oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal - facebookbot.jpg -  Para imprimir


-
Tu casa también es sede del III Congreso Catequístico Nacional MC900431561[1]

- Celebración en el lago MC900431561[1]

 

 

 


juntacatequistica.jpg
Junta de Catequesis

Morón, sede del III Congreso Catequístico Nacional


En nuestra Diócesis se alojarán 1200 congresistas de todo el país. Y en este anticipar la aurora… ya se ha iniciado la campaña.

 

“Tu casa también es sede del Congreso”

 

LogoCCN2012.jpg

 

ANTICIPAR LA AURORA, CONSTRUIR LA ESPERANZA

El III Congreso Catequístico Nacional ya está en marcha; se inició en los encuentros, diálogos y propuestas de las comunidades parroquiales de las ocho regiones pastorales de nuestro país. Esta instancia parroquial está a la base de todo diálogo posterior en las instancias diocesanas, regionales y nacionales, y siempre se debería encontrar modos de asegurar este anclaje en la realidad cotidiana de los catequistas y de nuestras comunidades.

La identidad y ministerio del catequista en su comunidad es el ‘humus’ de toda otra instancia eclesial, ya sea ésta decanal, diocesana, regional o nacional. Una suerte de ‘almácigo primero’ que convida su fertilidad a otros campos y que espera que le retornen frutos y nuevos semilleros de esperanzas y fecundas realizaciones.

 

Es la comunidad diocesana, la que articula la integración orgánica de la catequesis con la totalidad de la realidad pastoral; es la Iglesia particular la que, junto a su Obispo, discierne el paso de Dios por su historia común y por el palpitar de cada uno. Aguardamos recibir la potencial riqueza de cada Congreso Diocesano. El primer lugar de resonancia de esas riquezas será en la propia Región y luego en la celebración misma del III CCN, Morón 2012.

 

En nuestra Diócesis, se alojarán 1200 congresistas de todo el país. Y en este anticipar la aurora…ya se ha iniciado la campaña.

 

Tu casa también es sede del congreso”.

En las distintas Diócesis se ha anunciado a los congresistas, que traen la voz de sus comunidades de origen, que se alojarán en un lugar VIP, es decir, “la casa de otro catequista”.

 

¿Ya? …si falta tanto para mayo del 2012!

El congreso ya comenzó y hay diversas formas de participar, pero otras más concretas de construirlo; la primordial, anidar su espíritu. Están trabajando orgánicamente hace unos cuantos meses,  diversas comisiones en nuestras tierras moronenses.

 

El alojamiento es una de ellas, y éste  no es solo conseguir techo y algunas comidas, porque esa perspectiva no anida en el Congreso. Cuando abro las puertas de mi casa para recibir a un hermano, que hará su parte desde su mesa de trabajo dentro del congreso, estoy poniendo mi parte: mi mesa personal, una cama, una taza de algo caliente y mi presencia, con mi testimonio de vida para vivir como dijo Jesús:

“El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí”

-Mc 9, 30-37

 

“…Y que me falta una manito de pintura a la casa… el botón del baño ya no tiene arreglo, no tengo sábanas nuevas… que mi techo es de chapa…” Esta es una oportunidad para recibirlo a Él en mi casa, para ser testimonio de comunidad moronense generosa, que construye la esperanza, en hechos concretos, para ver un cielo nuevo y una tierra nueva; una comunidad moronense, que como el centinela, se anticipe a la aurora.

 

Hay responsables decanales para el alojamiento, comunicate con alguno de estos referentes y disponé tu casa para hospedar a un congresista:

 

La secretaria de tu parroquia; la comisión de alojamientocongresistas@catequesisargentina.org.ar

 

AlinaSaumench: 15 4079 4037; Laura Aramburu 4481 4357 (Ituzaingó);

Ana Lidia Scotti 15 4078 76 14 (Hurligham); Silvia Mendes 15 5853 61 95 (Haedo)

Gladys Nieto 4645 1178 (Morón Sur); Alejandra Romero  15 5846 5417  (Morón Centro)      

 

El Señor Resucitado, surca nuestros mismos caminos… Él los va llenando con su Palabra, con su ardor, y con un coraje, inédito, siempre nuevo, para desandar la tristeza y contar con alegría: ‘comimos con Él’ al declinar el día.

 

Alina Rodríguez de Saumench

Alojamiento Congresistas

 

alojamiento paint 2

 

up

 

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

Tilmac.jpg

 

carilob.jpg

 

dgleventos.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde Facebook

 

Celebración en el lago

 

En el día de su cumpleaños nº 52, recordamos al P. Alfonso López Villamor, de la Asociación Privada de Fieles ADSIS, quien fue por varios años Párroco de San Francisco de Paula de Ituzaingó y Delegado Diocesano para la Pastoral Universitaria.
En 2008, el P. Alfonso fue trasladado a un nuevo destino pastoral en Bolivia, y desde allí nos escribe para compartir una pintura y su comentario, titulada “Celebración en el lago”.

 

pintura_de_Choquenaira.jpg

 

“Desde que estoy en Bolivia no he visto una pintura más hermosa que la que está en la capilla de Choquenaira (“ojo de papa” en aymara; naira=ojo y papa=choque), de unos cuatro metros de largo por dos de alto.

Cuando los primeros días de diciembre nos reunimos la Asamblea de la Diócesis de El Alto, este cuadro concentra las miradas de las más de doscientas personas participantes.

 

Lo primero que llama la atención es, en el primer plano, el gesto de alabanza de esta pareja inequívocamente aymara: La mujer lleva en sus manos un recipiente de barro con brasas para que el incienso se eleve hacia el cielo, y en la espalda el aguayo, tela muy resistente de franjas simétricas, con que sobrelleva a su “wawa” o bebé, cuya cabeza está bien tapada por el frío. Al lado derecho está el varón con sus brazos extendidos, su mano derecha portando un bastón ceremonial y, protegida con el “chullu”, la cabeza hacia lo alto. Un detalle elocuente es que no es la torre de la capilla la que más se eleva sino el brazo derecho del hombre, sentado sobre una loma, dando un sentido más solemne y preferente a la expresión corporal. Pero ¿Por qué tanta reverencia y respeto?

 

La respuesta la podemos encontrar dejando que nuestra mirada se adentre guiada por los brazos de esta pareja primordial. Bajo el incienso vemos tres personas cosechando papas; un poco más al fondo, cerca del lago, dos varones y una mujer separan con sus largas varas de sus ramas el grano, quizás quinua, habas, cebada u otros cultivos andinos. Y bajo el brazo del esposo contemplamos la danza de un abundante grupo de personas que festejan la fecundidad de la naturaleza. Acercándonos con mucho detalle, hasta podemos escuchar el sonido del bombo y de las quenas.

No sólo es la tierra, sino también los animales que participan de esta fiesta de la creación: sobre la cabeza del niño podemos observar cuatro llamas pastando, y al lado derecho un buey que ara la tierra guiado por su dueño. El lago también colabora aportando truchas, ispis o pejerreyes que ese pescador en su barquita terminará recibiendo del generoso Titicaca. Al fondo del lago, sobre el codo izquierdo del papá, admiramos el sagrado Illimani, nevado emblemático de la Cordillera Real.

 

Aunque parezca en gran medida un cuadro “naif”, trazado con ingenua simplicidad, nos desconciertan algunos perfiles enigmáticos, llenos de simbolismo por la imaginación del pintor. Sobre la mano izquierda aparece una montaña con aspecto humano, como la cara de alguien dormido, descansando del esfuerzo y esperando ser despertado. Otro caso, aún más claro, es la silueta sobre la cabeza de la mamá. Quizás puesta a propósito, mujer sobre mujer, creemos contemplar una montaña con rostro, mano y pecho desnudo femeninos. Imaginamos ver a la Pacha Mama, madre fecunda que amamanta infatigablemente con sus pechos colmados a su numerosa familia. ¿No será para ella esta alabanza aymara?

 

Me inclino a pensar que no: Primero porque el cuadro está en una capilla católica que, bajo la inspiración del cántico de las criaturas de San Francisco de Asís, prefiere hablar de la Hermana Madre Tierra, criatura insigne pero no diosa, junto con quien todas las demás criaturas alaban al Altísimo y Bondadoso Señor.

La segunda razón, la aporta el mismo cuadro. En el medio y en lo alto, como vértice del triángulo que tiene a la pareja humana como base, vemos nítidamente el rostro resucitado de Cristo, por quien todo fue hecho, cuyas manos parecen abrazar la creación entera, correspondiendo a tanta amistad. ¿Quién dio el abrazo primero? ¿Fue la bendición divina la que desencadenó la humana o la de la creación la que alcanzó con su armonía y sencillez la bendición del Creador? ¿No es posible descubrir un círculo virtuoso de amor inagotable que se retroalimenta sin fin? ¿No cabría poner a modo de comentario las palabras finales del Nuevo Testamento: “El Espíritu Santo y la esposa dicen “¡Ven!”. “Sí, vengo pronto” (Ap 22, 17a.20b)?

 

Alguno se preguntará: ¿Este cuadro refleja la realidad o la fantasía del pintor?

Pienso que en cierta medida expresa la realidad de un pueblo profundamente ligado a la tierra y al cielo, y en mayores proporciones el sueño de la humanidad, ya imaginado bíblicamente: Aquí está el lugar donde Dios vive con los hombres. Vivirá con ellos, y ellos serán sus pueblos, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Secará todas las lágrimas de ellos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor.” (Ap 21, 3-4)

Y si el Cristo Resucitado está dibujado viniendo desde lo alto ¿Cómo no encontrar también al Cristo humano y sencillo, de manos encallecidas por el trabajo agrícola y el rostro quemado por el sol entre estos indígenas campesinos originarios, como uno más que comparte sus alegrías y esperanzas, sus temores y dolores, sus trabajos y sus fiestas? El Cristo que sin abandonar el lago de Galilea se aproxima a las fértiles orillas del Titicaca.

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ