oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Cuando venga el Hijo del Hombre ¿Encontrará fe en la tierra?
MC900431561[1]
-
A 50 años del Concilio Vaticano II – Simposio Internacional MC900431561[1]
- El ministerio catequístico, una tarea primordial dentro de la vida de la Iglesia MC900431561[1]
- Formación catequística en estilo catecumenal – Abierta la inscripción
MC900431561[1]
- Sobre la intención general del mes de febrero del Santo Padre
MC900431561[1]

             

Banner-koinonia_vacaciones.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

 

Ciudad del Vaticano – Congregación para la Doctrina de la Fe

 

 

“Cuando venga el Hijo del Hombre,
¿Encontrará fe en la tierra?”

(Lc. 18, 8)

 

SOBRE EL AÑO DE LA FE

 

Con la Carta apostólica Porta fidei del 11 de octubre de 2011, Benedicto XVI convocó un Año de la fe, que comenzará el 11 de octubre de 2012, 50° aniversario de la apertura del concilio Vaticano II, y terminará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo.

 

Con la promulgación de este Año el Santo Padre quiere poner en el centro de la atención eclesial lo que, desde el inicio de su pontificado, más le interesa: El encuentro con Jesucristo y la belleza de la fe en él.

 

Por otra parte, la Iglesia es muy consciente de los problemas que debe afrontar hoy la fe y considera más actual que nunca la pregunta que Jesús mismo hizo: «Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?» (Lc 18, 8). Por esto, «si la fe no adquiere nueva vitalidad, con una convicción profunda y una fuerza real gracias al encuentro con Jesucristo, todas las demás reformas serán ineficaces» (Discurso a la Curia romana con ocasión de las felicitaciones navideñas, 22 de diciembre de 2011).

 

fe.jpg 

 

El Año de la fe será una ocasión privilegiada
para promover el conocimiento y la difusión
de los contenidos del concilio Vaticano II y
del Catecismo de la Iglesia Católica

 

«El comienzo del Año de la fe coincide con el recuerdo agradecido de dos grandes eventos que han marcado el rostro de la Iglesia de nuestros días: Los cincuenta años pasados desde la apertura del concilio Vaticano II por voluntad del beato Juan XXIII (11 de octubre de 1962) y los veinte años desde la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica, legado a la Iglesia por el beato Juan Pablo II (11 de octubre de 1992)».

 

 

El concilio Vaticano II, «desde la luz de Cristo ha querido ahondar en la naturaleza íntima de la Iglesia y su relación con el mundo contemporáneo». «Después del Concilio, la Iglesia ha trabajado para que sus ricas enseñanzas sean recibidas y aplicadas en continuidad con toda la Tradición y bajo la guía segura del Magisterio».

 

«Para facilitar la correcta recepción del Concilio, los Sumos Pontífices han convocado reiteradamente el Sínodo de los obispos, proponiendo a la Iglesia directrices claras a través de las diversas Exhortaciones apostólicas postsinodales. La próxima Asamblea general del Sínodo de los obispos, en octubre de 2012, tendrá como tema: La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana».

 

«Desde el comienzo de su pontificado, el Papa Benedicto XVI se ha comprometido firmemente en procurar una correcta comprensión del Concilio, rechazando como errónea la llamada “hermenéutica de la discontinuidad y de la ruptura”, y promoviendo la que él mismo ha llamado “hermenéutica de la reforma”, de la renovación dentro de la continuidad».

 

El Catecismo de la Iglesia Católica, como «auténtico fruto del concilio Vaticano II» (Carta apostólica Porta fidei, 4), se sitúa en la línea de esa «renovación dentro de la continuidad». Comprende «cosas nuevas y cosas antiguas» (Mt 13, 52). Por una parte, recoge el antiguo y tradicional orden de la catequesis, articulando su contenido en cuatro partes: el Credo, la liturgia, la vida en Cristo y la oración. Pero, al mismo tiempo, expresa todo ello de un modo nuevo para responder a los interrogantes de nuestra época.

 

 

Por encargo de Benedicto XVI, la Congregación
para la Doctrina de la Fe ha redactado una nota
con indicaciones pastorales para el Año de la fe

 

La Congregación para la doctrina de la fe ha ofrecido su ayuda, mediante una nota con indicaciones pastorales que no pretenden «excluir otras propuestas que el Espíritu Santo quiera suscitar entre los pastores y fieles de distintas partes del mundo».

 

La nota articula sus propuestas en cuatro niveles: 1) Iglesia universal. 2) Conferencias episcopales. 3) Diócesis. 4) Parroquias, comunidades, asociaciones y movimientos.

 

Algunas de estas sugerencias son:

 

Por ejemplo, junto a una solemne celebración para el inicio del Año de la fe y a otros varios acontecimientos en los que participará el Santo Padre (Asamblea del Sínodo de los obispos, Jornada mundial de la juventud de 2013), se recomiendan iniciativas ecuménicas para «invocar de Dios y favorecer la restauración de la unidad entre todos los cristianos» y «tendrá lugar una solemne celebración ecuménica para reafirmar la fe en Cristo de todos los bautizados».

 

A nivel de Conferencias episcopales, se estimula la calidad de la formación catequística eclesial y la revisión de «los catecismos locales y los subsidios catequísticos en uso en las Iglesias particulares, para asegurar su plena conformidad con el Catecismo de la Iglesia Católica», y se desea un amplio uso de los lenguajes de la comunicación y del arte, «transmisiones televisivas o radiofónicas, películas y publicaciones, incluso a nivel popular, accesibles a un público amplio, sobre el tema de la fe, sus principios y contenidos, así como la importancia eclesial del concilio Vaticano II».

 

A nivel diocesano, el Año de la fe se considera, entre otras cosas, como ocasión de «diálogo renovado y creativo entre fe y razón, a través de simposios, congresos y jornadas de estudio, especialmente en las universidades católicas» y como tiempo favorable para «celebraciones penitenciales..., en las cuales se ponga un énfasis especial en pedir perdón a Dios por los pecados contra la fe».

 

A nivel de parroquias, la propuesta central es la celebración de la fe en la liturgia y, de modo especial, en la Eucaristía, porque «en la Eucaristía, misterio de la fe y fuente de la nueva evangelización, la fe de la Iglesia es proclamada, celebrada y fortalecida». De esa iniciativa deberán nacer, crecer y difundirse todas las demás propuestas, entre las cuales tendrán una importancia particular las iniciativas emprendidas por los numerosos institutos, las nuevas comunidades y los movimientos eclesiales.

 

La finalidad es invitar a todos los miembros de la Iglesia a comprometerse en el Año de la fe para redescubrir y «compartir lo más valioso que tiene el cristiano: Jesucristo, Redentor del hombre, Rey del Universo, “iniciador y consumador de nuestra fe” (Hb 12, 2)».

 

 

 up

----------------------------------------------------------------------------------------------

 


Instituto Raspanti

Obispo Miguel Raspanti 605, Haedo - 4443-7445
 
A 50 años del Concilio
Ecuménico Vaticano II

 

Simposio Internacional – 11 al 14 de octubre de 2012

Con la participación y aportes de especialistas de las distintas disciplinas
y apasionados estudiosos.

 

Encuentros preparatorios:

 

-       17 de febrero, a las 19.00

 

conciliovaticanoII.jpg

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

Seminario Catequístico San Pío X

 



El ministerio catequístico,
una tarea primordial dentro
de la vida de la Iglesia

 

Dando gracias al Señor por el año de trabajo que concluyó del Seminario Catequístico San Pío X, El Sr. Obispo, Sacerdotes diocesanos, el Equipo de Formadores y estudiantes, participaron de la  celebración eucarística y posterior entrega de reconocimientos a la promoción de catequistas, que finalizó esta etapa en su formación. También, despidieron a la Hna. Stella Maris Rondan, quien en un gesto misionero junto a otras Religiosas de su congregación, fue enviada a la Provincia de Jujuy.

 

semincat7.jpg

 

Mons. Luis Guillermo Eichhorn motivó a gustar con alegría de la novedad de la Buena Noticia de Jesús y a vivir siempre entusiasmado y con afecto al Señor, para poder compartirlo con un auténtico testimonio de vida.

 

Agradeció el entusiasmo, apertura y hambre de la Palabra de Dios de los cursantes del Seminario, y a sus formadores. De manera especial, expresó su gratitud a la Hna. Stella por su entrega y dedicación, por haber puesto alma y vida en la tarea del Seminario. Ponderó la riqueza enorme que brindó, sobre todo, ayudando a meditar la Palabra de Dios.

 

El mandato misionero

 

Las lecturas fueron apropiadas para el tema de la evangelización de los pueblos.

 

“Vayan, hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo y enséñenles todo lo que les he dicho. Sepan que yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mt 28, 16 – 20)

 

Son las palabras del encargo de Jesús a sus Discípulos, es decir, la tarea, el ministerio que tienen que desempeñar.

 

Un ministerio es una tarea que el Señor nos ha encomendado y para la cual hemos sido elegidos”, resaltó Mons. Luis Guillermo Eichhorn.

 

semincat6.jpg

 

 “El Señor nos ha llamado, por lo tanto, tiene que haber una respuesta como la de ustedes que, respondiendo al llamado del Señor, han hecho este itinerario catequístico para capacitarse y llevar adelante la labor que Jesús nos pide”, señaló.

 

En este contexto, resuenan las palabras del Apóstol Pablo en la Carta a los Romanos: “Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado”.

Se refiere a nuestra salvación, a nuestra vida, y es fundamental tenerlo en cuenta en el ministerio de la catequesis. Con el corazón se cree para alcanzar la justicia y la santidad, con la boca se confiesa para ganar la salvación.

 

semincat4.jpg

 

“Qué hermoso que recibamos en nuestro corazón la Palabra, que respondamos a ella con una profesión de fe consiente y explícita, de manera que se transforme en una vida, en una forma de existir. Así, podremos anunciar con entusiasmo y testimonialmente la Palabra de Dios, porque se trata de anunciar a Jesucristo, la Buena Noticia que es Él para nosotros y para los hermanos”.

 

Este anuncio, no  es simplemente divulgar cosas sobre Jesús. “Anunciamos a un Jesús que ha tocado nuestro corazón, y que nos ha transformado. Anunciamos a Jesús, que es nuestro Señor y Salvador. Anunciamos palabras que no son nuestras, son de Dios; son la gran Palabra que Dios ha pronunciado: Su propio Hijo, quien se ha encarnado y está con nosotros, y a quien tenemos que anunciar, de quien tenemos que dar testimonio para que la gente crea en Él, y haciéndolo, alcance la salvación”.

 

semincat1.jpg

semincat2.jpg

 

Dice San Pablo: “¿Cómo invocamos sin creer en Él? ¿Y cómo creer sin haber oído hablar de Él? ¿Y cómo oír hablar de Él si nadie lo predica? ¿Y quiénes predicarán si no se los envía?”.

 

Somos nosotros los que tenemos que anunciar, para que el corazón de nuestros hermanos se abra a Jesucristo. Es a Él a quien predicamos, no a nosotros, sus Palabras son las que enseñamos, no las nuestras”, subrayó Mons. Luis Guillermo.

 

Esta misión de anunciar a Jesús, nos hace crecer en nuestra vida cristiana como discípulos, nos hace crecer en santidad, nos hace crecer en la fe. Porque la fe se acrecienta cuando se comparte, y por el contrario, cuando no se comparte corremos el peligro de perderla.

 

Que sigas anunciando con alegría la Palabra de Dios

 

Fue el deseo del Sr. Obispo y del Seminario Catequístico al despedir a la Hna. Stella, quien ha transcurrido su vida de religiosa en Morón desde el noviciado. La espera la provincia de Jujuy, dado que las Hermanas Misioneras Diocesanas de María Madre de la Iglesia han decidido realizar un “gesto misionero”, abriendo una comunidad en la localidad de Abra Pampa (Prelatura de Humahuaca).

 

semincat8.jpg

semincat9.jpg

 

Asumiendo el compromiso de rezar por ella, sus alumnos le agradecieron por haberles abierto las puertas a la Biblia, por reconciliarlos con el Antiguo Testamento, por su disponibilidad y vocación.

 

La Hna. Rondan por su parte, retribuyó al Sr. Obispo el haberla convocado para integrar el Equipo de Formadores que asumió el desafío de encarar un Seminario de Catequesis renovado en un estilo catecumenal.

Hoy veo la obra de Dios y la inspiración de Mons. Eichhorn, que a pesar de las dificultades pudo llevarlo adelante y nos dio un espacio a quienes amamos la catequesis y queremos anunciar a Jesús con alegría. Gracias por el espacio, la confianza y por haberme permitido trabajar con libertad”, expresó.

 

Sus alumnos quedaban sorprendidos en los encuentros. “Esto es un catequista, aquel que deja al otro asombrado y con ganas de más”, concluyó.

 

semincat5.jpg

semincat3.jpg

 

Que el Señor regale vocaciones de catequistas a la Diócesis.

 

 

up

 

-----------------------------------------------------------------------------

 

 

 

Formación Catequística en Estilo Catecumenal

 

¡Te esperamos!

Abierta la inscripción

 

Durante febrero, en la Curia diocesana:

Nuestra Señora del Buen Viaje 936 (Morón) – 4629-3143

Lunes a viernes, de 9 a 12 hs.

 

A partir de marzo, en el Seminario Catequístico San Pío X:

Nuestra Señora del Buen Viaje 952 (Morón) – 4489-2416

Jueves, de 18 a 21.30 hs., y sábados de 8.30 a 12.30 hs.

 

SeminCate.jpg

 

 

up

 

 

 



Grupo Ecológico Raíces de Vida

4623-3447 - beatrizventuriello95@hotmail.com

 

Sobre la intensión general para el mes de febrero del Santo Padre

aguas.jpg

 

A través de noticias desde el Vaticano, hemos leído la intención general para el mes de febrero que el Santo Padre Benedicto XVI, confió al Apostolado de la Oración:

“Para que todos los pueblos tengan pleno acceso al agua y a los recursos necesarios para su sustento cotidiano”.

 

“Tengamos conciencia de la importancia de este recurso natural y de las diversas maneras que el mundo nos pide que la cuidemos. Argentina es un país rico en recursos naturales y, sobre todo, en agua, que es tan necesaria para la vida. Cuidémosla, no la desperdiciemos para que nuestros descendientes puedan gozar de ella”.

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ