oficinadeprensaobmoron.jpg

Página principal
Versión en WORD para imprimir o guardar
wordbot.jpg 

altasbot3.jpg facebookbot3.jpg


- Con espíritu de familia
MC900431561[1]
-
Formación para la Misión Permanente – Vivir y orar como discípulo misionero MC900431561[1]
- Amar incondicionalmente MC900431561[1]
- Semana Santa en Purísimo Corazón de María MC900431561[1]
- Acción Católica – Certamen Juvenil de Gestión Empresarial “Esperanza de Desarrollo”
MC900431561[1]

                                         

Banner-koinoniafinal.gif

productosdelcolmenarb.jpg


sancarlosb.jpg

 

drasilvana.jpg

 

carilo web.jpg

 

radiolabuenanoticiakoinonia.jpg

 

radiomariakoinonia2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

walsh3.gif

 

 

 

Equipo de Pastoral Familiar Diocesano

ASAMBLEA DE PASTORAL FAMILIAR

 

Buscando los lineamientos para
la Pastoral de la Familia

 

El 24 de marzo, dicha Pastoral (PF) cobró fuerza nuevamente en la Diócesis, al llevarse a cabo la Asamblea de la Familia. Durante su transcurso, a través de la reflexión de los participantes se buscaron las líneas de acción que marcarán los lineamientos de la Pastoral Familiar en Morón.

 

 

 

 

 

 

“La crisis de vocaciones tiene una crisis previa, que son las dificultades a nivel de la familia”, afirmó el Pbro. Javier Camelino, Asesor de Pastoral Familiar, señalando que se busca fortalecer las bases de ‘la familia’ que es el semillero de las vocaciones, tanto a la vida consagrada, como a la matrimonial.

 

Con espíritu de familia

 

En nuestros próximos envíos iremos compartiendo más de lo reflexionado. Hoy,

comenzamos con las palabras del Sr. Obispo, Mons. Luis Guillermo Eichhorn, quien inició su iluminación con el Salmo 128 (127):

 

¡Feliz quien teme al Señor
y sigue sus caminos!
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás feliz y todo te irá bien.
Tu esposa será como una vid fecunda
en el seno de tu hogar;
tus hijos, como retoño de olivo
alrededor de tu mesa.
¡Así será bendecido
el hombre que teme al Señor!
¡Que el Señor te bendiga desde Sión
todos los días de tu vida:
que contemples la paz de Jerusalén
y veas a los hijos de tus hijos!
¡Paz a Israel! 



I- Textos iluminadores

 

a- De la Palabra de Dios:


Gen 1, 26-28:           
“…Y Dios creó al hombre a su imagen: lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. Y los bendijo, diciéndoles: ‘Sean fecundos. Multiplíquense, llenen la tierra y sométanla’…”.


Gen 2, 18-25:            
“Después dijo el Señor Dios: ‘No conviene que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada’ (…). Luego, con la costilla que había sacado del hombre, el Señor Dios formó una mujer y se la presentó al hombre (…). Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y los dos llegan a ser una sola carne”.

Col  3, 21-21:            

“Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia. Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señoríos ha perdonado: hagan ustedes lo mismo. Sobre todo, revístanse del amor, que es el vínculo de la perfección. Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque formamos un solo Cuerpo. Y vivan en la acción de gracias.           
Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados. Todo lo que puedan decir o realizar, háganlo siempre en nombre del Señor Jesús, dando gracias por Él a Dios Padre.            
Mujeres, sean dóciles a su marido, como corresponde a los discípulos del Señor. Maridos, amen a su mujer, y no le amarguen la vida. Hijos, obedezcan siempre a sus padres, porque esto es agradable al Señor. Padres, no exasperen a sus hijos, para que ellos no se desanimen”.

 

 

b- Del Documento de Aparecida (DA)
(Los resaltados son del Sr. Obispo):

1. La buena nueva de la familia.             


El DA (nn. 114-119) nos brinda hermosas ideas sobre la “buena nueva” (Evangelio) de la familia. Algunas ideas fundamentales:

 

El “evangelio” (anuncio de una buena noticia) es causa de alegría y felicidad. ¿Cuál es esta buena noticia que debemos vivir y anunciar? Podríamos decirlo en pocas palabras: “¡Dios es amor! ¡Dios es comunión, es familia!            
“…Y Dios creó al hombre a su imagen: lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. Y los bendijo, diciéndoles: ‘Sean fecundos. Multiplíquense, llenen la tierra y sométanla’…” (Gen 1, 26-28).
Una comunión de amor que es fecunda, al servicio de la vida. El matrimonio cristiano, la familia, está llamada a ser un testimonio vivo de este amor de Dios. Más aún, del amor de Cristo a la Iglesia, por la cual “se entregó por ella para santificarla” (Ef 5, 25).

 

“Dios ha creado al hombre a su imagen y semejanza, llamándolo a la existencia por amor, lo ha llamado al mismo tiempo al amor” (FC 11).

 

Familia, signo, testimonio alegre y feliz de amor, de comunión, de santidad, en la cual los hijos serán reflejo viviente del amor conyugal: “Los cónyuges, a la vez que se donan entre sí, dan más allá de sí mismos la realidad del hijo, reflejo viviente de su amor, signo permanente de la unidad conyugal y síntesis viva del padre y de la madre” (FC 14).

 

 2. La familia como “lugar teológico”.  

        

Lugar “teológico”, pues es creado por Dios, es presencia de Dios, es encuentro con Dios, es signo de Dios-amor, es anticipo de la comunión eterna. Dice el DA:

 

 432. La familia es uno de los tesoros más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y es patrimonio de la humanidad entera. En nuestros países, una parte importante de la población está afectada por difíciles condiciones de vida que amenazan directamente la institución familiar. En nuestra condición de discípulos y misioneros de Jesucristo, estamos llamados a trabajar para que esta situación sea transformada, y la familia asuma su ser y su misión en el ámbito de la sociedad y de la Iglesia.

 

433. La familia cristiana está fundada en el sacramento del matrimonio entre un varón y una mujer, signo del amor de Dios por la humanidad y de la entrega de Cristo por su esposa, la Iglesia. Desde esta alianza de amor, se despliegan la paternidad y la maternidad, la filiación y la fraternidad, y el compromiso de los dos por una sociedad mejor.

 

 434. Creemos que la familia es imagen de Dios que, en su misterio más íntimo no es una soledad, sino una familia. En la comunión de amor de las tres Personas divinas, nuestras familias tienen su origen, su modelo perfecto, su motivación más bella y su último destino.

 

3. La Pastoral familiar.

 

El DA nos señala acciones pastorales concretas en el Cap. 9: Familia, Personas y Vida. Además de las orientaciones generales para la pastoral familiar, nos aporta ideas para la pastoral de niños, de adolescentes y jóvenes, de ancianos, sobre la dignidad de la mujer, la responsabilidad del varón y padre, y la cultura de la vida. Nos quedamos en el primer punto, sin por eso dejar de dar importancia a los demás, que deberán ser asumidos en adelante.

 

En el n. 437, Aparecida nos puntualiza las acciones primordiales de la PF. Sintetizando:

 

* Que sea una pastoral integral y orgánica.

* Que tenga como finalidad familias evangelizadas y evangelizadoras.

* Atender la preparación remota y próxima al matrimonio.

* Promover leyes favorables a la familia y a la vida.

* Educación integral de todos los miembros de la familia, en especial la educación de los hijos y su iniciación a la vida cristiana.

* Paternidad y maternidad responsables.

* Estudiar las causas de las crisis matrimoniales y familiares.

* Formación de agentes pastorales.

* Atención y acompañamiento a las parejas de separados en nueva unión.

* Agilizar los trámites de nulidad matrimonial.

* Promover una ley de adopción ágil y eficaz.

* Acogida y acompañamiento a las adolescentes solteras embarazadas.

* Atención pastoral a las viudas (¿y los viudos?).

 

 

II- La Pastoral Familiar en nuestra Diócesis,
parroquias, comunidades educativas, etc.

 

* Lo primero es despertar inquietud, instalar el tema, suscitar el interés y preocupación por la familia en la pastoral ordinaria. La Pastoral Familiar es central y transversal a toda otra actividad: Siempre, cualquier acción pastoral que se realice, de una u otra forma toca a la familia. De lo cual se deduce que la PF se realiza en las bases, es decir en las comunidades parroquiales, en las capillas, en los movimientos y asociaciones, en las escuelas y colegios, en Cáritas, en la Catequesis, en la pastoral de adolescentes y jóvenes, en la pastoral de la salud, etc.

 

*  Debemos evitar caer en errores del pasado: Muchas veces se ha promovido la PF, y muchas veces quedó todo en la nada. Una de las razones –entre muchas- es que se pretendió que una comisión llevara adelante todo el trabajo, olvidando aquello de “si querés matar un proyecto, creá una comisión”. Es necesario un cambio en la estrategia. Más que una comisión para realizar un trabajo, se necesita un consejo estable, es decir, un grupo de gente que sepa y que piense, que estudie, establezca objetivos, oriente y planifique, que anime y apoye los emprendimientos y acciones concretas de las bases, y sobre todo, que aliente y promueva la PF en todas las comunidades, suscitando respuestas adecuadas a las necesidades concretas. El DA (204) nos dice: “La Parroquia no se propone llegar sólo a sujeto aislados, sino a la vida de todas las familias, para fortalecer su dimensión misionera”. Este consejo deberá procurar la participación de todos aquellos que están comprometidos con la PF.

 

* Preguntarnos con sinceridad: ¿Cómo evangelizamos a la familia? ¿Es un auténtico anuncio de la “buena noticia (evangelio) de la familia”? ¿Lo sentimos como tal?  ¿Damos un testimonio auténtico y alegre de nuestra vida familiar? Recordar lo que nos dice el DA: “Cuando crece la conciencia de pertenencia a Cristo, en razón de la gratitud y alegría que produce, crece también el ímpetu de comunicar a todos el don de ese encuentro. La misión no se limita a un programa o proyecto, sino que es compartir la experiencia del acontecimiento del encuentro con Cristo, testimoniarlo y anunciarlo de persona a persona, de comunidad a comunidad, y de la Iglesia a todos los confines del mundo” (DA 145).

 

“La Iglesia, como ‘comunidad de amor’, está llamada a reflejar la gloria del amor de Dios que, es comunión, y así atraer a las personas y a los pueblos hacia Cristo. En el ejercicio de la unidad querida por Jesús, los hombres y las mujeres de nuestro tiempo se sienten convocados y recorren la hermosa aventura de la fe. ‘Que también ellos vivan unidos a nosotros para que el mundo crea’ (Jn 17, 21). La Iglesia crece no por proselitismo sino por atracción: como Cristo atrae todo a sí con la fuerza de su amor. La Iglesia atrae cuando vive en comunión, pues los discípulos de Jesús serán reconocidos si se aman los unos a los otros como El nos amó (cf.Rom 12, 4.13; Jn 13, 34)”.

 

Debemos evitar el caer en lo que llamo “pastoral de los bomberos”, es decir, quedarnos en apagar los incendios, respondiendo apologéticamente, contestando a los ataques que se hacen a la familia, a la vida, al matrimonio, etc. Nuestra pastoral debe proponer un ideal evangélico de vida familiar, que sea novedoso, atractivo, positivo. Es la dimensión misionera, testimonial de la familia. “Una familia se hace evangelizadora de muchas otras y del ambiente en que ella vive” (cf. DA 204; FC 52). ¡Familias de discípulos misioneros!

 

* Mirar integralmente a la familia, no reduciendo la pastoral solamente a los matrimonios; atender también a los hijos, abuelos, etc. Para esto, ver lo que nos aporta el DA en su cap. 9º. El consejo debería promover y alentar pastorales específicas.

 

* Aprovechar los momentos de encuentro y acercamiento “tradicionales”: bautismo de los hijos, matrimonio, alguna celebración especial, catequesis de los niños, etc., planificando una pastoral y evangelización (proceso evangelizador) adecuadas, testimonial, kerygmática, que no sólo mire a la celebración en sí, sino a toda la vida cristiana de la familia: Se debe propiciar un verdadero encuentro con Jesucristo vivo que cambie la vida, que lleve a la conversión. Debe ser un  momento de re-iniciación en la vida cristiana, de recomienzo entusiasta. Toda pastoral y evangelización pre-sacramental debe apuntar y mirar al después: ¿Cómo  los acompañaremos? ¿Cómo se integrarán en la comunidad? ¿Cómo crecerán en su vida de fe? Esto ha de ser planificado con anterioridad y debe haber agentes pastorales capacitados para el acompañamiento. Se debe promover, junto a otras áreas pastorales, una fuerte pastoral bautismal integral.

 

* Convocar  y dar participación a las familias en la vida de la comunidad: Que no sean sólo oyentes pasivos; que sean encuentros “convocantes”: fiestas, celebraciones, encuentros, juegos, momentos para compartir (tiempos, vida, comida, etc.); como en las primeras comunidades: “…partían el pan en sus casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón” (Hech 2, 46). Que la comunidad sea “casa y escuela de comunión” (NMI 43-44). Que las familias sean protagonistas, en espíritu de “comunión y participación”.

 

* Tender a formar comunidades de familias en torno a la Palabra de Dios (Lectio Divina), la oración en común, compartir la vida y las experiencias, en unidad y amor fraterno y solidario, etc.. En todos los documentos pastorales de la Iglesia se nos sugiere la creación de pequeñas comunidades como ámbitos propicios para vivir y crecer en la fe. Lógicamente, no improvisar, es necesario el acompañamiento y una buena animación (capacitada) de dichas comunidades.

 

* Con respecto a los matrimonios (familias) de casados en nueva unión, es necesario un acompañamiento lleno de amor, familiaridad, acogida cordial; que se sientan en la comunidad “como en su casa”, sin ningún tipo de discriminación. Sabemos de la sensación dolorosa al no poder comulgar sacramentalmente, pero esto tiene que llevarnos a un planteo pastoral que puede ser muy rico: Revalorizar el momento de la liturgia de la Palabra, que es presencia real de Cristo, y la comunión espiritual, que también es comunión real con El. Esto además de una vivencia fraternal y comunitaria intensa, puede alimentar la vida y la fe y animar el amor a Dios y a los hermanos.

 

Por último, un deseo que llevo en el corazón:
Desde que llegué a esta Diócesis de Nuestra Señora del Buen Viaje, propicié el vivir con autenticidad una espiritualidad de comunión, basada en la idea fuerza del Concilio Vaticano IIº: la Iglesia es una comunión.

 

Este espíritu de comunión es propiamente ‘un espíritu de familia’. ¡Qué hermoso sería que toda nuestra diócesis pueda vivir sintiéndose verdadera familia, en la que los vínculos fraternos nos hagan más solidarios, comprometidos, y sobre todo unidos por el amorque ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu santo que se nos ha dado” (Rom 5, 5). “Que todos sean uno, para que el mundo crea” (Jn 17, 21).

 

Encomiendo este deseo a María, nuestra Madre del Buen Viaje: Ella vivió en una familia cuyo centro siempre fue Jesús; que ella nos enseñe a vivir siempre con Él.

 

 

up

 

 

AVISO Urgencia Sacerdotal.jpg Etcheverri.jpg

escuelaperiodismoban.jpg

 

 

 

 

octubremision.jpg

 

Equipo de Animación Misionera

 

Formación para la
Misión Permanente



“Vivir y orar como discípulo-misionero”


Ejercicios en la vida cotidiana


Si buscas tener un encuentro vivo con la persona de Jesús en tu vida cotidiana, escucharle cómo te habla en su Palabra, descubrir tu misión y experimentarte discípulo-misionero. El equipo de la “Misión Permanente” ofrece en nuestra Diócesis la experiencia de “Ejercicios en la Vida Cotidiana”.


Estos “Ejercicios” son una modalidad de ejercicios espirituales que se realizan grupalmente. Bajo el lema: “Vivir y orar como discípulo-misionero”, el grupo se reúne una vez a la semana.  Durante un mes, cada persona hace diariamente un camino de oración personal con la Palabra de Dios (Lectura orante). En la reunión semanal, compartimos como hermanos en la fe nuestra vivencia de la oración y nos formamos en la “Lectura orante de la Palabra de Dios”.

Duración: Un mes con una reunión semanal.
Información para parroquias, grupos y personas interesadas:
Equipo de la “Misión Permanente” - Teléfono:  3999-4055
E-mail:
mision.permanente@hotmail.com

 

 

---------------------------------------------------------------------------------

 

Cristo herido,
nos sana y nos levanta

 

Recordamos que se han distribuido los carteles animadores con el lema de Semana Santa y Pascua de este año, para motivar al encuentro personal y comunitario con Cristo vivo, que fue herido por nuestras ofensas e ingratitudes.

 

 

up

 

 

 

 

 

Parroquia Nuestra Señora de Loreto

Gualeguay 435, El Palomar - 4751-2271

 

Orden Franciscana – Provincia San Francisco Solano

 

“Yo pongo mis palabras en tu boca. Yo te establezco en este día para las naciones y los pueblos, para arrancar y derribar, para perder y demoler, para edificar y plantar” Jer 1, 10

 

Primera Misa de
Fray Martín Ariel Caserta
en su comunidad de origen

 

 

Fray Martín, quien fue ordenado el 9 de diciembre de 2011, en la Parroquia San Francisco de Asís, Misión San Francisco, Pichanal, Salta (Diócesis de Oran), el pasado 11 de marzo celebró la Eucaristía por primera vez en Nuestra Señora de Loreto de El Palomar, su comunidad de origen. Fue en acción de gracias por su vocación y por quienes de la comunidad, la favorecieron.

 

Amar incondicionalmente

 

Falta poco para Pascua y Fray Martín nos pregunta ¿Quién es Dios para mí? ¿Qué está haciendo por mí, por mi familia, por mi pueblo?

 

“En medio de celebrar, de la alegría de mostrar que Dios nos rescató, hay gente que va al Templo para otras cosas, por apariencias, para hacer sus negocios, para relacionarse con otros, pero no por lo esencial, que es relacionarse con Dios. Para decirle: ‘Soy pequeño, soy frágil, necesito de vos; vos sos el Señor de mi vida’.

Así, el lugar que tendría que ser de una relación amorosa del pueblo con Dios, de agradecimiento con Él, termina siendo un lugar de comercio. Incluso en nuestra oración: ‘Si vos haces esto, entonces yo hago tal cosa. Si yo hago esto, ¿Cuánto me das?’

Todos estamos invitados a purificar nuestra relación con Dios”, subrayó el P. Caserta, animando a aplicar la lógica del amor, la lógica de Dios que nos ama incondicionalmente, con toda nuestra vida, con lo bueno y lo malo.

 

 

“La cruz” es un escándalo para los judíos. Para ellos, el Dios todo poderoso que los liberó no viene a reinar desde un madero, no es un pobre carpintero crucificado. Es una locura también para los griegos, para quienes el Dios que está por encima de todo y más allá de lo creado, no se va a rebajar y hacerse humano, ni se va a poner en manos de los hombres. Pero esto es lo que Jesús viene a predicar con su humanidad y con su entrega: Que Dios es capaz de hacerse muy pequeño en un pesebre, en el altar; es capaz de hacerse muy pequeño y ponerse en nuestras manos; es capaz de acercarse a las personas que están heridas y están sufriendo, a los que están marginados del pueblo. A ellos es capaz de amarlos incondicionalmente, por eso lo crucificaron.

 

 

Esta es la imagen de Dios que Fray Martín Caserta nos invitó a descubrir en su primera Eucaristía en la Diócesis, para que le demos gracias al Señor por habernos amado incondicionalmente. Y su deseo fue que nos contagiemos de la “locura” que Pablo transmite a sus comunidades, la locura de amar como Dios.

 

 

 

up

 

 

 

 

 

Parroquia Purísimo Corazón de María
Santa Ana 3550, Bº San Alberto, Hurlingham  -  4665-1630

purisimo3.jpg

 

Semana Santa en nuestra comunidad

 

DOMINGO DE RAMOS:

9,30 hs: Bendición de Ramos y Misa en Purísimo Corazón

11,00 hs: Bendición de Ramos y Misa en Cristo de la Paz

                (Granada y Acoyte – Bº El Destino)

Aprovechemos la Semana Santa para hacer un honesto examen de conciencia y una sincera confesión sacramental.

 

JUEVES SANTO

20,00: Misa de la Cena del Señor, en Purísimo Corazón

           Finalizada la Misa, ADORACIÓN AL SANTÍSIMO, acompañando a Jesús en el Monte de los Olivos, hasta las 6,00 hs. del viernes.

 

 

VIERNES SANTO

15,00 hs: Pasión del Señor, en Cristo de la Paz

20,00 hs: VIA CRUCIS viviente desde Cristo de la Paz a Purísimo.

                (Día de ayuno y abstinencia)

 

SÁBADO SANTO

Día de recogimiento acompañando a la Madre Dolorosa

20,00 hs: SOLEMNE VIGILIA PASCUAL en Cristo de la Paz

               (Traer a la ceremonia una vela y un frasco con agua para ser bendecida).

               Luego un compartir para celebrar la Pascua en comunidad

 

DOMINGO DE PASCUA

11,00 hs: Misa Pascual en Purísimo Corazón.

                                     

 

 

up

 

 

 

 

 

Acción Católica

 

10° Certamen Juvenil de
Gestión Empresaria
l

 

Esperanza de Desarrollo 2012

 

 

Afiche-CED-2012.gif

 

 

Informes, asesoramiento e inscripción:

 

Acción Católica Argentina (011) 4331-6323

 

Asociación Cristiana de Jóvenes WWW.YMCA.ORG.AR (O11) 4311-4785

 

Por e-mail: certamened@accioncatolica.org.ar o info.secge@gmail.com

 

 

up

 

 

barra

 

Delegación para la Comunicación Social de la Diócesis de Morón

000501c7fea3$cb6337b0$2401a8c0@FABIANPARODI

botones Koino 3f

OFICINA DE PRENSA DEL OBISPADO DE MORÓN

Sr. Fabián Parodi.

De lunes a viernes de 9 a 12 horas.

Buen Viaje 936 - Morón     

Teléfono: 4629-3143

E-mail: obmoronprensa@speedy.com.ar

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de la información que ponemos al servicio de nuestros lectores, citando la fuente (Koinonia, newsletter de la Oficina de Prensa del Obispado de Morón).
Este servicio cumple con la legislación sobre correo electrónico y no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Su dirección de correo ha ingresado a nuestra base de datos por medio de solicitud o recomendación de nuestros usuarios. Si ha recibido este mensaje por error o simplemente desea cancelar la suscripción, puede hacerlo en la siguiente dirección:
obmoronprensa@speedy.com.ar
Pe
dimos por favor, sobre todo a las cuentas LIVE y HOTMAIL, marcar este correo como CORREO DESEADO, porque de no hacerlo, se afecta a los demás miembros de la red.

Altas CLICK AQUÍ