oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Sobre la salud del R. P. Figueredo
MC900431561[1]
- Renovación de Votos y nuevo destino pastoral del Hno. Franco Viani
MC900431561[1]
- Fiesta de San Blas, protector de las gargantas MC900431561[1]
- “Para el que mira sin ver, la tierra es tierra nomás” – Transformaciones culturales y religiosas
MC900431561[1]

                       

Banner-koinonia_vacaciones.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

 

Sobre la salud del R. P. Figueredo

 

Agradeciendo las oraciones y preocupación de la comunidad, informamos que el R. P. Claudio Javier Figueredo, de la Congregación de San Miguel Arcángel, Vicario Parroquial de la Parroquia Nuestra Señora de Loreto y Asesor del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, se repone favorablemente de la operación paroscópica realizada ayer, 25 de enero, y ya se encuentra en su casa.

 

 

up

 

 

 

 

 

Religiosos Hospitalarios de San Juan de Dios

Av. Pedro Díaz 3300 (la “Z”), Hurlingham - 4452-8188/89/90

 



Renovación de Votos y nuevo destino pastoral del Hno. Franco Viani

 

Después de la etapa del Noviciado, cada año, los Religiosos Hospitalarios de San Juan de Dios renuevan sus Votos hasta el quinto año, que ya son los Votos Perpetuos (para toda la vida con la gracia de Dios). Los Hnos. de San Juan de Dios hacen un cuarto Voto, que es el de Hospitalidad.

 

El 20 de enero, Día de la Converción de San Juan de Dios, agradecido por la vocación que el Señor le dio, el Hno. Franco Viani renovó sus Votos en la Misa que tuvo lugar en la Capilla San Juan de Dios, del Centro de Rehabilitación de Hurlingham. Fue presidida por un Sacerdote de la Orden, el P. Joaquín Sánchez, y estuvieron presentes el Superior Provincial, Hno. Luis Mojica Paz, y el Hno. Luis Santander.

 

 

El Hno. Franco ha sido destinado al centro hospitalario que los Religiosos llevan adelante en la ciudad de Luján, Casa Nuestra Señora del Pilar, dedicado a la atención psiquiátrica. El mismo se encuentra a pocas cuadras de la Basílica Nacional de Nuestra Señora de Luján. Allí, seis pabellones requerirán su atención pastoral y continuará con otra etapa del escolasticado, preparándose, ahora, para los Votos Perpetuos.

 

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

Parroquia San Martín de Porres
Capilla San José Obrero

(Niza y Pedraza, Villa Tesei)

Fiesta de San Blas,

protector de las gargantas

                       

En Villa Tesei, en la Capilla San José Obrero perteneciente a la Parroquia San Martín de Porres, se está llevando a cabo la novena preparatoria de la Fiesta en honor a San Blas, Santo protector de las gargantas y Patrono del vecino país del Paraguay.

SAM_1615.JPG

 

Desde el 25 de enero, todos los dias se reza en la Capilla a las 19.00 hs.

 

25 /1 Celebración de la Palabra con la presencia del Diácono Daniel

26 /1 Rezaremos por las FAMILIAS

27 /1 Rezaremos por los DIFUNTOS

28 /2 Rezaremos por los JÓVENES Y NIÑOS

29 / 1 Rezaremos por los MISIONEROS

30 / 1 Rezaremos por las VOCACIONES

31 / 1 Rezaremos por la COMUNIDAD

1 / 2 Rezaremos por los ENFERMOS

2 /2 SANTA MISA FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR, 19,30 hs

BENDICIÓN DE LOS CIRIOS

 

VIERNES 3 DE FEBRERO

 

ADORACION DEL SANTISIMO, 19 HS

SANTA MISA EN HONOR DE SAN BLAS, 20 HS

Bendición de las gargantas

 

SÁBADO 4 DE FEBRERO

 

SERENATA EN HONOR AL SANTO EN LA PLAZA "LAS MALVINAS"

(Pedraza, Niza, Húsares, Rotterdam)

a partir de las 20 hs

Comida, canto, música y baile tipicos argentino-paraguayo

y para todos CACHACA TROPICAL.

 

Recordamos:

"El Obispo de Sebaste, Armenia, Blas, con su bendición obtenía la curación de muchos. Pero hubo una curación que captó la atención. Una mujer tenía a su hijito agonizando porque se le había atravesado una espina de pescado en la garganta. Corrió hacia el sitio por donde debía pasar el Santo se arrodilló y le presentó a su hijito que se ahogaba. San Blas colocó sus manos sobre la cabeza del niño y rezó por él. Inmediatamente la espina desapareció y el niño recuperó la salud”.

 

 

up

 

 

 



Fundación Monseñor Oscar Vicente Vetrano

Delegación para la Cultura y el Patrimonio Histórico

 

NSBV_-Ciclo_Comp._Saberes_Carteles_A3-.jpg

 

Transformaciones culturales y religiosas
a comienzos del siglo XXI

 

La Fundación Vetrano y la Delegación Diocesana para la Cultura y el Patrimonio Histórico, dieron inicio al Ciclo “Compartiendo Saberes”, en la Casa de la Cultura, con la participación del sociólogo y profesor de cultura religiosa, Dr. Aldo Ameigeiras.

 

Las grandes transformaciones que se viven en la actualidad, motivaron al equipo, conducido por Mons. Raúl Trotz y con el aporte de la Sra. Eloisa Ortíz de Elguea, a que el ciclo de Encuentros comenzara con este tema.

 

“Para el que mira sin ver,

la tierra es tierra nomás”

Atahualpa Yupanqui

 

 

¡Se están besando!

La Punilla, Quebrada de Cafayate, Salta, Argentina

Foto: Emilia Garassino.

 

Hay que aprender a ver, para después juzgar y actuar”. Fue la invitación, la propuesta del Dr. Ameigeiras, al brindar su análisis desde la perspectiva profesional de las ciencias sociales.

 

Transformación socio cultural

A veces, la “cultura” es identificada por elementos o expresiones de la misma, como el arte, el lenguaje, la literatura. Pero la “cultura” es mucho más amplia, la cultura atraviesa todas las prácticas sociales. Da el “sentido” para que la práctica social se pueda desplegar.

Un joven va con su padre a comprar un pantalón y lo sorprende porque quiere uno que está roto y desflecado. Lo quiere, porque las características que tiene, incluso ha sido industrialmente desgastado, hace al “sentido” que para los jóvenes hoy tiene esa marca o modelo. Un cuadro, una obra de arte, puede representar a la cultura, pero también una zapatilla gastada es un elemento de cultura, porque es producto del trabajo del hombre. Tiene tecnología, moda, uso, y se le aplican prácticas de consumo; tiene cantidad de elementos que sólo los pueden hacer los hombres.

 

Por eso, las transformaciones culturales no están separadas de las transformaciones sociales. Los aspectos culturales están estrechamente unidos a lo social.

 

Estamos viviendo en una época en el que dichas transformaciones son muy grandes. Se distinguen de los cambios anteriores (ejemplo, el momento de la máquina a vapor, del automóvil), porque los tiempos se han acelerado y las transformaciones tienen una gran magnitud. La relevancia de las transformaciones científicas y tecnológicas es enorme, al igual que las posibilidades que se van abriendo permanentemente por medio de estas.

 

ameigeiras.jpg

 

Nuevos mapas

Por lo cual, surge la necesidad de nuevos mapas, no geográficos, sino cognitivos, de saberes, porque estos han cambiado mucho. Mapas que orienten, que den referencias para movernos en estos tiempos.

Y surge un desafío, hay que saber leer esos mapas, interpretarlos. “Es necesario ver, para después juzgar y actuar”.

Ver primero, no adelantarse para juzgar. La invitación es a ver y comenzar a comprender. Es el desafío de estas transformaciones.

 

Actualmente, la globalización incrementó notablemente el proceso de internacionalización, que no es igual para todos; lo mismo que los procesos económicos, no son iguales en todas partes del mundo y no son positivos para todos. Se pone en riesgo lo económico y se crea exclusión y desigualdad social. Estos cambios tan grandes repercuten en la estructura social.

 

Ha cambiado el espacio urbano; el modelo de familia, antes había uno solo, la familia nuclear o elemental, hoy, hay diversidad de modelos familiares que son una realidad ya instalada; han cambiado instituciones básicas en la forma de relación entre el hombre y la mujer; también en la vida previa a conformar una familia, hace años atrás había un espacio para el noviazgo que hoy cambió.

                                

¿Cómo se transmitían los valores y principios? Fundamentalmente a través de la familia, a través de la escuela, de la Iglesia, de instituciones que gozaban de muy fuerte identidad. Por ejemplo, el trabajo. Una persona comenzaba su vida laboral y la terminaba en la misma empresa, se sentía integrante de la misma. La experiencia hoy, es totalmente distinta.

 

El surgimiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, contribuyen al cambio. Podemos recorrer el mundo en instantes y ya no es uno solo el discurso. Se puede pasar de un gran líder, autoridad, o del Papa, a cualquier persona, y todos están en igualdad en el medio. Por ejemplo, al hablar el Papa, los medios no lo transmiten en cadena deteniendo el resto de los programas, y pasan de él a cualquier espectáculo. Los medios igualan, no sólo el acontecimiento, sino también los mensajes, en un proceso que puede ser favorable o no. Además de esta igualación, dan acceso a otras miradas, a otras perspectivas.

Los medios no sólo traen imágenes, traen un “sentido”. Estamos ante nuevas formas comunicativas, como el celular, facebook.

Esto transforma la realidad, los “sentidos” y es cultura.

 

Relación entre lo local y lo global


Nuevas configuraciones del sentido

 

Crisis de sentidos - Puja de sentidos - Pluralidad

Aunque hay sentidos y valores que en determinadas culturas son permanentes, los sentidos cambian y se transforman. Cosas que antes estaban mal, se van incorporando en el “criterio del orden” y hoy, por ejemplo, se toman con normalidad.

 

Hay cosas de la cultura que permanecen, hay cosas del pasado, de la historia y de las raíces culturales, que hoy siguen teniendo vigencia y posibilidades de dar respuesta. Hay muchas otras cosas que son de museo, que ya no dan respuesta, y hay muchas otras que son nuevas. Por eso, existen “pujas de sentidos”. En el espacio público nunca hay vacio, siempre hay pujas de sentidos. Y el espacio público nunca es tierra de nadie. En todo caso, si no podemos salir de noche, es porque es tierra de los delincuentes o narcotraficantes. Es tierra de alguien. Lo mismo ocurre con los sentidos, nunca hay un vacio, siempre hay una puja.

 

¿Cuáles son los que sobresalen, los que predominan?

Las sociedades más tradicionales y antiguas (imperios, monarquías, etc.), estaban acostumbradas a un solo sentido que predominaba. Después, en occidente, el cristianismo marcó el sentido predominante, Pero con el advenimiento de la era moderna, esto cambio. Comienza la pluralidad, y cuando hay pluralidad, hay puja de sentidos. Estamos en un momento de puja de sentidos y de recomposición de los mismos.

 

La identidad no es algo estático, se va transformando como lo hacemos nosotros al crecer en edad. No sólo tenemos cambios físicos, también cambia la manera de pensar. La historia va cambiando y la puja es muy fuerte.

 

La globalización produce “descentramientos” muy grandes, entre otros, de saberes.
Cuando uno está centrado, está en equilibrio, pero si nos empujan perdemos el equilibrio y salimos de nuestro centro. Se produce el descentramiento y sentimos que estamos en un sismo. Se nos mueve el piso, da vértigo, se siente inestabilidad. El descentramiento produce esto. Los saberes cambian, están en consolidación, en renovación, y esto nos moviliza. Antes estaba muy claro lo blanco o lo negro, hoy se comienzan a ver matices. Es más difícil. No hay seguridad en las cosas que continuamente cambian, es como un mar que se mueve.

 

La globalización no sólo descentra, también desancla.

Lo propio de este tiempo y lo que genera esta movida  es el “desanclaje”.

Los tiempos de estar fijo y estáticos no existen más. La sociedad ya no es más estática.

 

Cruces culturales

Se dan muchos cruces culturales, no hay una sola cultura, se comienzan a mezclar. Los medios de comunicación nos hacen ver culturas muy distintas y que son válidas. Se suman los procesos de migración que generan mestización. Conviven lo tradicional con lo moderno, lo culto con lo popular, todo junto. Se produce el proceso de reunificación.

 

Las etnias quieren recuperar su identidad, como pasa con los pueblos originarios. Nos moviliza a tomar conciencia que somos latinoamericanos, que no nos miremos en el espejo que no nos pertenece. Cuando Madrid era una aldea, Tenochtitlán era una ciudad enorme; Cuzco era una ciudad desarrollada. En la Patagonia, los primeros colonizadores no llegaron en el siglo XIX, hay legados de hasta 12.000 años atrás. Fueron muchos años de negar lo latinoamericano.

 

Hoy, hay un proceso muy fuerte que a su vez nos cuestiona, cuando muchos inmigrantes de países vecinos acceden a la Argentina. Convivimos y están presentes, con el desafío consecuente de “multiculturalidad e interculturalidad”, de cómo se intercambian las culturas, porque para lo que una tiene un valor, para la otra es otro.

 

¿Cómo se convive, cómo se les dice que tal cultura es la verdadera y la otra es falsa? ¿Desde dónde? En los siglos XVIII y XIX se decía claramente que unos eran salvajes y que los otros tenían la civilización, pero esa civilización en el siglo XX demostró en algunos hechos, ser más salvaje que todas las demás (guerras mundiales, Hiroshima, hornos de exterminio del holocausto judíos, procesos de colonización en África, la esclavitud, etc.), poniendo la racionalidad al servicio de destruir personas.

 

Surgen nuevas identidades, otras se consolidan, se recomponen
en un proceso que afecta también a lo religioso.

En la Argentina, al arribar inmigrantes de países vecinos consolidan su identidad, porque necesitan apuntalar su identidad social y cultural, y lo logran apelando a sus matrices culturales propias. Lo mismo ocurre con los llegados a Buenos Aires desde las provincias del interior, que participan en fiestas típicas o hablan en quechua o guaraní, es una reafirmación de la identidad.

 

Hay también gente que recompone su identidad. Gente que viene del interior al medio urbano y cambia. Se transforma, conserva una cantidad de elementos y recuerdos, pero ya no es la misma persona, su vida cambió con sus circunstancias.

Ejemplo: Fiesta del Mailín. Se preparan para la foto la abuela, el papá, la mamá y se observa en el piso a los hijos vestidos de negro y con cinturones con tachas y cadenas colgando, que seguramente vienen del baile. Conviven dos culturas distintas, pero los jóvenes ya piensan diferente. Tal vez no vuelvan al Mailín, pero recuperarán el espacio de otra forma.

 

Aparecen nuevas subjetividades, como identidades laborales, identidades de género, que tienen que ver con reconocimientos de derechos, como la emancipación de la mujer.

 

Afloran nuevas identidades, como los homosexuales, una presencia en la sociedad con la cual nos encontramos y tenemos que conocer y comprender.

 

Dentro de estos procesos identitarios, está el tema del acceso a los derechos humanos, no sólo los grandes ítems, sino también los de segunda o tercera generación: Derechos sociales, culturales, la posibilidad que todos los seres humanos puedan acceder a una vida digna.

 

ameigeiras2.jpg

 

¿Cómo estas transformaciones han atravesado
el acontecimiento religioso?

 

Lo religioso comparte las mismas transformaciones que han resultado del conjunto de las instituciones sociales. No sólo las religiones están sometidas a procesos de transformación, también lo están las familias, las empresas, la educación.

Una de las peculiaridades de esta sociedad globalizada, es lo que se denomina: “La sociedad del conocimiento”. Esto implica un desafío enorme. Las sociedades del futuro van a tener posibilidades de crecimiento para sus pueblos, acorde a sus posibilidades educativas y científicas.

 

La “secularización” es un proceso que acompaña a las sociedades desde la modernidad (gran cambio científico, tecnológico, político que surge desde el siglo XVIII en adelante), en que la religión y sus instituciones pierden influencia sobre ellas, de modo que otras esferas del saber van ocupando su lugar.

 

Antes, se decía que la secularización es la pérdida de lo religioso. Hoy, la modernidad genera un movimiento de lo religioso, para ver cómo se replantea frente a esta.

Hay sí, una pérdida del poder de lo religioso en la sociedad. Antes, la voz de la religión era la que determinaba socialmente lo que había que hacer. Hoy, ya no es así, sigue teniendo un poder importante para los que creen en esa perspectiva, pero no para el conjunto de la sociedad en occidente. Las cuestiones públicas se resuelven a través de los consensos, la determinación, la voluntad de los ciudadanos.

 

Por otro lado, hay una recomposición de lo religioso. No se cree más ni menos que antes, se cree de igual manera, pero con formas distintas. Estas formas tienen que ver con la “desinstitucionalización” de lo religioso.

 

Pero también hay “desinstitucionalización” del Estado, de las organizaciones civiles, la pertenencia a fuerte a las instituciones.

En lo religioso se ve muy claro, hay una toma de distancia. No sólo la Iglesia Católica, las religiones en general tienen una enorme dificultad para regular la creencia de las personas, para definir cuál es legítima.

En el siglo XVI Y XVII, en América, el catolicismo era hegemónico y determinaba cuál era la forma legítima de creer. Solamente posibilitaba a algunas formas reducidas, en un primer momento a las colectividades migrantes y que no podían predicar fuera de ellas.

Después, se pasó a una tolerancia relativa, y luego, a un pluralismo religioso.

 

Numerosas de las formas de culto actuales están desde mucho antes, pero anteriormente estaban ocultas.

Hoy, se dice que la gente cree a su manera, que adecúa la religión como puede. Antes, había un número mayor de gente que seguía las normas de la Iglesia muy estrictamente.

 

Hay dos fenómenos que acompañan: La “comunitarización de lo religioso”. Se consolidan respuestas religiosas muy cerradas, muy fundamentalistas, muy tradicionales.

La “desregularización de lo religioso”. Las normas que antes eran muy estrictas siguen estando, pero hay que ver cómo los creyentes se posicionan frente a esas normas.

 

Las aguas están divididas entre los religiosos de todas las religiones. Hay quienes interpretan y opinan que todo esto es un maremoto y buscan de volver firmemente a las fuentes para afirmarse; y quienes dicen que sin perder las fuentes, hay que abrirse al diálogo, hay que interpretar lo nuevo, hay que buscar las nuevas modalidades.

 

Esto está en puja. Cada religión lo resuelve de manera distinta. Y todas, con mayor o menor intensidad, tienen estas pujas internas. Todas tratan de mostrar que son monolíticas, pero el creyente, al acercarse, ve que dentro de ellas hay muchos matices y miradas diferentes.

Ante esto, el creyente va avanzando en el proceso que es la “individuación de lo religioso”, la religión a la carta, el cuentapropismo religioso. Toma de la religión lo que puede. Por supuesto que estará atravesado fuertemente por su tradición católica, pero ya no siente aquello “estoy metiendo la pata porque hago tal cosa”. Y si me gusta el gauchito Gil o la difunta Correa, ¿Por qué no? Desde el punto de vista ortodoxo no es posible, pero desde la mencionada religiosidad es muy fuerte. Es el creer sin pertenecer. La individuación tiene aspectos positivos, pero también negativos, porque la misma aísla, impide el trabajo colectivo, comunitario.

 

Hay grandes “modalidades de creencias” que surgen con similitudes y discrepancias. Hay un mercado de bienes simbólicos muy fuerte, que hoy se conocen más. Antes, sólo se conocía el Judaísmo, el Islam, las grandes religiones, pero hoy el espectro es muy variado. “Es el pluralismo religioso”.

 

“La laicización” es un proceso largo y complejo a través del cual se van construyendo las libertades modernas que regulan la relación entre las Iglesias y los estados.

El estado al no tomar una religión, permite que todas las religiones se puedan expresar. Cuando había una sola religión, las cosas se entendían de una sola manera.

Argentina tiene libertad religiosa, pero no igualdad de culto, que se irá instalando cada vez más y se tocarán temas, como por ejemplo, las imágenes en espacios públicos.

 

Encuesta de religiosidad

Datos de argentina

 

ameigeiras3.jpg

El 91,1 % cree en Dios. Es un dato muy importante, demuestra que la secularización no es la pérdida de lo religioso. Hay porcentajes muy altos en el interior del país, pero disminuye en los centros más urbanos. Son los ámbitos en donde intervienen más elementos de globalización, de deterioro, de cruces, de movilidades, de falta de vínculos.

 

La religión de los argentinos.

 

ameigeiras4.jpg

El 76,5 % se declara católico.

 

Hay una modalidad que creció mucho y ocupa el segundo lugar, la indiferencia religiosa. Gente que no es que no cree en Dios, tiene una apertura a lo sobrenatural. Pero no cree claramente en las religiones.

 

La tercera en importancia son los cultos evangélicos. Los tradicionales anglicanos, luteranos, calvinistas han experimentado un descenso, pero se observa un gran crecimiento de los pentecostales. Entre las razones, el pentecostalismo tiene una pastoral que llega más, tienen respuestas que son distintas, tienen capacidad de articularse con la cultura popular, ha dado mayor respuesta a determinados sectores que otras iglesias.

 

Ranquin de creencias.

 

El 91.8 % cree en Jesucristo.

En el Espíritu Santo, el 84,8 %

En la Virgen María, el 80,1 %. Observando la estadística anterior, hay más gente que cree en la Virgen que católicos (76%). Estas personas que no participan de manera sacramental, tienen fe y se movilizan con ella de manera distinta.

 

ameigeiras5.jpg

 

La difunta Correa es clave en la zona cuyana.

El gauchito Gil, un fenómeno interesantísimo que surge en el litoral y ha crecido en todo el país. Hay modalidades que responden a las necesidades de la gente y a sus formas expresivas, como San Expedito o la Virgen que desata los nudos. Pero ¿Por qué el gauchito? ¿Qué encuentra la gente? Hay un reposicionamiento de la gente que es capaz de dar sus propias modalidades religiosas cuando no encuentra otra, y las hace retomando los elementos que tiene de su propia matriz cultural. El gauchito tiene una cruz grande que lo atraviesa y numerosos símbolos. Lo importante es ver cómo se va transformando esa religiosidad y el desafío que implica.

 

Relación con Dios

 

Otro aspecto que habla de la secularización y del cambio en la manera de lo religioso, es la estadística de cómo se relacionan los argentinos con Dios.

 

El 61,1 % contesta por su propia cuenta. Esto habla de un cambio muy grande en lo religioso, en el que mucha gente ha incorporado una modalidad, que para ella es absolutamente legítima, de vincularse con Dios en forma directa. No excluye lo otro, pero necesita hacerlo en forma directa.

 

¿Con qué frecuencia asiste al culto?

 

El 76 % afirma concurrir poco o nunca a los lugares de culto.

Esto también habla de un cambio en lo religioso. El porcentaje es muy alto y la pregunta es ¿Por qué? ¿Por qué están en la suya? ¿Qué sentido le encuentran a estar así? ¿Qué es lo que está pasando? ¿Qué nos están diciendo?

Lo mismo le pasa a otras instituciones que ya no tienen capacidad de respuesta, y tienen que ver cómo se adecuan, cómo buscan otra modalidad.

 

 

Es un tiempo desafiante e interesante. Hay que cuestionarse sin tener respuestas previas. Hay que formular las preguntas, para luego evaluar y obtener respuestas.

Es un tiempo de enormes desafíos, en el que hay que ampliar la capacidad de comprensión y de pensamiento. “No podemos quedarnos en lo nuestro, en nuestra historia, el tema es la capacidad de apertura a lo nuevo. Hay que hacer un esfuerzo de comprensión, que implica aprender a ver”, concluyó el Dr. Ameigeiras.

 

 

 

up

 

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ