oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal - facebookbot.jpg -  Para imprimir

altasbot.jpg
-
Encuentro Diocesano de Pastoral de la Salud MC900431561[1]

- El desafío de escuelas en las que se viva la Vida Nueva MC900431561[1]
-
Pequeñez y debilidad en el horizonte del Evangelio MC900431561[1]
- Retiro de Pentecostés organizado por la comunidad Monte Horeb MC900431561[1]
-
Tú vales mucho más a mis ojos – Encuentro para parejas MC900431561[1]

 

 

 

Encuentro Diocesano de
Pastoral de la Salud

 

Sábado 4 de junio, 15.00 hs.

Colegio San José (Buen Viaje y San Martín, Morón).

 

Disertante: Padre Dr. Arnaldo Pangrazzi.

 

Tema: Ser buenos samaritanos en el mundo de la salud.

 

*Se distribuirán bonos de adhesión para solventar los costos del Encuentro*

 

Pastoral_Salud.jpg

 

 

up

 

 

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia.jpg

 

dgleventos.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Junta Regional de Educación Católica (JUREC)

Salta 327, Morón – Tel.: 4628-9650  / 4489-5615

 

El desafío de escuelas en
las que se viva la Vida Nueva

 

Convocados por la Junta Regional de Educación Católica, el 4 de mayo, los equipos de conducción de los Colegios Católicos presentes en la Diócesis se reunieron como Iglesia alrededor del Altar y al amparo de la Virgen del Buen Viaje, para celebrar y agradecer al Señor por el don de la muerte y resurrección de Jesús, y por otra parte, comprometerse a vivir en las comunidades el misterio de la Pascua.

 

jurecpascua1.jpgjurecpascua2.jpg

 

La vida cristiana es una vida pascual. Hombres y mujeres que han renacido a la vida nueva por el Bautismo, han muerto con Cristo para resucitar con Él a la vida nueva.

“El camino nuevo que el Señor nos invita a recorrer con Él, es un compromiso importante”, señaló Mons. Luis Guillermo Eichhorn, quien presidió la Eucaristía, recordando que los primeros discípulos comienzan con alegría y esperanza a anunciar la resurrección del Señor, a pesar de las persecuciones. “Comienza una lucha entre el bien y el mal. Con toda la fuerza del Espíritu, los apóstoles anuncian a Jesús. Tienen que hacer presente la Pascua de Cristo en el mundo en el que están viviendo. Esto, también para nosotros es un compromiso. Tenemos fe, creemos en Jesús, estamos celebrando el misterio de la Pascua y la Resurrección, no podemos callar entonces lo que hemos visto, lo que vivimos, en especial en nuestras comunidades educativas en las que se está formando el corazón de los hijos de Dios. No podemos callar este misterio”.

 

jurecpascua3.jpgjurecpascua4.jpg

jurecpascua6.jpgjurecpascua7.jpg

 

Mons. Eichhorn, exhortó a que las escuelas sean lugares en los que se viva el misterio de la Pascua. “Para esto, es necesario que en el corazón de cada alumno haya un encuentro con Jesús. Es el desafío de escuelas pascuales, de escuelas en las que se viva la Vida Nueva, la vida de la gracia en comunión con Cristo. Las escuelas deben ser lugares donde podamos crecer en la fe y hacer nuestra profesión de fe. Este es el desafío que la celebración de la pascua implica para nosotros”, subrayó.

 

jurecpascua8.jpg

 

Por su parte, el Asesor del Área de Educación, Pbro. José Antonio Demaría, junto a los integrantes de la JUREC, trajeron a la memoria uno de los signos de la Vigilia Pascual, la renovación de las promesas bautismales, para que los equipos de conducción se renueven en la fe como docentes. Invitaron a volver al fuego de la llama primera que el Señor encendió en cada uno, a asumir con entusiasmo el compromiso por la tarea de la educación en estos tiempos:

 

jurecpascua5.jpg

 

Hermano Docente Educador

 

digamos juntos:

·         Creo en un Dios que está aquí –en la escuela-, el Dios-con-nosotros, Jesús de Nazaret, el Señor resucitado.

·         Creo que el Buen Maestro, se ha acercado a mí –como a tantos otros- y me ha llamado, me ha invitado a seguirle, para participar en la construcción de su Reino, en la parcela de la enseñanza, en la escuela.

·         Creo en mi deber de sembrador esperanzado.

·         Creo que debo celebrar con alegría la noticia de “Tu Evangelio”.

·         Creo en mi misión de educador, seguro de la posibilidad de aprender de todos mis alumnos.

·         Creo en el deber de vencer todas mis dificultades y todas mis limitaciones para estimular a mis alumnos a crecer en libertad, con confianza en sí mismo, optimismo y esperanza.

·         Creo que permaneciendo unido a la Vid, que es Cristo, y a los demás sarmientos, que aquellos con quienes convivo en el colegio, me encuentro en sintonía con la Comunidad y miembro pleno del Pueblo de Dios.

 

Por todo esto Padre Bueno te ofrezco:

·         Mi andar de sembrador.

·         Mis alegrías de cada día al recibir a mis alumnos.

·         Mi decisión de enseñar cada clase como si fuera la más importante en mi vida.

·         Mi esfuerzo en una formación personal, integral y permanente.

·         Mis problemas frente a los hechos a los que, desde mi lugar, hoy no puedo dar respuesta.

·         Mis desalientos, tristeza y soledad en la tarea cotidiana.

 

Por eso te pido Padre Bueno:

·         Paciencia para sembrar y esperar, con esperanza de la cosecha y sin los pesares de la siembra.

·         Abrirme al diálogo que nos enriquezca a todos.

·         Que llegue a ver a la Iglesia como la “casa y escuela de comunión”.

·         Ser coherente y transparente, vivir lo que enseño y enseñar lo que vivo.

 

Y que la Virgen del Buen Viaje, Madre y Patrona de la Iglesia de Morón, me sostenga en mi vocación y compromiso. Amén.

 

 

 

up

 

 

 

Semana de Pastoral Docente

 

Como hemos publicado anteriormente, desde JUREC se ha propuesto para comenzar el año un espacio de reflexión, en el que se ha tratado el tema de los más pequeños, de los que están marginados, de aquellos a los que cuesta integrar en la vida habitual.

 

Compartimos la exposición de la Lic. Claudia Mendoza.

 

jurecsemanadocente.jpg

 

¿Quién es el más grande en el
Reino de los Cielos?

 

Pequeñez y debilidad en el horizonte del Evangelio

 

La Licenciada, quien actualmente se encuentra preparando su tesis para el doctorado en Teología Bíblica, brindó una importante reflexión desde la Palabra de Dios, desgranando textos de San Mateo y San Pablo. Estos son algunos de los criterios y luces que compartió del Evangelio de Mateo:

 

¿Cómo evalúa Jesús el tema de la pequeñez,
de la fragilidad, de la marginalidad?

 

Grandeza y pequeñez según San Mateo

 

La fe le ayuda a Mateo a descubrir a Jesús como Maestro. Jesús aparece enseñando de forma muy clara y es un maestro de vida, no de teoría. San Mateo presenta el discurso eclesial en el capítulo 18, que comienza con una pelea entre los discípulos de Jesús ¿Quién es el más grande?

Jesús interviene con mucha soberanía y les da la respuesta: “Hacerse como niños”. Con lo que surge algo mucho más provocador, el tema de la 'humillación'. En ese contexto antiguo, un niño era alguien totalmente marginal, alguien vulnerable, sin prestigio, que no participaba en el mundo de los adultos, no era significativo en la sociedad. Que un adulto asuma una actitud de niño, es una humillación.

 

Primera respuesta de Mateo

Con Jesús, la historia cambia de eje, Él es el centro, pero no obstante, Mateo en el Sermón de la Montaña resalta que no se admite que se pueda prescindir de la Palabra de Dios (la Torá en aquella época). “No vine a abolir la Torá, sino a darle cumplimiento”, dice Jesús, resaltando que quien no cumpla con los mandamientos allí prescriptos y así lo enseñe, menor será llamado en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los observe (asuma en su vida) y los enseñe, grande será llamado en el Reino.

 

Segunda respuesta

La enseñanza tan provocativa de Jesús en el Sermón de la Montaña, se suma a la transgresión en los hechos que ocurrieron posteriormente. Jesús cura a un leproso, al sirviente de un centurión pagano, a la suegra (una mujer) de Pedro. Lo importante no son las curaciones, sino las personas, quienes son marginados de la sociedad judía. Ejemplo, el Templo, símbolo por antonomasia del encuentro con el Señor, estaba reservado para varones judíos adultos y no pecadores. Por lo tanto, un leproso no podía entrar ni a Jerusalén, un pagano tenía el patio de los paganos y una mujer, el de las mujeres (María nunca entró al Templo). Estas personas no podían experimentar que Dios se acercaba sensiblemente a ellos. Jesús, además de ofrecerles una palabra, se sentaba a comer con ellos en absoluta comunión de mesa.

 

Esto confundía. Por eso, en el capítulo 11, San Juan Bautista duda y le pregunta: “¿Sos vos el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro?”

“En verdad, en verdad les digo: No ha surgido entre los nacidos de mujer, uno mayor que Juan el Bautista. Sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él”.

San Juan Bautista no fue objetivo en su comprensión de la lógica del Reino, y quien haya comprendido un poquito esa lógica transmitida por Jesús, será más grande que él. Jesús, en este caso, no está midiendo la santidad o la capacidad de entrega, sino la capacidad de comprender y vivir la lógica de la soberanía de Dios. 

 

¿Puedo sentarme a tu izquierda y a tu derecha? decían los hijos de Zebedeo ¿Quién es el más grande? Preguntan, pero no lo hacen en términos evangélicos, sino en términos humanos. Cuesta mucho entrar en la lógica del Reino, de la pequeñez evangélica, desde la marginalidad, desde el sufrir por el compromiso y la fidelidad a Dios. Es un proyecto de vida que cuesta seguirlo radicalmente.

 

La Iglesia comienza a gestarse y Cristo la construye sobre la roca de Pedro. La figura del Apóstol Pedro se destaca y entonces los demás discípulos le preguntan a Jesús en el capítulo 18: “¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?”

Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos como una provocación visual. Para alguien que quisiera ser un Rabí respetado, lo último en aquella época era tener contacto con mujeres y niños. Jesús transgrede esto y deja que las mujeres sean discípulas y que los niños se les acerquen. Y les dice con autoridad: “Les aseguro, que si ustedes no cambian y se hacen como niños (aceptando la marginalidad, la humillación, la precariedad, la vulnerabilidad en orden a asumir el favor de Dios) no entrarán en el Reino”.

 

En nuestros días, el compromiso con Dios y sus valores, el jugarse por los valores del Reino, nuevamente está teniendo sanción social. Pero  Dios actúa en la humillación transformándola en gloria, como en la cruz. El que esté dispuesto a la humillación, a tener el lugar más frágil y de poco prestigio como un niño, ese será el más grande en el Reino.

 

Acentuando esta perspectiva, en el capítulo 19, cuando le traen a Jesús unos niños, los discípulos los quieren retirar, pero Él les dice: “Dejen que los niños (Lucas utiliza la expresión recién nacido) vengan a mí, porque el Reino de los Cielos le pertenece a los que son como ellos”. Un recién nacido no tiene nada, todo lo recibe. La lógica del Reino es que todo lo recibimos de Dios.

 

La humillación es en orden de ponerse al servicio de los hermanos, dar la vida por el otro, cueste lo que cueste. En aquella sociedad, era peor perder el honor que la vida. “Que el más grande entre ustedes se haga servidor de los otros”, dice Jesús. “Que el más grande entre ustedes, esté dispuesto a perder todo, incluso el honor, en favor de los demás”.

 

El que está marginado, puede experimentar mucho más el amor de Dios, porque es el único que los ama. Esta sabiduría es la que Jesús alaba y se asombra de cómo estos más pequeños se van dando cuenta de cómo funciona el Reino. Lo comprenden desde allí, desde la fragilidad y la pequeñez que proviene de la humillación. Humillación y fragilidad para terminar en gloria, en los brazos del Padre. “Te alabo Padre, Señor del Cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y habérselas revelado a los más pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido (que no es sólo la acción de querer, sino que además, hay un deleite)”.

 

Jesús quiere corregir a los que están en mezquindades, peleando por trepar, por tener altos cargos y no se ocupan de tener una vida acorde a Dios. No solamente se perjudican a sí mismos, sino que también afectan a quienes los están mirando. Y quienes observan, generalmente son los más pequeños, los más frágiles, los que están en situación de riesgo, los más vulnerables.

 

Cuando San Mateo habla de la oveja perdida, se refiere a los más pequeños que se alejan porque otros los escandalizan.

“Olvídense de despreciar, de no tener en cuenta a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus ángeles en el Cielo están constantemente en presencia de mi Padre”.

“El Padre que está en el Cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños”.

 

 

up

 

 

 

 

 

Comunidad Monte Horeb

E-mail: comunidadmontehoreb@yahoo.com.ar

www.comunidadmontehoreb.com.ar

Teléfonos: 011-4665-1292  / 15-4078-7614


RETIRO DE PENTECOSTÉS

   

BAJO EL LEMA: “Pero recibirán la fuerza del Espíritu Santo cuando venga sobre ustedes y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los extremos de la tierra”. Hechos 1, 8

 

Invitamos a participar del “RETIRO DE PENTECOSTÉS” del 10 al 12 de junio. El costo del mismo: $ 290.- El precio incluye alojamiento y todos los servicios, desde las 18 hs. del inicio del retiro, hasta las 18.00 hs. del día de finalización. 

Acompaña P. Silvio Rocha.

 

Lugar: “Casa de las Siervas del Sagrado Corazón”

Avda. Ratti 2839 – Ituzaingó.

 

Informes e Inscripción: Hna. Bettina A. Benítez, Hna. Ana L. Scotti

Teléfonos: (011) 4665-1292 / 15 – 4078-7614 / 15 – 6371-9528

E-mail: comunidadmontehoreb@yahoo.com.ar

www.comunidadmontehoreb.com.ar

 

 

up

 

 

 

 

 

Siervas del Sagrado Corazón de Jesús

 

Rostro%20de%20Jesus%20%2829%29

 

Tú vales mucho más a mis ojos, yo te quiero

y te amo mucho.” Is. 43,4

 

rodin6

 

¿Cuánto vale nuestra vida?

 

Encuentro para parejas

 

Los invitamos para este domingo 22 de mayo, de 16.00 a 19.00 hs., en la casa de las Hnas. Siervas del Sagrado Corazón, ubicada en Av. Ratti 2839 y Pringles, a compartir entre mate y mate, la vida y un momento de reflexión, para que juntos crezcamos en la   VALORACIÓN de nuestra VIDA y de nuestra PAREJA.

 

Celebremos porque “Somos vida, hay vida en nosotros, y podemos dar vida a otros”

 

TE ESPERAMOS

Podes confirmar tu participación en el 4621-5040 o en el email epmatrimonios_scj@hotmail.com

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ