oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Abrazá con tu VIDA la NUEVA VIDA
MC900431561[1]
- Experiencias que construyen esperanza
MC900431561[1]
- Taller “No estamos solos” MC900431561[1]
- Te invito a amar, yo te ofrezco vida MC900431561[1]
- Preguntas de este tiempo
MC900431561[1]

        

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

GRÁVIDA MORÓN

logogravidama

Abrazá con tu VIDA la NUEVA VIDA


Jornadas de capacitación
para el servicio a la vida

Grávida Morón te quiere como voluntario para ofrecer tu talento, en un servicio de ayuda que acompaña a la embarazada en dificultad, previniendo el aborto y enseñando a ser mamá.

                       

Jornadas_de_Gravida.jpg

 

 

up

 

 

 

 

 

Pastoral Familiar

 

Buenos Aires - Comisión de Niñez y Adolescencia en Riesgo

 

Experiencias que Construyen Esperanza

 

Invitamos a participar del 1º Seminario de Formación "La Participación como eje de las Políticas Públicas: Herramientas para el ejercicio de la ciudadanía", del Ciclo "Experiencias que Construyen Esperanza". Se realizará el miércoles 9 de mayo, a las 17:30 hs., en Venezuela 4145, Ciudad Autónoma de Bs. As.

 

Actividad no arancelada. Informes e inscripción: 4982-4611

cadenya@pastoralfamiliar.org.ar

www.pastoralfamiliar.org.ar

 

ciclo_de_seminario.jpg

 

 

up

 

-----------------------------------------------------------

 

 

 


Movimiento Familiar Cristiano

 

Talleres “NO ESTAMOS SOLOS”

 

Queremos compartir con todas las parejas y familias

en sus distintas situaciones, la Buena Noticia de Jesús.

 

¡Hay otra mirada desde la Fe!

 

¿Qué dice la Iglesia sobre las personas divorciadas en nueva unión?
¿Qué dice la Iglesia sobre las distintas realidades de la pareja en el Derecho Canónico?

 

Asesoría para posibles soluciones, a cargo de

Padre Carlos Baccioli

Doctor en Derecho Canónico

 

Padre Damián Ferreyra

Asesor Espiritual del Servicio

 

Padre Luis Luque

Asesor Espiritual del MFC. Diocesano

 

Dra. Bibiana Soler, Licenciado Yago Tubio y equipo de Laicos colaboradores

 

Parroquia “Jesús del Gran Poder”

(Del Prado Y De la Retranca – Parque Leloir)

 

ENCUENTRO-CONVIVENCIA abierto a toda persona interesada en el tema para compartir sobre la problemática de éstas familias.

 

13 de mayo, a partir de las 11.00 hs.

 

11.00 hs. – Inicio de la Santa Misa (para los que deseen participar de ella).
Luego, a las 12.00 hs., compartiremos un almuerzo a la canasta (traer algo para comer y beber). El Padre Baccioli nos propone tener un clima distendido alrededor de la mesa.
Traé todas tus preguntas e inquietudes.

 

¡JESÚS TIENE UN MENSAJE MISERICORDIOSO PARA TODOS!

 

1)     ¿A qué situaciones específicas se enfrentan?

2)      ¿Cuáles son los conflictos que deben atravesar quienes deciden “reincidir”     en la convivencia?

3)     ¿Sirve el aprendizaje que traen?

4)     ¿Cómo se llevan los tiempos de la adaptación familiar con los del romance?

5)     ¿Cómo se hace para disfrutar de las propias ilusiones cuando un hijo      rechaza la relación?

 

Hay muchos interrogantes, y nadie tiene recetas probadas. Nuestro deseo, en éste Encuentro-Convivencia, es abrir, al menos en parte, escenarios y temas nuevos.

 

Para mayores informes, comunicarse con el Equipo a los teléfonos

4628-0114 (Ani y Jorge) ó 4628-9076 (Teresa)

 

 

up

 

 

 

 

 

Pastoral de Juventud

 

logopascuajoven.jpg

"Te invito a amar, yo te ofrezco vida"

 

 
Pascua Joven 2012


AMAR ES DAR LA VIDA


En una realidad en la que vivimos rodeados de signos de muerte y a los cuales no somos ni podemos ser ajenos, Jesús nos ofrece AMAR de una forma distinta, sin límites. Nos invita a amar, ofreciendo su VIDA y nos llama a hacer lo mismo.

 

En el Retiro de Pascua Joven, que tuvo lugar del 30 de marzo al 1° de abril, en el Colegio Emaús de El Palomar, más de 1.300 jóvenes sin contar los servidores y coordinadores, recibieron esta invitación de Jesús.

 

 

La indiferencia, la ausencia de responsabilidad, la falta de solidaridad, la violencia, el odio son algunas de las formas de amenaza -manifiestas y encubiertas- contra la vida humana que sufrimos hoy en día. La vida está siendo atacada y desvalorizada por nosotros mismos.

Pero Jesús ofrece su Vida para que nosotros podamos ser felices. Porque Él nos amó primero, nosotros podemos amar, ofreciendo nuestra vida. El sentido más verdadero y profundo de la vida es ser un don que se realiza al darse y se expresa concretamente en el servicio a los demás. Amar es dar la vida.

 

 

Frente a la realidad y al dolor de la cultura de la muerte, Jesús es el signo de la Vida

 

Esos signos o formas de muerte que mencionamos al comienzo, fueron representados en Lázaro, a quién Jesús resucitó luego de cuatro días de estar muerto.

 

El P. Mariano Del Río, en uno de los momentos cumbre del Retiro, les habló a los jóvenes sobre la cultura de la muerte que va apareciendo en lo que nos toca vivir a diario.

“Lázaro es signo de la estas formas de muerte, pero ante esto, Jesús representa la Vida; a alguien que, frente al dolor y al sufrimiento, siente consternación, siente angustia, le duele el dolor del otro, se hace parte del dolor del otro. Frente a la realidad y al dolor de la cultura de la muerte, Jesús es el signo de la vida”.

 

“Cuando Jesús no está en tu vida, la cultura de la muerte gana”.
Fue el mensaje que el P. Mariano del Río les trasmitió. 

 

El gran milagro que queremos contemplar

Pero Jesús va más allá. Jesús se hace tan parte de la vida de Lázaro y de la nuestra, que en la Cruz, sufre y muere. Pero en esa muerte, que es por amor, le gana a la muerte y la vence, teniendo vida y vida en abundancia.

 

Cuando Jesús se acerca a Lázaro y este está cerca de Él, es cuando Lázaro puede volver a vivir.

“Jesús se acerca al dolor, a la situación de muerte y asume tu cruz, tu muerte, para transformarla y para vencerla. Nada de lo que nos pasa es ajeno al corazón de Jesús y su cruz. Nada de lo que nos duele, no está representado en Jesús crucificado. No le gusta sufrir, pero se hace solidario con nuestro dolor. Está cerca del sufrimiento y la muerte de tantos en estos tiempos que nos tocan vivir. Está cerca para transformarlos, para que esos Lázaros de hoy, al encontrarse con Él, puedan tener vida plena y en abundancia”, explicó el P. Mariano.

 

 

Dos dimensiones de Lázaro

La primera, tiene que ver con todo lo que hay en nosotros que es muerte. “En lo que nos pasa, somos Lázaro, y Jesús se acerca a nosotros trayéndonos a la vida”.

 

La segunda, tiene que ver con lo que ocurre con la vida del hombre o la mujer, cuando Jesús no está presente. “Lázaro fallece cuando Jesús está lejos. Lo primero que la hermana de Lázaro le reprocha a Jesús es: ‘Si vos hubieras estado acá, él no hubiera muerto’. Este es el gran mensaje: Cuando Jesús no está en tu vida, la cultura de la muerte gana”.

 

Yo vengo a traerte vida, una vida plena y en abundancia.

“El único que conocemos que pudo vencer a la muerte es Jesús. Y lo hizo porque amó hasta el extremo. Dio todo por nosotros, por la humanidad. Cuando Jesús no está en nuestra vida, la muerte nos gana. Cuando Jesús no está en nuestra historia, la muerte despliega su poder y nos empieza a enredar y aparenta que nos empieza a ganar. Pero el Evangelio nos muestra que en el momento indicado, Jesús se acerca a Lázaro y le dice que lo quiere vivo”.

 

 

Los signos de muerte son una oportunidad para decirle a Jesús: “Te necesito”.

“Lo necesitamos a Jesús, para sentirnos amados, para creer en el poder del amor, de la verdad, para que nos de fuerza para darle un abrazo a alguien y decirle que lo queremos mucho. O para que nos de fuerza para dejar de hacer algo que nos hace mal y hace mal a otros.

Lázaro, tiene algunos signos o cosas de muerte, pero cuando no está Jesús, es ahí donde se muere y donde no puede ser feliz.

Necesitamos ser amigos de Jesús, necesitamos que Él esté a nuestro lado, que nos enseñe a confiar, que nos enseñe a estar en paz”.

 

Para que Cristo nos resucite, solamente hay que hacer algo. Es la invitación que el P. Del Río les hizo al concluir: “Entregarle la vida. Dejarlo que Él se acerque y escucharlo decir: ‘Levantate, vení conmigo’. Dejarlo entrar en tu corazón ofreciéndole la propia vida tal cual es, que es la que Jesús más quiere”. 

 

 

Te invito a amar, yo te ofrezco vida

 

El éxito de Pascua Joven se debe en gran medida, al apoyo e impulso que recibe de Mons. Luis Guillermo Eichhorn.

 

El Sr. Obispo compartió muchos momentos del Retiro y presidió la Eucaristía del Domingo de Ramos. “Jesús siempre nos invita a algo que es superador. Algo que es un desafío, pero que nos plenifica. Jesús nos invita a amar”, afirmó durante su Homilía.

 

Recordó las palabras de Juan Pablo II al iniciar su pontificado: “No tengamos miedo, abramos las puertas a Cristo”; y de su primera Encíclica: “El hombre ha sido creado por amor y para el amor… El hombre, si no se le revela el amor, si no se le enseña el amor, si no lo puede vivir, queda frustrado”.

 

 

El hombre fue hecho para amar, si no lo hace, en su existencia queda frustrado. Hay que desecharlo igual que a un foco que fue hecho para dar luz, pero ya no sirve porque se ha quemado.

 

Por eso la importancia de la segunda parte de del lema, “Yo te ofrezco la vida”.

Si decidimos amar, Él nos hace vivir, y vivir en plenitud. Nos da una vida a pleno y para siempre, que nunca se acaba. Este es el proyecto de Dios, que podamos gozar para siempre de su amor, amándonos como hermanos. Porque todos somos hijos de Dios.

 

El P. Juan Herrera y su hermano Hugo durante una de las interpretaciones.
El pecado nos va atando, dejándonos imposibilitados, mudos y ciegos.

 

No estamos hablando de cualquier amor. Cuando Jesús les da el mandamiento del amor a sus discípulos, les dice: “Ámense los unos a los otros como yo los he amado”. Y el amor de Jesús no fue erótico, pasional, a flor de piel, no fue un amor meloso, meramente afectivo. Él entregó la vida para darnos la Vida, y nos da el ejemplo para que sepamos dar la vida, para que sepamos amar y amarnos como Él, sabiendo dar la vida unos por otros.

Lo difícil es vivirlo y cumplirlo cada día. Es un desafío, porque significa morir a tantas cosas que son expresión de nuestro egoísmo, de nuestra pereza, que nos van atando, dejándonos mudos y ciegos, imposibilitados de todo. El pecado es todo lo contrario al amor de Jesús, al amor de Dios.

 

 

Jesús lo dio todo, no se quedó con nada. El Evangelio de Juan, nos dice que hasta su propia Madre nos entregó antes de morir.

¿Qué le ofrecemos a Jesús hoy? ¿Lo amamos? ¿Qué le vamos a dar? No lo dudemos, animémonos a darle la vida. Animémonos a ponerla en las manos de Jesús, y Él seguro nos va a conducir por un camino de vida, de felicidad, de plenitud y de alegría. Animémonos a poner todo en las manos de Jesús y a seguirlo con todas las fuerzas, con entusiasmo y generosidad.

 

Con el corazón lleno por todo el amor que recibieron, algunos jóvenes comparten lo vivido. Afirmaron que Pascua Joven es muy importante en sus vidas, por permitirles un Encuentro con Jesús. Manifestaron su deseo de entregarle lo mejor a Cristo y comprometerse a vivir como Él quiere, dándole un sí contento, sin peros.

En la foto, junto a ellos se encuentra el P. Rodrigo Durini, miembro del Equipo para la Pastoral de Juventud. Rodrigo señaló que Pascua Joven no es una invitación fácil, porque implica abrir el corazón. Y este año 1300 jóvenes lo han hecho, venidos de muchos Colegios y Parroquias. “En medio de la cultura de la muerte que nos rodea, han elegido decirle sí a la cultura de la vida, decirle sí a la vida que nos trae Jesús”, expresó.

 

 

up

 

 

escuelaperiodismoban.jpg

 

 


Reflexionamos juntos

 

 

Preguntas de este tiempo

 

Este tiempo en el que el Señor ha querido que viviéramos, no es fácil de discernir.

 

Con perdón del ejemplo, que no es estrictamente evangélico, “es lo mismo un chorro, que un gran profesor”… “es lo mismo el que labura noche y día como un gil, que el que roba, el que mata, o está fuera de ley…” escribió Discépolo en Cambalache. Y esa descripción es tan actual, como el día en el que fue escrita. Con el agravante de que el “chorro” no es solamente alguien medio desharrapado que nos roba en la calle, sino un gran señor, con trajes de seda, oficinas espléndidas y un ejército de asesores de todo tipo. Y mucho más responsable que quien roba porque es lo único que aprendió a hacer.

 

Por eso, quisiera hoy compartir con ustedes algunos temas que llevo en el corazón.

Se habla mucho de la importancia de usar el casco cuando se anda en moto, y hay cantidad de avisos publicitarios recomendando, especialmente a los jóvenes, que se protejan con él. Está bien.

 

Se habla mucho de la importancia de no fumar, ya que el tabaco trae infinidad de problemas como el cáncer o el enfisema pulmonar. Los paquetes traen un cartelito, que nadie lee, que dice: “El fumar es perjudicial para la salud”. Es obligatorio tener lugares para fumadores y no fumadores. Hay una campaña en marcha que intenta concientizar más sobre el tema. Está bien.

 

Pero cada vez que veo uno de esos avisos, me pregunto… ¿Y la droga? ¿Y el paco? Carcomen el cerebro, distorsionan la realidad, llevan a quienes consumen a un infierno del que raramente pueden salir. Llevan a la muerte, propia y ajena. Y cada vez se inician a una edad menor. De todas las muertes por año a causa de la inseguridad, la droga está presente en un altísimo porcentaje. ¿Sobre ese tema no hay prevención? ¿No hay consejos? ¿No hay toma de conciencia?

No, no hay. Porque la droga mueve mucho dinero. Mucho más del que podemos imaginar. Más que el presupuesto de muchos países.

 

Y si se toca la raíz del mal en la perversión del inocente…

¿Qué decir de quienes son los responsables de que chiquitos de 9, 10, 11 años sean ya consumidores de paco? ¿Qué campaña hay al respecto? ¿Qué se hace por esos chicos y esas familias que buscan ayuda desesperadamente?

Y al hablar de los que inducen al consumo, no es lo mismo un chico de la misma edad que necesita reclutar a otros para seguir consumiendo, que aquellos que desde su oficina planean la distribución, venta y el uso de intermediarios.

 

Hay otra cuestión que nos presentan al revés y que muchas veces nos tuerce el discernimiento.

Una chiquita de 10, 12, 15 años queda embarazada por culpa de su padre, padrastro, cuñado, vecino, ya sabemos…

Inmediatamente se instala en los medios de comunicación la cuestión que plantean como la más importante: Si tiene que abortar o no.

Y siempre me hago la misma pregunta: ¿Y el violador? ¿En qué medio se habla del padre, padrastro, cuñado, vecino…? Queda en un cono de sombra y todo el peso de la situación recae en esa chiquita que, además de la situación traumática que vivió y que vive, es puesta frente a la muerte como única solución. Y esa muerte se lleva a una víctima inocente, que fue llamada a la vida por un padre, padrastro, cuñado, vecino, que desaparece. Se mata a la víctima y el responsable desaparece.

No se presenta la vida como la mejor opción, sino la muerte.

 

Y por eso, siempre pienso que las abortistas tienen voz porque sus madres las llevaron en sus vientres hasta que nacieron. Tienen voz propia porque les dieron vida.

Pero de eso tampoco se habla.

Y tengo especial cuidado en no juzgar a quienes, por una razón u otra, han abortado. Solo Dios sabe qué situaciones tuvieron que enfrentar que las llevaron a esa decisión. Pero en los casos que tengo cerca, que son varios, hay en todas una herida que no se borra.

El aborto deja una herida en el alma. Quienes lo han hecho, y van teniendo conciencia después, lo saben. Por eso es importante su testimonio, porque nadie habla de las secuelas del aborto.

Espiritualmente solo queda pedir perdón al Señor, y perdonarse, viviendo luego en defensa de la vida.

 

Una última reflexión.

Parece que el aborto es un tema en el que pelean los obispos contra las abortistas. Las mujeres que no estamos a favor del aborto no aparecemos, no nos manifestamos, no usamos la voz que la vida nos dio.

Y el tema no es una cuestión religiosa, es humana. Defendemos la vida de un ser humano, sea de la religión que fuese. En la defensa de esa vida estamos todos involucrados, católicos, ateos, judíos, evangélicos…

Pero, defendemos más nuestros bolsillos que la vida. El gran cacerolazo de la historia fue porque habían tocado nuestros bolsillos. La vida no nos convoca con fuerza. El amor tampoco. La verdad, tampoco.

 

¿Estamos adormecidos? ¿Tenemos miedo? ¿Somos cómodos? ¿No sabemos qué hacer?

Cada uno de nosotros tiene sus propias preguntas y sus propias respuestas.

Pongámonos a los pies del Señor y de su Madre Santísima… y tratemos de encontrar nuestras preguntas y nuestras respuestas…

 

Elena Scasso

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ