oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Desafío pastoral en favor de la vida
MC900431561[1]
-
Grávida Morón, una opción por la vida MC900431561[1]

         

Banner-koinonia_vacaciones.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

carilob.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

 

catedralchico

 

Iglesia Catedral de Morón

 

Desafío pastoral en favor de la vida

 

Disertación del Pbro. Jorge Oesterheld

 

Organizada por la comunidad de la Iglesia Catedral, el pasado 13 de noviembre, se llevó a cabo en las instalaciones del Colegio Parroquial Nuestra Señora del Buen Viaje una jornada “por la vida”, que contó con la participación del Pbro. Jorge Oesterheld, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, Responsable de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina y Párroco de Virgen de las Flores, de Morón. El P. Oesterheld habló sobre el desafío pastoral que tenemos los católicos de cuestionarnos y preguntarnos qué estamos haciendo y desde dónde estamos hablando, para que quienes tienen en peligro la vida, no sientan que nosotros los podemos ayudar.

 

Como actividad complementaria, se realizó la entrega de premios y la exposición de las fotos del Concurso de Fotografía “Celebra la Vida”.

fotovida1.jpg

1er Premio: "Ofrenda de Amor" - Autor: Norma Álvarez.

La autora compartió la historia de la foto que muestra la vida de las mamás tobas, quienes continúan apostando por la vida en medio de la pobreza, sin agua potable, sin lo básico para criar a sus bebés. La fotografía fue lograda durante la misión al Impenetrable, Chaco, del Grupo Misionero Interparroquial de las comunidades de Villa Tesei.

 

 

La no valorización de la vida

 

Todos sabemos hasta qué punto, por distintos motivos la vida se encuentra amenazada, y uno de ellos tiene que ver con la manipulación de la misma. Hay un ‘detalle’ que surge de un estudio sobre nuestra sociedad llevado a cabo por la Conferencia Episcopal Argentina, sobre el que el P. Jorge Oesterheld centró su atención:

 “La vida está en peligro por la injusticia, la vida está en peligro por la violencia, etc., pero sobre todo, está en peligro por la NO VALORIZACIÓN DE LA MISMA. Este ‘detalle’ en nuestra sociedad, la idea de no valorar la vida, es una de las peores cosas que nos puede pasar”, alertó.

 

El estudio mencionado, es un trabajo en el que se están analizando las respuestas y las actitudes de la gente (en grupos de distintas edades), ante el tema del aborto y situaciones que tengan que ver con el embarazo no deseado, para considerar posibles caminos de acción pastoral y comunicación.

fotovida2.jpg

2do Premio: "Recorriendo la Vida" - Autor: Andrea Recoar

 

Algunos datos son importantes, casi el 80 % de la gente que forma parte de estos grupos, y que son representativos de la sociedad, considera que hay vida desde el primer día de la concepción. Y simultáneamente, cuando siguen las preguntas, un altísimo porcentaje, más del 50% de ellos, está a favor del aborto. Entonces, la investigación apunta a saber ¿Por qué si reconocen que hay vida desde la concepción, están a favor del aborto?

 

“Preguntando más, se concluye que en muchísimos casos es, fundamentalmente, porque existe una falsa opción entre la vida humana que está por nacer y la propia vida. Muchos se ven acorralados a tener que elegir entre su vida y la nueva vida. No pueden imaginarse su vida con la nueva gestándose. La vida que llevan, de pronto, se les acabó, y no saben qué hacer.

 

 

A esto, se agrega otro elemento importante: Al dividir la gente por edades, nos encontramos con que la gente mayor es más partidaria de los abortos. La explicación es que las personas mayores son las madres o padres de estas chicas que quedan embarazadas. Eligen a sus hijas antes que a sus supuestos nietos y a la vida que tenían planeada para ellas, pues también es muy importante para ellos.

Así, la chica o la pareja joven que está viviendo esta situación se pregunta ¿Qué hacemos? Se encuentran completamente solos ante la decisión en ese camino, sin que nadie los acompañe, se ven acorralados.

 

Nosotros sabemos que no es elegir entre una vida y la otra, hay mucho para hablar y para apostar de otra manera”, explicó el Vocero del Episcopado.

 

Refiriéndose a la FOTO DEL IMPENETRABLE que ganó el primer premio del Concurso de Fotografía, remarcó un hecho notable: “¿Qué pasa en nuestras sociedades urbanas? Para una mamá como la de la foto, sin agua potable, en medio de la selva, es lo más natural traer una vida al mundo. Y una chica en un ámbito más urbano, ve esta vida como un atentado a la suya. Hay algo muy profundo que está mal.

 

Es por esto, que desde lo pastoral queremos defender la vida de la mamá, del papá, del chiquito, de todos. Queremos ir más allá que decir: ‘El aborto es un crimen’, frase que asusta y aísla más a quien no tiene con quien hablar y no sabe qué hacer con su vida y con la vida del que viene.

Insistir en mostrar que ‘sos la peor persona del mundo’, lo único que logra es encerrar y angustiar más, que se profundice el sentimiento de aversión a su vida y a esa vida que aparece”, sostuvo Oesterheld.

fotovida3.jpg

3er Premio: "Amor de Abuelo, Amor para Siempre" - Autor: Roberto Vaamonde

 

El paso siguiente es, preguntar ¿Por qué no podés hablar con alguien?

¿Con tus padres?  “No!”, responden. ¿Con un cura? Se ríen. “Si no entienden de los preservativos, qué van a entender hablar de esto”, dicen. ¡No saben con quién hablar! Y lo tremendo del aborto termina por convencerlos.

“Entonces, el desafío desde lo pastoral será no seguir poniendo a todas estas personas en la vereda de enfrente; y ver qué espacios tienen nuestra pastoral, nuestras Parroquias para quienes viven una situación así, para que se animen a tocar un timbre o llamar a alguien.

Entonces, sí realmente nos importa la vida de todos y no solamente tener razón y protestar, tenemos que empezar a montar estructuras pastorales para ellos.

 

Es increíble que la gente que vive problemas humanos muy profundos, muy serios, tenga la sensación de que por la Iglesia no va ser entendida, y no sólo por los curas, también por los laicos. ¿Qué imagen transmitimos? Eso debemos preguntarnos. Este sería el primer pasito a partir del cual tenemos que empezar a construir una cantidad de cosas en todas nuestras comunidades, en nosotros, en nuestro corazón.

 

El gran desafío es empezar a despegarnos de nuestra identidad católica, como algo que hay que defender, en lugar de algo que hay que compartir.

 

 

La transformación cultural en la que estamos, nos está metiendo en un mundo inimaginable. Para nosotros los cristianos, lejos de asustarnos, es un desafío maravilloso. Porque todas estas situaciones tienen que ver con el sentido de la vida, con la capacidad que tengamos de realmente creer y construir, hacer comunidad, hacer vínculos; y eso es lo que sabemos justamente como cristianos. Tenemos respuestas sobre el sentido de la vida, de la muerte, sobre cómo construir comunidad, cómo hacer vínculos. Tenemos muchos elementos que aportar.

 

Estamos viviendo una transformación inmensa que nos interpela en lo esencial de nuestra fe; a vivirla, a preguntarnos realmente qué es lo que nos sostiene, qué es lo que creemos. Y probablemente, los chicos, las chicas con un problema que no saben qué hacer, con un embarazo, con un niño que viene, justamente lo que están necesitando es encontrarse con ALGUIEN CON FE. No con alguien que los juzgue, ni con un médico, ni con un político, sino con alguien que se siente con ellos, que llore con ellos y que comparta desde la bronca, desde el desconcierto, esta FE, metiendo la raíz para iluminar esa situación desde la escucha, desde el respeto. No podemos hablar desde arriba, desde las leyes, ni desde la política. Tenemos que sacarnos la careta y encontrarnos como personas, con gente que está viviendo la misma transformación que nosotros, pero sin fe; por lo cual, es fundamental poder comunicarnos con ellos y que de alguna manera confíen en nosotros. Responder desde la fe con el Evangelio y el corazón en la mano, no con el código de derecho.

 

¿Por qué no confían en nuestras instituciones las personas que viven situaciones vitales y muy duras? La mayoría de las personas no percibe a la Iglesia como una Institución que está cerca de ellas.

Ahí, es donde se rompe el vínculo, y ahí, es donde está el desafío pastoral: Es de qué manera nos vamos a organizar para que la mayor cantidad de chicos y chicas que sufren el problema de un embarazo complicado, sientan que la comunidad tiene un lugar, una oreja, un corazón”, subrayó Oesterheld.

 

 

 

Y finalizando, opinó que todo lo que estamos viviendo, de una manera u otra, nos va llevar cada vez más, dejándonos llevar por los sentimientos más profundos, dejándonos conducir por el amor, por la caridad, a responder desde las entrañas, desde el alma ¡En qué creemos y por qué nos jugamos!

 

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

GRÁVIDA MORÓN

 

¿Estás embarazada?

 

Si tenés dudas y no sabés qué hacer…

Podemos ayudarte

 

15-5944-4038

 

Email: gravidamoron@gmail.com

 

¡Llamanos!

Nuestra ayuda es confidencial y gratuita

 

 

GRÁVIDA,
Centro de Asistencia a la Vida Naciente

 

Grávida es un servicio de nuestra Iglesia de ayuda a la vida por nacer, a la maternidad y a la paternidad en crisis.

 

Este centro de asistencia existe desde hace unos veinte años y se fue dando a conocer en las distintas Diócesis de nuestro país. En Morón, comenzó hace aproximadamente tres años y su sede funciona en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en Villa Udaondo.

 

Una opción por la vida

 

Carolina Jessenne, voluntaria del centro junto a su familia, presenta la propuesta y modalidad que tiene Grávida:

Grávida es un centro de asistencia a la vida naciente, un servicio que cuidando de la mamá, cuida de la vida del niño antes y después de nacer. Decimos GRÁVIDA, porque por un lado decimos gracias por la vida, y por otro, por la gravidez de la mujer. Es un servicio en el que los voluntarios se acercan a cuidar al bebé, pero cuidando la vida de la mamá. Para cuidar ese bebé que está en la panza, hay que cuidar a esa mamá que lo está gestando”.

 

“Grávida funciona por medio de centros de ayuda que atienden las 24 hs.

Estamos disponibles para salir al encuentro de aquella mamá (o papá) que esté en dificultad. Por eso, decimos que brindamos un servicio que promueve, defiende y cuida la vida del niño desde su concepción, saliendo al encuentro de la mamá, para asistirla y promoverla en su dignidad como mujer y madre”, explicó Carolina.

 

 

“Cuando el bebé llega a la vida de su mamá, en numerosos casos en una situación inesperada o en momentos inoportunos o de mucho dolor, de acuerdo a la situación que vive esa mamá, si esa mamá está acompañada, alentada, cuidada y mimada, ese embarazo puede significar un antes y un después para su bien. Es como una luz de esperanza en la vida de esta mamá, pero para eso, necesita del apoyo y acompañamiento de otros que se los puedan estar mostrando de esta manera”.

 

“Nuestro objetivo es llegar a las embarazadas en riesgo psicofísico de su embarazo, para ofrecerles en un espacio de amor y contención, una alternativa diferente de ayuda para evitar el aborto, en un proceso de crecimiento y autovaloración personal.

Siempre hay algo bueno de lo que uno puede agarrarse de la vida del otro, para poder ayudarlo. Respetando al otro, buscamos comprenderlo en su situación, escucharlo, acompasando su vida, respetando su proceso y logrando un camino de autovaloración  personal, cuidando siempre la vida”.  

 

Grávida Morón realiza distintas modalidades de talleres (informativos, preventivos, etc.), en las comunidades parroquiales y educativas que lo requieran. Las fotos corresponden al taller llevado a cabo en la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, de Hurlingham. Allí, el Padre Fernando Laguna, Párroco de la comunidad, destacó que Grávida es un servicio importantísimo en estos tiempos tan difíciles para nuestra sociedad. Es una institución que desde la caridad de la Iglesia, hace una buena opción, concreta, brindando un servicio desde la fe”.

 

¿Qué hace este servicio desde lo pastoral?

Lo  principal es el acompañamiento personal de las embarazadas en crisis, en riesgo de abortos y a las mamás en riesgo social, que pueden darse por presiones económicas, por presiones de salud, por situaciones psicológicas. Son muchos los motivos que pueden llevar a una mamá o pareja a pensar en el aborto como una alternativa.

 

La primera asistencia la brindamos con una línea de emergencia que, como se dijo, está abierta las 24 hs. del día. Allí, se puede comunicar cualquier persona que sepa de alguna mamá en estas situaciones, para ver de qué manera juntos podemos plantear alternativas diferentes para ella. La línea telefónica es una herramienta, además de las entrevistas, visitas al domicilio y demás. 

 

 

Otra propuesta es un espacio de talleres grupales.

Hay talleres de gestación, de todo lo concerniente con el embarazo; y talleres de crianza, de todo lo que tiene que ver con el primer año de vida.

 

También hacemos talleres preventivos con adolescentes y jóvenes, tratando de ir por colegios y comunidades parroquiales que nos convoquen. Los talleres se denominan ‘Haciendo una opción por la vida’. Tratamos el mensaje de que ellos pueden ser los primeros que pueden estar cerca de una mamá o una amiga a punto de abortar, y que ellos pueden estar para brindar otro tipo de ayuda.

La idea es prevenir para que puedan apreciar la vida desde la concepción y que se reconozcan como agentes que valoran la vida”.

 

Los talleres constituyen experiencias formativas y catequísticas de la promoción integral de la mujer mamá. Grávida cuida mucho la catequesis vivencial. “Siempre tratamos de traer  la presencia de María, presentándola como una adolescente que en aquel momento no tenía recursos económicos, y que tenía que escapar. José, al principio, no sabía lo que pasaba. Les mostramos a las jóvenes todo lo que tuvo que pasar María con su embarazo siendo muy joven. Mostramos a María como modelo de madre durante la gestación, el nacimiento y como mujer”. La Virgen de Guadalupe es Patrona y Modelo de Grávida.

 

El fin de los talleres es fortalecer el rol materno para el cuidado de la vida, para iniciar en el momento de cambio que es el embarazo, un proceso transformador de la madre, donde la mujer se abre, hace un clic. Esta mamá, en algún momento, también puede ser un agente multiplicador en su comunidad compartiendo su propia experiencia.

 

¿Quiénes llevan adelante estos talleres?

En Grávida existe la participación de voluntarios, colaboradores, catequistas y agentes de pastoral, y como son situaciones complejas, también se cuenta con un plantel de profesionales, psicólogos, docentes y trabajadores sociales. “Si hay situaciones concretas a trabajar, derivamos por si tiene que seguirse un tratamiento. Allí, en el acompañamiento necesitamos también profesionales. La idea es fortalecer el vínculo de mamá-bebe, en este proceso de acompañamiento para el cambio.

Los voluntarios de Grávida siempre deben buscar ponerse en los zapatos del otro, desde la comprensión, para ver qué le pasa a esta persona, o ver las heridas de personas después de un aborto. Acompañamos comprendiendo y alentando. Buscamos tener un diálogo con esa mamá o familia. No imponemos, porque las decisiones las toman las personas. Proponemos acompañar, asistir”.

 

Modalidad de Grávida

Una de las características de Grávida, y que hace a su modo de hacer y ser, es que busca un tratamiento personal y comunitario del amor.

 

“Salimos a dialogar con los hombres de nuestros tiempo. No salimos a confrontar, no es nuestro lugar; lo nuestro es el diálogo, el ver, el correrse del juzgar y proponer alternativas para salir al encuentro. Acompañamos a través de la escucha y confiando, amando y que ese amor se note en los gestos. Respetando y acompasando la realidad del otro, su cultura, su saber. El otro tiene mucho que enseñarme. Mostrar una opción de vida por el amor, la calidez. El proceso de autovaloración se hace entre todos, enseñando a cuidar la vida desde un proceso catequístico.

Se vive y construye un espacio de amor, escucha, contención y orientación, en un proceso de acompañamiento e intercambio de vida. Se vive en comunión con el otro y vamos construyendo juntos en el encuentro”.

 

La dinámica de la visitación.

Grávida, como María, parte sin demora al encuentro del otro en su necesidad, para acompañar, movidos por la fuerza del amor, para llegar a este bebé en riesgo de nacer, para abrazar a esa mamá y permanecer con ella hasta que lo necesite.

 

Por Emilce Billordo y colaboración de Catalina Marotta

 

 

Los interesados pueden acercarse a Grávida Morón

Sábados en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes,
Julián Balbín 4574, Villa Udaondo.

 

Línea telefónica 15 - 5944-4038

 

 

 

 

up

 

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ