oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Pedido de oración
MC900431561[1]
-
Saludo Navideño del Decanato de Morón Sur MC900431561[1]
- Pesebre viviente en Ituzaingó con la Luz de la Paz de Belén MC900431561[1]
- Gesto Solidario
MC900431561[1]
- 500 años de Navidad sin justicia
MC900431561[1]

         

Banner-koinonia_navidad.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

 

Pedido de Oración

 

El P. Claudio Javier Figueredo, de la Congregación de San Miguel Arcángel, Vicario Parroquial de la Parroquia Nuestra Señora de Loreto y Asesor del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, debió ser hospitalizado en el día de ayer, jueves 22 de diciembre, por una pancreatitis.

 

Anoche, se encontraba de buen ánimo y sin tanto dolor.

 

Recemos por su pronta recuperación.

 

 

up

 

 

 

 

 

Decanato Morón Sur

 

 

Saludos_Decanales.jpg

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

luzpazbelen.jpg


Pesebre viviente con la
“Luz de la Paz de Belén”

 

La Asociación Civil Grupo Scout Ntra. Sra. del Pilar, tiene el agrado de invitar al Pesebre Viviente, que se llevará a cabo a las 20.30 hs. de hoy, viernes 23 de diciembre, en la Plaza 20 de Febrero, Ituzaingó.

 

Traer vela: Llega nuevamente la “Luz de la Paz de Belén”

 

Participarán: Jardín de la Escuela Parroquial Los Santos Ángeles Custodios, Parroquia San Judas Tadeo, Centro de Jubilados La Armonía, ASOMI, Círculo Nacional de Antiguos Scouts, Consejo Mujeres de Ituzaingó por la Igualdad de Género, Municipalidad de Ituzaingó.

 

 

“Luz de la Paz de Belén”

 

“La LUZ es VIDA, mantenela encendida”


El proyecto es una iniciativa de Scouts y Guías de Austria que, con la colaboración de Scouts de diferentes países, reparten la Luz de la Paz encendida cada año por un niño o niña austriaco en la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén.

 

La distribución de la Luz de la Paz a todos los países participantes, se realiza desde Viena. Allí, unas semanas antes de Navidad, se reparte la Luz a todas las delegaciones asistentes para que la hagan llegar a sus respectivos países con un mensaje de Paz, Amor y Esperanza.

 

luzpazbelen2.jpg luzpazbelen3.jpg

 

Posteriormente, los Scouts y las Guías la distribuyen por parroquias, hogares particulares, hospitales, residencias de ancianos, prisiones y otras asociaciones de sus respectivos pueblos y ciudades

 

luzpazbelen4.jpg luzpazbelen7.jpg

 

luzpazbelen5.jpg luzpazbelen6.jpg

 

Este año, en Argentina, Scouts de todo el país se acercaron a recibirla el 12 de diciembre, en la Basílica San Francisco de Asís, de la ciudad de Buenos Aires. Y, desde allí, partieron para llevarla por todos los rincones de la Argentina, incluida la Antártida. También partió una vela para Brasil.

 

 

 

up

 

 

 

 

 

 

editorialclatetiana.jpg

 

Editorial Claretiana

 

Gesto Solidario de Navidad

 

Se trata de una campaña organizada por Editorial Claretiana para la gente de Jacobacci, una de las regiones más afectadas por las cenizas del Volcán Puyehue.

Allí, residen tres sacerdotes claretianos.

Se puede colaborar donando el vuelto al comprar en alguna de las sucursales de la Editorial; o colaborar económicamente con lo que se desee, sin realizar una compra, ya que igual se emitirá un comprobante.

 

Volante_gesto_de_navidad_frente.jpg

 

Transcribimos el texto de una carta del P. Superior Francisco, quien da testimonio de lo que ocurre.

 

“Ya no somos noticia, porque sólo las catástrofes lo son. Nosotros nos estamos organizando para poder seguir viviendo.

El volcán Puyehue sigue su danza de fuego humo y cenizas. Es su fiesta. Es su vida. Nosotros por estar cerca (300 km) sufrimos las consecuencias. Parece que el viento se divierte trayendo las cenizas justo a Jacobacci. Pero no podrá con nosotros, porque tenemos sangre india (dijo uno).

Somos patagónicos y como tales acostumbrados al frío, a la nieve, a los vientos, a los tierrales, las sequías, todas cosas naturales; pero no queremos acostumbrarnos a los males  humanos como la injusticia, la discriminación, el ninguneo, la soledad, el olvido, los fraudes y los desprecios.

 

Hemos decidido quedarnos en la zona y puestos de pie, enfrentar los males de las actuales circunstancias con dignidad, organización, solidaridad, en una palabra, “humanizarlos”. Aprender a convivir con la ceniza. Ya es parte del paisaje, nos guste o no. Hace 6 meses que nos acompaña.

 

Para buscar referencias, fotos, avisos se puede consultar mi página de facebook (Francisco Chmelar) y la de Unidos por Jacobacci (grupos solidarios unidos). Hay toda clase de informaciones, rendiciones de cuentas, fotos (se hace muy difícil el envío de información porque Internet funciona con lo mínimo. Algunas informaciones las ponemos cuando vamos a Bariloche, porque allí hay banda ancha).

 

Respecto a la colaboración, ahora, lo que más falta le hace a la gente es mejorar las viviendas. Todos vivimos muy precariamente. Nos dimos cuenta que la ceniza entra por los techos, por las aberturas, por todos lados. En este momento nos hemos puesto en campaña para mejorar los techos (son de chapa de zinc generalmente) y las chapas al cruzarse una con otra, al encimarse, dejan espacios por donde se cuela la ceniza.

La mayoría de las casas no tienen cielorraso. Es otra de las necesidades urgentes. Las ventanas dejan mucho que desear, a veces tienen plástico en vez de vidrios. Lo de las viviendas, es tanto en el pueblo como en el campo.

Otro elemento que siempre falta es la leña, la que hay es escasa y de mala calidad. Todos los años compramos leña para la gente del campo.

Salamandras o “quematutti”, como también cocinas económicas. Las que tiene la gente en el campo son antiguas y están en muy mala condición.(en el pueblo se usa más el gas)

 

Que la gente pueda vivir mejor, es una de nuestras más caras aspiraciones”.

 

Con un abrazo fraterno y felices fiestas para todos.

P. Francisco Chmelar, cmf

 

 

Volante_gesto_de_navidad_dorso.jpg

 

 

up

 

 

 


También hoy, en Navidad, hace falta mirar a los más pobres y excluidos

                               

500 años de Navidad sin Justicia

 

En este mes de diciembre, se celebró los cinco siglos de una homilía famosa, pronunciada por Fray Antonio de Montesinos, en la capital de la isla llamada "la Hispaniola", actual Santo Domingo, precisamente con motivo de las ferias de Adviento. El relato de este episodio nos viene en la obra Historia de las Indias de Fray Bartolomé de las Casas, un conocido defensor de los derechos de los indios.

 

ecuadorindigena.jpg

 

La comunidad religiosa de la Orden de los Predicadores -más conocida como "dominicos"-, le encomendó a Fray Antonio la lectura de la predicación, que todos previamente habían rezado, acordado y firmado. Aquel domingo 21 de diciembre de 1511 quizás el sol irradiaba su luz con más fuerza que otros domingos; parecía ser uno más pero se convirtió en el primer escalón de un largo camino que terminaría en España, cuando el Rey decretase las Leyes de Indias, varios años después.

 

Habiendo llamado la atención de los casi adormilados oyentes, el padre Antón, como le llamaban, preanunció que tenía que decir cosa gravísima, "la más nueva que nunca oísteis, la más áspera y dura y más espantable y peligrosa que jamás pensasteis oír", espetó con énfasis el predicador.

 

Se acomodaron curiosos en sus asientos rústicos los españoles, terratenientes que se iban enriqueciendo de modo impensable en estas prósperas e inagotables tierras americanas, presididos por don Diego de Colón, hijo del descubridor. Estos beneficios económicos se debían a la mano de obra barata que representaba la ayuda de los naturales, en aquel tiempo llamados "yndios".

 

El púlpito parecía quedarle chico al padre, de buena estatura él, cuando arrancó con la frase del Evangelio de aquel domingo 21 de diciembre: "Ego sum vox clamantis in deserto" ("Yo soy la voz que clama en el desierto") y no se arredró para nada cuando atacó con lo más importante del mensaje:

 

"Esta voz os dice que todos estáis en pecado mortal, y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. Decid ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes, que estaban en sus tierras mansas y pacíficas donde tan infinitas de ellas, con muertes y estragos nunca oídos habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos en sus enfermedades en que, de los excesivos trabajos que les dais, incurren y se os mueren y, por mejor decir, los matáis, por sacar y adquirir oro cada día? Y ¿qué cuidado tenéis de quien los doctrine, y conozcan a su Dios y creador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Éstos no son hombres? ¿No tienen almas racionales? ¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta profundidad de sueño tan letárgico dormidos? Tened por cierto que en el estado en que estáis no os podéis más salvar que los que carecen y no quieren la fe de Jesucristo".

 

Concluido el sermón, se bajó del púlpito con la cabeza no muy baja, porque no era hombre que quisiese mostrar temor, así como no lo tenía, narra Bartolomé de las Casas.

 

¿Imaginan lo que pasó luego? Un revuelo jamás pensado. Unos querían se desdijese. Los otros frailes dominicos cerraron filas junto al padre Antonio, afirmando que lo predicado contaba con el beneplácito y aprobación de toda la comunidad. Colón que interviene y amenaza a la comunidad religiosa exigiendo una retractación. Solamente quienes no conocieran a aquellos frayles podían esperar una disculpa. Al domingo siguiente un templo repleto se encontró con la misma claridad y más fundamentos a lo dicho una semana atrás, y la exhortación a "que con tiempo se remediasen, haciéndoles saber que a hombres de ellos no los confesarían, más que a los que andaban asaltando".

 

Y el lío que llega a España, y los estudiosos que investigan las cosas, y dimes y diretes...

 

Ahí nace en estas tierras -al menos en lo que tenemos documentado- la firme postura de la Iglesia como defensora de los derechos de las gentes denunciando a quienes buscan la riqueza a costa del sudor y la sangre del pobre.

 

Por eso Juan Pablo II afirmó que: "Desde los primeros pasos de la evangelización, la Iglesia católica, movida por la fidelidad al Espíritu de Cristo, fue defensora infatigable de los indios, protectora de los valores que había en sus culturas, promotora de humanidad frente a los abusos de colonizadores a veces sin escrúpulos". Y menciona entre quienes predicaban señalando injusticias y atropellos a Antonio de Montesinos y Bartolomé de las Casas. (Juan Pablo II, 12/10/1992)

 

Pero no todas fueron luces. También nos duelen las sombras de silencio, cobardía o complicidad.

 

Esta necesidad de promover los derechos humanos y cuidar especialmente de los pobres aún no termina. Sin duda que los procesos de liberación iniciados hace dos siglos junto con el afianzamiento de la democracia han redundado en Justicia y Libertad para nuestros pueblos. Pero también hemos de reconocer que en muchos lugares los aborígenes o habitantes naturales son explotados o desplazados de sus tierras. Hay extensas regiones sometidas al saqueo de riquezas minerales, vegetales o animales depredando el ambiente y provocando daños irreversibles a la biodiversidad. Con maquinarias más poderosas y formas sutiles de dependencia y opresión se han ido reeditando injusticias en toda la historia de América Latina durante estos cinco siglos.

 

No por casualidad terminamos siendo el Continente más desigual del Planeta.

También hoy, cerca de la Navidad, hace falta mirar a los más pobres y excluidos.

Seguimos en deuda, fray Antón.

 

 

Por Raúl Benedetti, Párroco de la parroquia Nuestra Señora de Aránzazu, Victoria, provincia de Entre Ríos; y Mons. Jorge Eduardo Lozano, Obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

 

Cortesía del diario Tiempo Argentino

 

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ