forbes, no producen felicidad por el dinero, sino por la entrega al servicio de la comunidad. “Se encuentra la felicidad al responder a la vocación, más allá de todo lo que además, uno después recibe, siendo aquí donde sobreabunda la gracia de Dios y donde la felicidad gana terreno”, subraya Pablo, concluyendo que sin este desborde de amor de Dios en la vida de cada uno, no podríamos asumir o sostener los desafíos del camino”.  

 

 

up

 

 

 

¿Cómo te pagaré Señor,
todo el bien que me hiciste?
(Salmo 116, 12)

 

Primera Misa de Pablo como Sacerdote

 

Fueron muchos los momentos de gozo que se sucedieron, desde que Pablo recibió el Orden. Al día siguiente de su Ordenación, el 8 de diciembre, celebró su primera Misa como sacerdote en el barrio que lo vio crecer, en la Parroquia San José de Morón Sur. La comunidad lo recibió y agasajó fastuosamente, dando muestras de su gratitud al Señor por el bien y por el don de su sacerdocio.

 

 

Porque sólo da gracias quien se siente amado, yo te doy gracias mi Dios, por amarme de manera tan admirable, por las muestras de cariño, hasta en los mínimos detalles, por el regalo de la vida de los aquí presentes, de los que me acompañaron en la Ordenación, de los que vienen caminando a mi lado desde mis comienzos, y de los que me cuidan y velan por mí. Pero sobre todo ¡Gracias! por el llamado que me hiciste, incluso antes de salir del vientre de mi madre”, expresó el P. Pablo, en su acción de gracias.

 

Tuvo una mención especial de gratitud para la parroquia San José, que tanto le dio; el barrio; el colegio; las personas que lo ayudaron a conocer a Dios y a crecer en la fe, como el P. Gino, el P. Bogdano, el P. Casimiro y el P. Gustavo; las experiencias de los grupos parroquiales que hoy, sin dudas, configuran su vida y vocación. Por ellos se abandonó todo para poder servir a Dios en sus hermanos.

No podría entender el entregarme por amor a Dios, sin una comunidad, sin una persona concreta que lo reciba y lo done a su vez. Y así, fruto de este amor a la Iglesia nace en mi alma el ser Pastor, el ser Padre, ¡El ser el P. Pablo!”, remarcó.

 

Y si hoy es el “Padre Pablo”, es principalmente gracias a quienes lo acompañaron durante muchos años en su discernimiento, comenzando con el P. Rodrigo Vega; Poli y Cecilia de la Pastoral de Jóvenes, el P. Mariano, el P. Silvio y el P. Carlitos; y en su formación en el Seminario San José: El P. Fernando, Rector, y sus Directores Espirituales, el P. Miguel Yañez y el P. Fernando Cervera.

Y gracias a grandes amistades como los Presbíteros Juan, Rodrigo Durini y David, y amigos entrañables como Jime, Rodrigo y la Hna. Cecilia, entre otros.

 

¿Cómo te pagaré Señor, todo el bien que me hiciste?

En cada uno de sus destinos pastorales y lugares por los que pasó el P. Aguilar; y con las personas con quienes compartió y trabajó, entre muchos, con los Padres Silvio, Gustavo De la Torre y Mauricio Larrosa, y la Hna. Blanca, fue entendiendo lo que realmente pide Jesús al hablar de “desprenderse”. “Hoy resuena y cala profundo en mí esa palabra, porque literalmente siento como que un pedazo de mi alma se fue desprendiendo y fue quedándose en esos lugares... Y divagando un poco, pienso, que quizá de eso se trate la vida, de ir “dejándose” en cada lugar donde Dios nos pone y nos ponga”, manifestó.

 

Y llegando ya a los más cercanos a este tiempo, agradeció a Dios por darle la posibilidad de empezar este maravilloso ministerio en la Parroquia Sagrada Familia, que de la mano de Mons. Arturo Gilotti, recibe el cariño de tantos niños y jóvenes que desbordan su corazón. “¡Ojalá, nunca los defraude y pueda ser siempre presencia de Dios para cada uno de ellos!”, anheló.

 

 

Y para el final, dejó a quienes más parte tienen en su Ordenación: Su familia.

!Nadie puede intentar crecer alto si no tiene buenas raíces!

Por eso, no puedo dejar de agradecer en este día a quienes son el fundamento y la razón por la que hoy me animo a darme todo, a dar esta respuesta amorosa, que no es más que una consecuencia lógica al haber sido tan amado.

 

Amor con amor se paga, y a tanto amor me ofrezco y confío ¡Los amo con todo mi corazón!

 

Así, mi Dios, te doy gracias, intentando ser para los demás lo que fuiste conmigo. Que pueda humildemente, como dice San Pablo, contribuir a la alegría de todos ustedes”.

 

 

 

 

Homilía

 

Y el P. Rodrigo Vega, quien acompañó muchos años el discernimiento del nuevo Presbítero, al predicar la Homilía se dirigió a él diciéndole: “Recordá siempre que tu vida, Pablo, es fruto del amor de tu familia, el cual se inserta en un gran misterio. Por lo tanto, sos fruto del misterio más que de tus obras.

Así, como María vivió en relación al misterio de Dios, así, vos entenderás tu misión a la luz de tu relación personal con Jesucristo, y a partir de ella, alimentarás tu vocación y misión.

 

Recordá también, que ante la pérdida del paraíso, Jesús nos devuelve el Reino. Esto le da el sentido más hondo a tu misión.

 

Ante las dos tentaciones del paraíso perdido, Jesús nos da la clave para ganar el Reino:

Frente al miedo, Jesús nos cura con la confianza en la providencia, ‘…miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer. Yo les aseguro que ni Salomón en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos. Si Dios viste así la hierba de los campos, que hoy existe y mañana será echada al fuego ¡Cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe!’ (Mt. 6, 25-34)

 

Frente al deseo no atendido y a la tentación de aferrarnos a las cosas del mundo, Jesús se entrega en cada Eucaristía. ‘Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes; hagan esto en memoria mía’. (Lucas 22, 19-20)”. Recuerda que cada vez que consagres la Eucaristía, estarás curando esa dinámica de querer aferrarse a las cosas, participando de la entrega misma del Señor”, le indicó el P. Vega.

 

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

Parroquia San José

Av. Félix Burgos 1100, Morón - 4696-5250

 

Invitación al Acto Penitencial

 

Día 19 de diciembre, de 20.00 a  22.00 hs.



                                                      

ADVIENTO

 

“En un abrazo dejémonos

reconciliar con Dios”

(acto penitencial)

 

 

Tengamos presente que es Navidad,

es Dios mismo hecho hombre naciendo en un humilde

pesebre, de la Virgen María, por obra y gracia del Espíritu Santo.

Este pequeño niñito llamado Jesús,

es nuestro amado Señor y Salvador, que vino a esta tierra

para cumplir el  propósito Divino de salvarnos

para una eternidad junto a Dios.                                                                                                         Y si nosotros lo buscamos de todo corazón

podemos cumplir con estos propósitos 

 

 

Si buscas a Dios…..Hoy lo encontrarás. /Salmo 34:4/

Si tienes tinieblas… encuentra tu lámpara. La Navidad es luz. /Juan 8:12/

En todos los momentos de tu vida, haz esto y serás feliz. /Salmo32:5/

Si tienes errores….reflexiona. La Navidad es verdad. /Juan 14:6/

Si tienes enemigos……reconcíliate. La Navidad es paz. /Isaías 9:6/

Si tienes tristeza…..alégrate. La Navidad es gozo. /Salmo 4:7/ 

Si tienes pecados…….conviértete. La Navidad es gracia. /Romanos 4:16/

Si tienes odio …..olvídalo. La Navidad es amar./1º Juan 4:16/

Si tienes amigos…búscalos. La Navidad es encuentro. /Juan 15:14/

Si tienes felicidad…..compártela. La Navidad es darse./ Mateo 10:8/

Si tienes deudas….págalas. La Navidad es Justicia. /Romanos 13:7/

Si tienes soberbia….sepúltala. La Navidad es humildad. /Hechos 8:32/

Si tienes pobres a tu lado….ayúdalos. La Navidad  es MISERICORDIA / Lucas 6:36 /

 

Si no tienes a Dios

hoy puedes encontrarlo….

Pues Jesús quiere nacer en ti- hoy   /Juan3:16/

 

Te esperamos en la Parroquia “San José” Dr. Félix Burgos 1100 - Morón Sur. Tel.46965250

Colectivos: 236. Barrio Belgrano- todos los 236 que pasen por la 7º Brigada

 

¡FELIZ  NAVIDAD!

 

Organiza:

Junta interparroquial diocesana de la Divina Misericordia.

 

 

 

up

 

 

-----------------------------------------------------------------

 

 

 



PARROQUIA SANTA MÓNICA

MANUEL RICO 840 - VILLA SARMIENTO


RETIRO DE ADVIENTO

 

PREPAREMOS NUESTRO CORAZÓN PARA ESTA
NUEVA NAVIDAD

 

 

pesebre 2bis.jpg

 

 

Acompaña: Pbro. José Antonio Demaría

 

 

Domingo

18 de diciembre de 2011

15.30 a 20.00 hs.

 

Finaliza con la Eucaristía

 

 

Informes e Inscripciones:

 

PARROQUIA SANTA MONICA.
MANUEL RICO 840 -4654-9627

 

·       Secretaría: Martes 17/19 hs y Jueves 9.30/11.30 hs

·       mensajerosdesantamonica@gmail.com

·       A la salida de las misas

 

MERIENDA A LA CANASTA

 

 

up

 

 

---------------------------------------------------------------

 

 

 

Parroquia San Francisco de Paula

Haití 520, Ituzaingó norte

 

 

Retiro Parroquial

 

La Parroquia San Francisco de Paula te invita a reflexionar en este tiempo de Adviento, que propuestas se podrán desarrollar el próximo año como comunidad.

 

El Retiro será este sábado, 17 de diciembre, de 9:00 a 18:00 hs., en la Capilla San José Obrero - Rivera 999, esq. Posadas - Ituzaingó norte.

 

El almuerzo será a la canasta.

 

 

 

up

 

 

 

 

 

 

Parroquia San Francisco de Paula

Haití 520, Ituzaingó norte

 

Ven, Señor, a darnos tu luz
para que nuestra alegría sea perfecta.

¡Aleluya!

 

MISA DE ALABANZA Y SANACIÓN

 

Viernes 16 de diciembre, de 18:00 a 21:00 hs.

 

373705_283417425037970_1460834437_n.jpg

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ