oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- 26 de agosto – Día de la Solidaridad
MC900431561[1]
-
Bodas de Rubí Sacerdotales del P. Napoli MC900431561[1]
- María, enséñanos a proteger la vida MC900431561[1]
   

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acción Católica Argentina

 

La Pobreza Duele. Construyamos una Nación sin excluidos

 

26 de agosto - Día de la Solidaridad

 

En el marco de su campaña “La pobreza duele. Construyamos una Nación sin excluidos”, y en vista de que la fecha está incluida en el calendario escolar, la Acción Católica Argentina ofrece acciones y material para establecimientos educativos y sus grupos de militancia, en vista del Día de la Solidaridad, que se celebrará el próximo 26 de agosto, en conmemoración del nacimiento de la Madre Teresa de Calcuta.

 

Para acceder al  material, clik en la imagen.

 

 

 

DEMOS UNA MANO Y PONGAMOS
MANOS A LA OBRA

 

Los 30.000 integrantes de la Acción Católica Argentina celebrarán el Día de la

Solidaridad, concretando acciones solidarias a favor de los más desprotegidos.

También recordarán a la Madre Teresa, reconocida y admirada por su entrega generosa a los más pobres de Calcuta.

 

Con motivo de la celebración del Día de la Solidaridad, fecha en que se recuerda el nacimiento de la Madre Teresa de Calcuta, la Acción Católica Argentina promueve entre sus 30 mil miembros y otras organizaciones de la sociedad civil, profundizar su compromiso solidario en favor de los sectores más necesitados.

El presidente de la entidad, Emilio Inzaurraga, señaló que “esta celebración es una oportunidad para volver a proponernos como sociedad, el compromiso firme y cotidiano de trabajar por el bien común, es decir, como nos enseñó el querido Juan Pablo II: «el bien de todos y cada uno, para que todos seamos realmente responsables de todos»”.

 

Taller de arte “La cara de mi vida” realizado por la AC de Bahía Blanca en el barrio

Villa Caracol, en la periferia de esa ciudad bonaerense.

 

“La solidaridad no es un sentimiento superficial, ni un impulso pasajero frente a

acontecimientos que nos conmueven, sino un valor que hemos de vivir día a día, tendiendo

a favorecer una sociedad más justa y más fraterna”, agregó el dirigente de la organización, quien recordó una frase de la Madre Teresa: «¿Cuándo terminará el hambre en el mundo?: Cuando tú y yo aprendamos a compartir».

 

Inzaurraga recalcó la necesidad de que en este 26 de agosto “nos solidaricemos con el sufrimiento de tantos hombres, mujeres, jóvenes y niños, para que asumiendo como propias sus necesidades, podamos aliviar su dolor, ofrecerles ternura y nuestra amistad y trabajar comprometidamente para superar las causas injustas de la pobreza y la exclusión”.

“Para alcanzar la gran meta de erradicar la pobreza en la Argentina, sea el porcentaje que sea, no sólo tenemos que dar una mano, sino que hay que poner manos a la obra; todos podemos aportar, hay que comprometerse personalmente y como comunidad, como país. El testimonio de la Madre Teresa es una inspiración constante para este objetivo”.

 

 

Contacto:

Acción Católica Argentina

Av. de Mayo 621

C1084AAB - Buenos Aires

Telfax (011) 4331-6323

www.accioncatolica.org.ar

 

 

up

 

 

 

 


Parroquia Sagrado Corazón de Jesús

Obispo Miguel Raspanti 649, Haedo - 4443-7443

 

Bodas de Rubí Sacerdotales
del P. Osvaldo Napoli

 

15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de María, Fiesta en la que la Virgen es abrazada de un modo singular por su Hijo, por el Padre y por el Espíritu, el Pbro. Osvaldo Napoli, Párroco de Sagrado Corazón de Jesús de Haedo y Delegado para la Pastoral Diocesana, celebró 40 años de Sacerdocio.

 

 

  

 

 

 

El festejo tuvo como centro la Misa solemne que el P. Osvaldo concelebró con Sacerdotes diocesanos y de la Comisión Nacional de Catequesis. Estuvo acompañado también por su feligresía y numerosos agentes pastorales de distintas comunidades e instituciones diocesanas, que ese día se entregaron y oraron confiados a María Santísima, para que los conduzca y sigua llevando de la mano al P. Osvaldo como lo ha hecho durante estos cuarenta años de Ministerio Sacerdotal.

 

 

“A veces, los caminos de Dios y los nuestros son muy distintos. Cuando se habla de poder, Dios no hace lo mismo que nosotros, ahí se nota la diferencia. Cuando decimos Dios todo poderoso, no todos pensamos lo mismo. El poder y la soberanía ya llegaron y lo entendemos por lo que aconteció antes: Una mujer, un embarazo, la fragilidad de un niño. Es como Dios entiende las cosas. A diferencia de lo que puede significar para nosotros el poder, para Dios tiene que ver con la fecundidad. Esto es lo que celebramos en María y que se corona con su asunción, y es lo que celebramos de estos cuarenta años de sacerdocio de Osvaldo”, señaló el P. Walter Kuhry.

 

 

“Adán fue creado de la tierra sagrada para la vida y para la luz. Pero apareció el demonio, amigo de la muerte y de las tinieblas, y cuando parecía que todo estaba perdido, no fue así, porque Dios es bueno y se encapricha con dar vida, con dar luz. Y envió a su Hijo hecho de la misma tierra, de la misma carne para revertir la cosa y poder rehacer el proyecto original. Nos envió a su Hijo, el Adán nuevo, el hombre nuevo. Y para que Él viniera necesitaba del Sí de María, Madre de nosotros, la del corazón lindo y lleno de luz. El Padre siguió apostando a la vida y a la luz, para esto los creó.

Bendito sea el Padre por su amor y misericordia. Por su Hijo, al que creó y resucitó y nos hizo compartir su vida. Por María, llena de gracia, nuestra Madre. Bendito sea Dios por tantos testigos de esta Buena Noticia, entre ellos, el P. Osvaldo”, expresó a su turno, el P. Luis De Ángelis.

 

¡Qué linda es la fe!

Durante la Homilía, el P. Napoli habló de su experiencia de fe, de lo lindo que es creer.

“María canta las maravillas del Señor y nosotros ¿De qué vamos a hablar, si no es de las maravillas del Señor en nosotros y del desborde que hace Dios?

Me siento abrigado por María, siento su abrazo. Estos cuarenta rubíes son tuyos, Señora”, proclamó el Sacerdote, de la misma manera que termina el pregón, al final de este artículo.

 

 

Con la imposición de las manos del Obispo Raspanti, el Señor puso al P. Osvaldo al servicio de la Palabra y de repartir el Pan. “Soy feliz llevando su Palabra como catequista; teniéndolo en mis manos y mostrándolo luego de consagrar.  Me estremece contemplarlo”, compartió, con el deseo de brindar por la fiesta de la fe.

 

Cuando María visita a su prima, al ingresar en la casa y saludar, Isabel y su bebé sintieron un estremecimiento en su interior. Cuando Dios entra, cuando Él viene, cuando pasa, nos hace cantar las maravillas de su pasaje por nuestra historia. Las grandes maravillas que el Señor hace en el corazón de cada uno. “En esto creo con fuerza y alegría, y por esto deseo entregar mi vida hasta el final”, resaltó el P. Osvaldo al concluir, orando al Señor para que le conceda esa gracia, y pidiendo a todos que lo acompañen con la oración a la Virgen María, porque lo ha ido abrigando y abrazando a lo largo de su vida.

“Que el Señor me abrigue con su amor y nuevas gracias, para estar siempre dispuesto al camino como María, con prontitud para el prójimo, para los hermanos, para anunciar con bailes y canciones las maravillas de nuestra fe, la presencia, cercanía y amistad de María. Para anunciar de esta manera la Palabra, implorando que haga más feliz a los demás”.

 

 

 

Pregón a Nuestra Señora del rubí del P. Osvaldo
en sus cuarenta años de sacerdocio

 

 

Alégrate, María, desbordante de luz

Anticipo de todas las auroras

Madre del Sol y de todas las estrellas.

 

Alégrate Señora, abrazada de Dios

Bendita por el Padre, bendita de tu Hijo,

y bendita entre los reinos, las razas y los pueblos.

Bendita, Madre bendita.

 

El pueblo peregrino te presiente a su lado,

caminás apurada, quizás corrés, para llegar temprano

a la casa de otra madre y llevarle fiesta

la que nace adentro y baila regocijo.

 

Y le llevás canciones, de la historia larga

que desde los más antiguos son promesas cumplidas

maravillas grandes y renovadas presencias

del Señor de la historia

sí, brincos, baile y regocijo.

 

de ese pueblo peregrino desde siempre

rebelde y dócil, agitador y agradecido

perezoso y angurriento, bendecido y testigo

del reguero de señales…

 

y el corazón que desborda de regalos de Dios:

de la noche de Belén, del asombro de los magos,

de aquel cobijo especial que le tejiste al Bebé

para presentarlo a Dios, como lo marca la ley

 

y aquel rubí parpadeante en el pecho del aquel hombre

que solo viste al pasar, y era sumo sacerdote…

De las joyas de su efod, te encandiló el rubí

rojo como la sangre… y sí, por Dios, ¿qué será?

 

lo volviste a ver, angustiada, cuando buscabas al Niño

y otra vez aquel efod, otra vez aquel rubí de la segunda hilera

del aquel hombre gris, de aquel templo sombrío

donde te insistió José que intentaran por ahí…

aquella  octava de pascua

y el refusilo de sangre… … y sí, por Dios, ¿qué será?

 

y en el monte Calavera recordaste aquel rubí…

el Niño está envuelto en ellos

cada gota de su cuerpo te recuerda aquel del templo

porque en el pecho del Hijo, laten rubíes de Sangre

Sangre de la Alianza eterna, rubíes de Pascua nueva

 

Y estas bodas de rubí…

estos cuarenta rubíes son tuyos, Señora mía

llenos de Sangre y de Pascua

llenos de Pascua y de Luz.

 

Estos rubíes son tuyos, Señora de la Asunción

Amén.

 

 

Algunos de los presentes estuvieron cuando Mons. Raspanti le impuso sus manos, entre ellos Rosita y José María, trabajadores del Taller Protegido Eduardo Horacio Álvarez.

 

 

up

 

 

 



Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles

Subt. Aviador Fernández 1965, Parque Quirno, Hurlingham - 4662-8797

 

“María, enséñanos a proteger la vida”

 

Fiestas Patronales

 

Con mucha alegría y entusiasmo, los días 2 y 7 de agosto, la Parroquia Ntra. Señora de los Ángeles de Parque Quirno, celebró sus Fiestas Patronales. Siguiendo la invitación del Papa Benedicto XVI de abrir más el corazón para acercarse y acompañar la vida débil, la vida amenazada de tantos hermanos, rogaron a María como comunidad para que Ella les enseñe a amar, proteger, acompañar y cuidar la vida de sus hermanos. Además, el 7 de agosto, la feligresía despidió al Diácono Horacio González, a quien el Sr. Obispo le pidió de colaborar en la Parroquia Virgen de la Esperanza.

 

La Fiesta tuvo su novena preparatoria desde el 24 de julio al 1º de agosto, rezando por diferentes intenciones. El 2 de agosto, Solemnidad de Nuestra Señora de Los Ángeles, se realizó la procesión con la imagen por las calles del barrio y luego la Celebración Eucarística presidida por el P. Fernando Laguna, acompañado por el P. Ignacio Giménez, y asistido por el Diác. González.

 

 

En primer lugar, la Virgen, Nuestra Señora de Los Ángeles, es Madre. Antes de ser modelo de vida de tantas cosas que nos enseña y que son necesarias para caminar como discípulos de Jesús, el Señor Jesús nos la regaló como Madre. Cuando estaba en la cruz le dijo a la Madre: “Mujer, aquí tienes a tu hijo”, y le dijo al discípulo a quien Jesús amaba, como a todos nosotros: “Ahí tienes a tu madre”. La Virgen María es la Madre de la Iglesia, la Madre de cada uno de nosotros y como tal, es Madre siempre. María como Madre, acompañó la vida del Señor y nos acompaña como Iglesia enseñándonos a acompañarnos mutuamente, y a acompañar la vida débil y sufriente, “estando”. El sí de la Virgen nos enseña a nosotros a dar el sí  en todo a Dios, también en el acompañamiento a los más débiles”, expresó el Padre Laguna.

 

Despedida

En la celebración eucarística y comunitaria del 7 de agosto y dentro del marco de las Fiestas Patronales, se despidió al Diácono Horacio, quien comenzó su tarea en la comunidad parroquial en Abril del 2006, junto al P. Fernando Laguna. Desde entonces, la comunidad lo fue conociendo y queriendo, aprovechando su palabra, su cercanía, su servicio. Por razones pastorales, el Obispo lo trasladó a una Parroquia mucho más extensa y con menos ministros, como es actualmente Virgen de la Esperanza

 

El P. Fernando en nombre de toda la comunidad, le agradeció a Horacio por su servicio en estos años resaltando su fidelidad y franqueza, para poder trabajar juntos en todo lo que es servir a la comunidad.

 

 

 

El señor Larroca, como miembro de la comunidad, expresó que los caminos de Jesús nunca fueron fáciles, son ásperos y con espinas, pero el Señor las va aplastando. “Horacio sigue ese camino difícil sin vacilar. En el camino de Jesús, le deseamos de todo corazón lo mejor”.

 

 

Horacio también emocionado expresó su  gratitud: “Todo lo vivido ha sido importantísimo para mi ministerio. Los Diáconos somos servidores. Todo lo hice con el corazón, he puesto todo lo que la iglesia me ha dado, lo que la Iglesia me ha enseñado, todo trate de entregárselo a ustedes. Pero el gran mérito de todo esto es Jesús, Él nos ha elegido y Él es quien nos salva, quien está en nuestra vida y en nuestro corazón”.

 

“El camino del Señor no es fácil, la cruz hay que llevarla, sin ella no hay salvación, en la vida, en el trabajo, en la familia, en cada una de nuestras actividades, sigan adelante. Sigan acompañando al P. Fernando y al P. Nacho. Recuerden que Uds. tienen una gracia muy importante que pocas comunidades poseen, que es la Misa diaria. Jesucristo se hace presente cada día aquí, en cuerpo y alma plenamente entre nosotros”.

 

“Gracias Horacio por tu entrega generosa, tu disponibilidad y amor a esta comunidad y te acompañamos con la oración en tu nuevo camino”.

 

Comunidad de los Ángeles.

 

 

 

La fiesta del 7 de agosto reflejó la alegría de una comunidad bendecida por la presencia de María durante tantos años. Juntos celebraron el gozo de saberse amados y protegidos por su dulce presencia de Madre que acompaña a su pueblo y nos enseña en este año con su mensaje, a querer y proteger la vida de los hermanos más débiles. “María, enséñanos a proteger la vida”.

 

Por Emilce Rosario Billordo y Catalina Marotta

 

 

 

up

 

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ