oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- En el Año de la Vida, un desafío pastoral
MC900431561[1]
-
Visita de Santa Teresita a Ntra. Sra. del Buen Viaje y al Seminario Catequístico MC900431561[1]
- Nuevas vacantes para primer año de Secundaria en Emaús MC900431561[1]
-
Nos visita la imagen peregrina de Ntra. Sra. de Itatí MC900431561[1]
-
La Misión es de Dios MC900431561[1]

  

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 




catedralchico

 

Iglesia Catedral de Morón

En ocasión del “Año de la Vida” invitamos a participar de la charla

 

“El Año de la Vida: Un desafío pastoral”

 

que nos brindará el Pbro. Jorge Oesterheld.

 

Presentación: a cargo del P. Raúl Trotz

 

 

Actividades complementarias:

 

-        Exposiciones de trabajos y stands

 

-        Concurso de Fotografía

 

Domingo 13 de noviembre, 18.00 hs. (exposición y stands: 17.00 a 19:30 hs.)
Colegio Parroquial Nuestra Señora del Buen Viaje
(Belgrano 357).

Entrada: Contribución voluntaria

 

Bases del concurso e información adicional, escribir a: catedraldemoron@gmail.com

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

 



Parroquia Santa Teresa del Niño Jesús
Cerrito 1313, Villa León, Ituzaingó - 4621-6844

 

Visita de Santa Teresita a Nuestra Señora del Buen Viaje y al Seminario Catequístico

 

El pasado 8 de octubre, la comunidad de Santa Teresa del Niño Jesús de Ituzaingó, junto con su párroco, el Pbro. Daniel Eduardo Sá, peregrinaron desde su parroquia hasta la Catedral de Morón, para venerar a la Madre, bajo la advocación de Nuestra Señora del Buen Viaje, con motivo de la celebración de su Fiesta Patronal del día 5 de octubre.

 

Desde hace seis años realizan este gesto, como testimonio de pertenencia a la Diócesis y fundamentalmente, para venerar y dar gracias a la patrona de Morón. Anhelando que otras parroquias adhieran también a esta iniciativa el próximo año.

 

 

 

Los peregrinos llegaron a la Catedral llevando en andas la imagen de Santa Teresita, quien se hizo presente como ferviente hija de María, ya que desde pequeña recibió la gracia de su sonrisa, y por tanto la curación de su enfermedad.

 

El Padre Daniel celebró la santa Misa solicitando la intercesión de María, Madre, Mediadora y Protectora nuestra. En su homilía destacó la importancia del sentido de pertenencia a la Diócesis, lo que implica mantener un orden en la jerarquía de la Iglesia, para alcanzar la comunión eclesial. Orden por mandato de Cristo.

Este conocimiento es esencial para lograr la unidad de la Iglesia, tanto en la Particular, como en la Universal”, explicaba.

 

Por otra parte, la Sra. Directora del Seminario Catequístico San Pío X, Isabel D’Aloisio, teniendo conocimiento de la visita, hizo extensiva la invitación para que los peregrinos conocieran las instalaciones de dicho Seminario.

 

 

Como muestra la fotografía, la Directora Isabel recibe a Teresita con los brazos abiertos ¡Qué alegría! Teresita derramando una lluvia de rosas (que son gracias) sobre éste Seminario de San Pío X.

“Estoy conmovida porque es la primera vez que recibimos la visita de una comunidad y su Santa Patrona en las nuevas instalaciones del Seminario. Es muy bueno que los fieles laicos conozcan cómo pueden formarse catequistas en el “Estilo Catecumenal”, para luego transmitirlo en sus comunidades.

Los catequistas que se forman aquí, saben muy bien que la tarea es ardua y el desafío mayor, para dar un nuevo impulso a la Iniciación Cristiana y al Itinerario Catequístico Permanente.

Es muy bueno contar con la presencia de sacerdotes que avalan nuestro trabajo y alientan a los catequistas a la formación. De hecho, hace varios años que se inscriben nuevos estudiantes de la Parroquia Santa Teresa del Niño Jesús y de sus Capillas en el Catecumenado y Discipulado”.

 

 

Visita guiada a cargo de la Directora del Seminario, Sra. Isabel D’Aloisio.

 

El Seminario vio con agrado a los jóvenes visitantes identificados como “Caminito del Alma”. El caminito de la Infancia Espiritual, como decía Santa Teresita.

 

 

El grupo juvenil en su recorrido, comparte un momento con 2do. año del Catecumenado. Ese día, el Encuentro Catequístico estuvo a cargo de la Hermana Stella Rondan.

 

Felices de compartir estos momentos de comunión entre hermanos diocesanos, se rogó por la intercesión de la Santa, para que derrame gracias sobre todos y surjan vocaciones catequísticas.

 

 

 

up

 

 

 

 

 

 

colegioemaús.jpg

 

Nuevas vacantes para primer año
de Secundaria en Emaús

 

 

El Colegio Emaús de El Palomar anuncia a toda la comunidad zonal, la apertura de vacantes extraordinarias para el primer año de su Escuela Secundaria con orientación en Ciencias Sociales o Economía y Administración en su Ciclo Superior.

 

Esta invitación está dirigida a todos los alumnos que finalizan su ciclo primario este año. Es importante aclarar que la nueva matriculación -que se extenderá hasta fines de noviembre- se produce para satisfacer la demanda de numerosos padres.

 

Las familias interesadas en inscribir a sus hijos, realizar una visita guiada por las instalaciones de la institución o mantener una entrevista con los directivos del nivel, pueden contactarse con la Secretaría de la Escuela Secundaria al teléfono 4659-5447 int.131. Para mayor información: Leones 967 - El Palomar – spbeatriz@hotmail.com

 

 

up

 

 




Parroquia San Martín de Porres

 

Capilla San José Obrero

Niza y Pedraza - Villa Tesei


Nos visita la imagen peregrina
de Nuestra Señora de Itatí

 

Domingo 23 de octubre

 

Bienvenida 14,30 hs.

 

15 hs Rezo del Santo Rosario especialmente por la Patria

17 hs Rezo del Santo Rosario especialmente por la Misión y los Misioneros

19 hs Rezo del Santo Rosario especialmente por los Enfermos

 

20 hs Santa Misa de Acción de Gracias por la Visita de la Imagen de María de Itatí

 

21,30 Rezo del Rosario de Luces especialmente por la Vocaciones Sacerdotales, Religiosas Diaconales y Laicales

                                                 

Lunes 24

 

8 hs Rezo del Santo Rosario especialmente por el Barrio

9 hs Rezo del Santo Rosario especialmente por Jóvenes y Niños

10 hs Santa Misa de Acción de Gracias en honor a la Santisíma Virgen María de Itatí

          La Imagen Peregrina será trasladada a la Parroquia San Martín de Porres  

          (Einstein 450)

 

El templo permanecerá abierto para la Veneración de la Madre Celestial. Luego se celebrará a las 18.00 hs la Santa Misa de Acción de Gracias por la Visita Misionera de María de Itatí, conjuntamente con la Acción de Gracias por el Cumple del Padre Juan.

 

 

 

up

 

 

 

 

 

enmisi10.jpg

Delegación para la Animación Misionera

 

Octubre Misionero 2011

 

“Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo” (Jn 20,21)

Encuentro de formación y espiritualidad
para agentes pastorales

 

Con motivo del Mes de las Misiones, el Equipo de Animación convocó a una Jornada de Formación para que, como sugiere el Papa, todos se sientan enviados como el Padre envió a Jesús.

 

El 10 de octubre, la Catedral fue el punto de reunión para los agentes pastorales de las distintas comunidades de la Diócesis.

La Eucaristía, concelebrada por el P. Juan Carlos Greco, de la Congregación Misioneros de la Consolata y por el P. Silvio Rocha, Delegado para la Animación Misionera, nos impulsó para dar un paso más en la Misión. Con un corazón rebosante de Jesús fue el reencuentro de tantos hermanos, en el que se percibió la alegría fraterna y el amor de ofrenda que ha ido gestando el Espíritu de Dios en cada uno de los gestos misioneros.

 

 

 

 

En ese clima de gozo se trasladaron al Seminario Catequístico, donde fueron recibidos y acogidos con calidez por la comunidad Kairos.

 

La charla de formación estuvo a cargo del Padre Juan Carlos, quien invitó a recrear nuestro corazón y vocación misionera. Fue un momento de espiritualidad y formación de gran riqueza. La Misión es de Dios... La Misión tiene una Iglesia... y nosotros somos el instrumento por el cual esa Misión continúa:

 

 

La Misión es de Dios

 

Hablando con los chicos de catequesis sobre la Misa, les pregunté por qué se reza el Credo después de la Homilía. Un chico sabio levantó la mano y dijo: “Padre, para que no perdamos la Fe después de todas las bobadas que hablan ustedes”.

 

Los niños en la escuela aprenden gramática. La maestra envió hacer oraciones con el verbo TIENE. Entonces María escribió: “Mi mamá tiene tres hijos”; otro niño: “Mi papá tiene dos autos”.

Y luego Juancito escribió: “Patas tiene una mesa”. La maestra dijo: “No, sería: La mesa tiene patas”; otra, “cajones tiene armario”. La maestra dijo: “No, sería: “El armario tiene cajones”. Entonces, Juancito pensó, pensó y escribió: “La Misión tiene una Iglesia”. ¿Qué le dijo la maestra? “Está bien, la Misión tiene una Iglesia”.

 

 

El punto de partida es que la Misión es de Dios

 

¿Quién existe antes Jesús, Dios o la Iglesia? ¡Dios! Entonces la Misión es de Dios. Nosotros somos el instrumento por lo cual esta continúa.

Jesús predicó y dijo: “Yo vine para dar la vista a los ciegos… a liberar a los cautivos…”. Tenía una Misión que vivió, cumplió y la comunica a la Iglesia; y a través del Espíritu, la lleva adelante.

La Misión es anterior a la Iglesia, entonces podemos decir: “La Misión tiene un instrumento: LA IGLESIA, que tratará de llevar adelante e irá generando misiones, servicios, ministerios”.

Todos formamos parte de esta Iglesia. Esta Iglesia que Dios va soñando y va formando, y esta va caminando. Una Iglesia que es humana y que es divina.

 

 

La Misión y el servicio que cada uno realiza, en la Biblia

 

Es la historia de un Rabino, Eric, hijo de Jesef, que vivía en Estocolmo. Durante la noche soñó que Dios se le revelaba. Eric tenía que ir muy lejos hasta Cracovia, allí debajo de un puente de Bohemia, encontrarás un tesoro. Eric no le creyó. Pero como el sueño se repitió una, dos, y más veces, terminó de convencerse.

Se dirigió a pie de Estocolmo hasta Cracovia y allí, cuando llegó al puente de la Bohemia, se llevó una desilusión. El castillo, el puente estaba repleto de guardias y no podía ponerse a excavar para buscar el tesoro. Dio vueltas y vueltas, y entonces, a los guardias les resultó muy sospechoso. Uno de ellos se acercó y le dijo: Disculpe, ¿Qué está haciendo? El Rabino sintió simpatía por el guardia que cariñosamente se dirigió a él, entonces le contó: “No, mire yo tuve un sueño…”

A lo que el guardia contestó: “Mirá, yo soñé algo y no lo creí: Soñé que un día encontraba un Rabino llamado Eric, hijo de Jesef, que en su casa, detrás de su estufa hay un tesoro, para eso debes ir hasta Estocolmo. Yo pensé, ir hasta Estocolmo ¿Cuántos Rabinos Eric habrá, cuántos hijos de Jesef, para qué?

 

El Rabino enseguida volvió a su casa, volteó la estufa, hizo un agujero y encontró el tesoro.

Tuvimos nuestra experiencia misionera, nuestra experiencia pastoral, nuestros compromisos. Vamos a buscar un tesoro y muchas veces, donde vamos a buscar el tesoro, la experiencia de la vida, la experiencia de la misión, la experiencia pastoral nos reenvía otra vez a nuestra casa, a nuestra comunidad, a nuestra pastoral. Pero no volvemos igual, volvemos a encontrar que hay tesoro. Voy a misionar y doy. Y cuando me doy cuenta, he recibido mucho más de lo que he dado. Creo que llevo verdades, pero descubro cosas mucho más profundas. Cuántas cosas en la vida cambian cuando vamos con toda la expectativa a encontrar un tesoro.

Agradezcamos a Dios la experiencia que me ha hecho de ir y volver; llevar y traer; empobrecernos y enriquecernos.

 

 

La Biblia es la historia de un Pueblo que camina, y andando,
descubre que Dios camina con ellos.

Y esa también es nuestra experiencia: Planeamos, comenzamos a caminar, nos caemos, nos levantamos, aprendemos de Dios, maduramos, crecemos y vamos descubriendo que Dios camina con nosotros. Esa experiencia se va fortaleciendo y se va compartiendo.

El Pueblo descubre esa presencia de Dios y va narrando oralmente, para que los otros también descubran que Dios camina con ellos. Por eso, hablar de la misión, es también ir a toda la Biblia.

Dios va pasando por la vida de la humanidad. Toma una forma literal, pero se entrega siempre al hombre, no a Israel, a Palestina, a un grupo. La relación con la humanidad, la relación con la creación, la relación en los primeros capítulos manifiesta que el Amor de Dios es para todos, no hay límites, no hay distinción. Entonces, para Dios no existe un privilegio. El Amor de Dios es para la humanidad, es para la creación.

 

Dios llama a un Pueblo. Y ese Pueblo va caminando y en su camino no se cierra. Sale de Egipto y caminará en la búsqueda de la Tierra Prometida. Habrá pueblos que se sumarán en ese camino. Es decir, las obras que Dios hace en este Pueblo, los demás deben verlas. ¿Para qué? Para sumarse. Ese Dios que camina, que les va proveyendo, que promete leche y miel, que promete vino abundante, ese Dios que bendice, es el Dios del Pueblo de Israel.

El Pueblo de Israel en esa relación centrípeta, invita con el testimonio a que otros se vayan sumando.  

Es el Dios que los acompaña y quiere que todos los pueblos se salven. Esa amplitud del Amor de Dios la vemos expresado en los Salmos, en los Profetas. Cuando Jonás sale y va en búsqueda de su misión, también expresará esa misión de un modo universal. Entonces y lo que quiere Dios es el arrepentimiento de todas las naciones, llevar a todos los hombres al encuentro profundo con Él.

 

¿Quién ha errado? ¿Quién ha pecado? Toda la humanidad. ¿A quiénes quiere Dios? A todos, e irá pensando en este camino enviar a su Hijo. Entonces ahí sí, la figura del Redentor hace un cambio en esta Misión, que centrípeta, Jesús la hace centrífuga.

Jesús hablará de ir, de salir, de llegar a los cuatro puntos de la tierra. Jesús es el Misionero del Padre. Por eso decimos que la Misión es de Dios y nosotros seguimos a Jesús. La Biblia nos debe mostrar siempre ese camino. Una actitud misionera debe estar abierta a toda la Biblia. La Biblia nos debe hablar, pero nuestra mirada se fija en aquello que es el centro de la Palabra: Jesús.

 

Al pensar en la historia de nuestra Iglesia, muchas veces hemos caído en esto, nos hemos olvidado de ir, de salir. Y puede pasar en nuestra vida, en nuestros movimientos, en nuestras parroquias. Nos preocupamos que vengan a nosotros, hacemos, demostramos, pero no vamos hacia el otro. Nos quedamos como el Pueblo del Antiguo Testamento.

Desde la figura de Jesús debemos salir, ir, eso es lo que llamamos la Misión.

 

Sí perdemos el sentido de ir al encuentro del otro buscando el tesoro y al mismo tiempo, ayudándonos con la figura del otro, a encontrar el tesoro dentro de nosotros, es porque hemos perdido de referencia a Jesús.

 

Muchas veces en la vida vamos perdiendo el sentido de ver a Jesús. También en el Antiguo Testamento cuando iban perdiendo de vista a Dios, cambiaban su figura, el amor de Dios, por un becerro de oro, por otros dioses, por el pan y la cebolla de Egipto. Cuántos han perdido la visión de la Tierra Prometida, como visión de encuentro con Dios, la visión de la Tierra Celestial, el amor de Dios como objetivo.

 

No tenemos que perder de vista a este Dios que camina con nosotros, y tenemos que descubrir que ese AMOR lo tenemos que comunicar a los demás. No podemos quedarnos simplemente mirándonos a nosotros mismos y pensar que ese tesoro que Dios nos ha dado, no tenemos que compartirlo. Te di talentos ¿Qué hiciste con ellos?

 

La espiritualidad misionera tendría que ayudar a alimentar esta llamada y no apagarla. Pero, también sabemos que en el largo camino Dios quiso un Pueblo, no un ente solitario. Como este llamado es comunitario, como Iglesia, y la misión es de la Iglesia, y yo entro a formar parte de esa Iglesia, no es mía. Con esa misión en movimiento yo tengo la promesa: “Yo estaré con ustedes”. Y a partir de la Iglesia, muchos apóstoles nos van mostrando la fuerza del amor de Dios. Tenemos la promesa que el Espíritu Santo nos ayudará.

No sé hablar, soy joven, el Espíritu Santo te ayudará. No tengo fuerza, no importa, el Espíritu Santo te fortalecerá. No tengo inteligencia, el Señor hablará a través del Espíritu Santo.

Pero tenemos que abrirnos a que el Espíritu Santo nos pueda ayudar, y lo hará.

 

 

La Palabra de Dios también nos ayuda 

Pasando al Nuevo testamento, la Misión en los Evangelios está presente, pero en cada evangelista de un modo distinto, porque se van complementando. La Palabra se va dando de a poco para entender lo que Dios quiere.

 

Tenemos un Evangelio y cuatro experiencias de comunidades. La Biblia es una experiencia de un Pueblo que camina, Mateo, Marcos, Lucas y Juan lo narran de acuerdo a su experiencia. Una caminaba de un modo, otra de otro, otra había escuchado lo que le había contado otra comunidad. Cada una va complementando.

 

En Marcos, la Misión se expresa en términos de desplazamiento, ir. Marcos va expresando en movimiento, ir, salir. La misión para Marcos es un desplazamiento: De nosotros mismos y también de nuestra situación. Un ver más allá, donde Dios nos va hablando a través de su Reino.

 

Lucas tiene una existencia, tanto en el Evangelio como en los Hechos de los Apóstoles, con el tema del testimonio. Tenemos que ir, pero también tenemos que testimoniar. No podemos dejar que la Palabra caiga en un balde roto o un saco roto. Tenemos que dar testimonio de esa Palabra. Por eso, en relación con los Hechos, está el gran testimonio de las comunidades que van creciendo, afirmándose.

 

En Mateo, las comunidades pueden salir y deben salir, dando testimonio para que otros crean. Pero Mateo va insistiendo en algo que tenemos que hacer: Discípulos. El Evangelio de Mateo es narrado para hacer discípulos en una comunidad que cree en un Dios vivo, presente. El Maestro va narrando la Buena Nueva y formando a esos discípulos.

 

Por último, Juan tendrá una experiencia, transformar al mundo. El mundo que está en tinieblas tiene que ver la Luz. El mundo que se ha perdido tiene que encontrar el Camino. Hay que encontrar el Camino, la Verdad y la Vida. Y para eso debemos transformar al mundo. Este Dios que está con nosotros nos envía a dar un signo, y ese signo es llevar la Luz y transformar nuestra sociedad.

 

No podemos quedarnos con el ir y vivir incoherentemente, tenemos que dar testimonio. No podemos dar testimonio, si nos quedamos encerrados en un modo centrípeto.

Ser discípulos ¿Para qué? Para después hacer discípulos a otros, para vivir el testimonio, no como una secta para encerrarnos, sino para sumar gente y, consolidados en el amor de Dios, poder transformar el mundo. Los evangelistas nos van enseñando un camino de misión que se va a complementar.

 

Yo estuve trabajando en Mongolia antes de venir a la Argentina. Cuando llegamos éramos ciento cincuenta católicos. Todos los signos religiosos externos estaban prohibidos. Los signos en las Iglesias eran de puertas para adentro, no para afuera. Entonces, cómo comienza esta misión. Comienza con los primeros misioneros dando testimonio, quienes eligen a los más pobres que eran los llamados chicos gatos o topos, que vivían debajo de la calle, huérfanos, abandonados, que comían lo que podían o lo que robaban.

Comienzan a trabajar con ellos, luego con chicos con capacidades diferentes que estaban en un rincón, total, en la próxima vida estarían mejor, en la reencarnación.

 

Fue este testimonio ayudando a muchos a ser discípulos. Cada uno de ellos fue pensando en salir, que era lo que los misioneros no podían hacer. Allí, sólo nos presentábamos como trabajadores, no como misioneros o sacerdotes. Así fue que ellos tomaron la iniciativa, fueron los que salieron a buscar a otros, y con ellos, con el testimonio, fueron transformando entre todos el contexto.

 

Nosotros hemos aprendido toda la vida catecismo, y dentro de ello, al final, los que vamos profundizando un poco más la fe, vamos leyendo la Doctrina Social de la Iglesia. En Mongolia donde no sabían de Jesús, fue al revés. Jóvenes universitarios se acercan a un Padre Misionero y dicen: “Mire, nosotros estamos en contra del aborto, lo mismo que piensa el Papa. Ahora queremos saber un poquito más, qué es lo que piensa y dice el Papa, para saber por qué. Nosotros tenemos nuestras causas, nuestras bases, por qué es que pensamos en contra del aborto”.

Fue un proceso inverso. Estoy contra la guerra, contra esto, lo otro, fueron al contrario a ayudar a Jesús. Nosotros hicimos el camino inverso.

 

¿En qué cosas me siento más identificado? ¿Qué cosas me faltan? ¿Qué cosas me faltaría complementar en mi vida, en ese lugar donde Dios me ha puesto para seguir sembrando, para que la cosecha sea más abundante?

 

Con un corazón recreado invitamos a todos los que se sientan llamados a ser el instrumento para que esta Misión, que es de Dios, continúe, a contactarnos para los próximos gestos misioneros:

 

Comunidad Servidoras del Evangelio 4627-7145

 

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ